Las mujeres jóvenes en la India

Un estudio reciente de la ONU señala que el 47 % de las mujeres en la India son casadas por sus padres cuando todavía son menores de edad, lo que supone más del 40 % de los casos de bodas infantiles mundiales. “Además, no pueden compartir sus problemas con nadie. Por Pilmayquen Belgradi. En el norte de la India, en estados como Rajastán o Haryana, miles de mujeres y niñas entre 12 y 21 años son vendidas por comerciantes sin escrúpulos, para trabajos forzados en las zonas rurales o dedicarse a cumplir con las tareas domésticas de sus compradores. Unas 78.000 mujeres se quitaron la vida en 2010 en la India, lo que sitúa al suicidio como la principal causa de muerte entre las féminas entre los 15 y los 49 años, según el informe Global ... India Oxenberg, la hija de la actriz de Dinastía Catherine Oxenberg y también nieta de la princesa Isabel de Yugoslavia, fue una de las víctimas sexuales en la secta Nxivm Un estudio reciente de la ONU señala que el 47 % de las mujeres en la India son casadas por sus padres cuando todavía son menores de edad, lo que supone más del 40 % de los casos de bodas ... Lo preocupante es que la participación de la fuerza laboral femenina en India cayó de 36% en 2005-06 a 25,8% en 2015-16 y no es difícil entender por qué, si le echamos un vistazo a las ... La escasa atención a la salud de las mujeres en la India, sobre todo en las zonas rurales, provoca una peor cobertura sanitaria de este colectivo. Desde la infancia, una niña es peor alimentada que un niño. Esto produce altos índices de desnutrición y mortalidad. Además, están obligadas a trabajar en el campo y en el hogar. Las mujeres en la India se enfrentan a una doble discriminación: “la de pertenecer a un grupo social sin un lugar propio dentro de la sociedad india y la de ser mujer, con todos los problemas añadidos que esto conlleva en un país en el que las mujeres no son dueñas de su propio destino”.Estas palabras, expresadas por la Fundación Vicente Ferrer en el marco de una nueva campaña ... Entre los factores responsables del aumento de la población se encuentra la alta tasa de natalidad de las mujeres jóvenes. Un hecho que responde a la ... en la India como consecuencia de las ... Y es que en India, los abusos sexuales son uno de los mayores problemas que enfrentan las mujeres, de acuerdo con datos de la Agencia Nacional de Registro de Delitos de la India (NCRB), 39.068 ...

Cómo el estado indio de Kerala ha conseguido aplanar la curva del coronavirus (Yadul Krishna)

2020.06.02 20:40 silosenivengo Cómo el estado indio de Kerala ha conseguido aplanar la curva del coronavirus (Yadul Krishna)

« [...] Kerala, el estado que había superado una serie de desafíos como grandes inundaciones o el virus Nipah en los últimos dos años, ha demostrado al mundo que disponer de un sistema sanitario público y robusto puede ser de grandísima ayuda en tiempos de necesidad.
» [...] Kerala se preparaba para el enorme desafío que se avecinaba. Incluso antes de que se declarase su primer caso, las autoridades de este estado hicieron todos los esfuerzos posibles para frenar la expansión del virus, incluyendo la realización de exámenes a los pasajeros de los cuatro aeropuertos internacionales del estado y la formación de un Equipo de Respuesta Rápida que decidiese sobre el aislamiento y el tratamiento de pacientes potencialmente infectados.
»Kerala fue capaz de evitar la transmisión del virus de manera bastante eficaz cuando le tocó lidiar con los primeros casos de coronavirus detectados en tres estudiantes de medicina de Wuhan, que recibieron el alta tras dar negativo en dos pruebas. Desde entonces, la capacidad del estado para gestionar la crisis destacó sobre el resto del país. Cuando el virus golpeó por segunda vez, Kerala realizaba ya una vigilancia estricta. Disponía de una sala de control en funcionamiento, con expertos siguiendo los casos sospechosos y confirmados. Doctores y demás personal médico recibieron formación adecuada, y con medidas estrictas como el confinamiento (con las excepciones de acudir a por bienes básicos) y restricciones de movimiento, el número diario de posibles casos en los hospitales empezó a decrecer rápidamente y se dio el alta médica a muchas personas cuyo resultado en las pruebas era negativo. La transmisión en tiempo real de la información recogida resultó muy eficaz, ayudando al gobierno estatal a mantener la situación bajo control y a ganarse la confianza de la gente. El estado de Kerala se encuentra ahora preparado para responder a la expansión del virus.
»El estado de Kerala quiso asegurarse de que la ciudadanía recibía información en tiempo real, incluidos protocolos y consejos de prevención, para evitar que se sembrase alarma social. Realizó ruedas de prensa a diario y hasta lanzó una aplicación móvil que proporcionaba información actualizada. También se priorizó la salud mental de las personas y fueron desplegados más de 140 terapeutas en 14 distritos para proporcionar ayuda psicológica a las personas aisladas y en cuarentena, sabiendo que podrían ser estigmatizados y alienados por el público general. Dada la manera en que Kerala superó el Nipah, las personas emplean términos como cuarentena y aislamiento de manera natural y les han perdido cierto miedo. Habiendo abatido con éxito el Nipah y demostrando ahora su eficacia contra el Covid-19, Kerala ha dado un ejemplo al gobierno central y al resto de Estados de cómo no perder la calma y avanzar con la resolución del problema en caso de que una crisis así suceda.
»Durante la etapa de aumento de contagios, los ciudadanos se lanzaron a la compra de material como mascarillas y desinfectantes para manos, lo cual acabó provocando escasez. Esta fue una de las principales preocupaciones para el gobierno y la ciudadanía, pero, una vez más, las autoridades supieron diseñar un plan eficaz para combinar los esfuerzos de otros departamentos en la producción de los materiales necesarios. La empresa estatal de fabricación de fármacos aseguró que podría satisfacer la demanda de desinfectantes. El Departamento estatal de Justicia propuso a los internos de las prisiones fabricar mascarillas, y consiguieron producir 6.000 en apenas dos días. El gobierno también dio instrucciones estrictas para que el departamento no las vendiese al público por encima de un precio estipulado.
»Fue el mismo día en que el Primer Ministro, Narendra Modi, se dirigía al país por primera vez ablandándose con peticiones y mensajes emotivos, que el Ministro-jefe de Kerala, Pinarayi Vijayan, anunció un paquete de alivio de 2.600 millones USD para todo el estado. Desde el reparto de menús gratuitos para los estudiantes de preescolar mientras sus clases eran canceladas, a la instalación de banda ancha o la obligación de quedarse en casa, todas las medidas del gobierno resultaban tener un sentido de finalidad. El gobierno anunció el adelanto del pago de pensiones, créditos a familias vulnerables a través de una comunidad de ayuda vecinal centrada en la mujer, fortaleció las infraestructuras médicas y se aseguró de que las personas no perdían dinero por no poder trabajar.
»El gobierno de Kerala anunció también que repartiría alimentos de manera gratuita a todos los ciudadanos, independientemente de su renta, y la apertura de hoteles de bajo coste que cobrarían solo 0,26 USD por menú, junto con la promesa de que todos los bienes básicos y alimentos llegarían a las tiendas. Dando un ejemplo extraordinario, el gobierno comenzó a construir más de 1.000 cocinas por todo el estado para que nadie pasase hambre, todo con precios mínimos. Lo interesante es que también se tomaron medidas para entregar alimentos gratis directamente a las personas que no pudiesen pagarlo durante el periodo de confinamiento, para que así su dignidad no fuese cuestionada por los vecinos.
»Durante los 21 días de confinamiento en India, este estado meridional dio otra lección a las demás entidades estatales: Kerala reconoció a los trabajadores migrantes como “huéspedes” y abrirá 4.603 campos de socorro para más de 100.000 de aquellos, donde se les proporciona también comida y atención médica. Todo ello en un momento en que los migrantes de otros estados de India son obligados a caminar cientos de kilómetros para volver a sus hogares.
»Incluso si comparamos el caso del Kerala con el resto de India, existen algunos factores que hacen que tal efectividad en la respuesta de control haya sido posible solo en este estado. Kerala dispone de un sistema de salud fuerte, con centro de atención primaria por cada 3.95 km, mientras que la media estatal es de 7.3 km. Por eso el gobierno de Kerala es capaz de invertir y dirigir su aparato sanitario de manera eficaz, frente a la inoperancia del gobierno central, que dispone de una cama hospitalaria por cada 1.826 personas, un doctor por cada 11.600 personas y un ventilador por cada 333.333 personas. Lo que es más alarmante es que las estadísticas de test realizados en este pequeño estado suponen el 30% del total del país, mientras que estados como Gujarat o Maharashtra han realizado un número ínfimo de pruebas a su población.
»El gobierno de Kerala planea ahora reclutar a cientos de miles de jóvenes voluntarios del estado para Sannadha Sena, una organización de voluntarios, con el objetivo de proporcionar mano de obra a sus políticas. Así, en cada paso, Kerala a tomado medidas adecuadas en tiempo y forma para lidiar con la crisis. Con todo, Kerala no solo ha dado ejemplo en esta coyuntura, sino que también se encuentra entre los primeros puestos de toda India en materia de desarrollo humano, mortalidad infantil, alfabetización, transparencia, convivencia, etcétera, comparándose a veces con países desarrollados. También ha conseguido los mejores datos en relación al desarrollo sostenible. La manera en que Kerala ha puesto en práctica su modelo ha merecido los halagos de otros países, y otros estados de India han pedido ayuda para implementarlo.»
https://www.sinpermiso.info/textos/como-el-estado-indio-de-kerala-ha-conseguido-aplanar-la-curva-del-coronavirus
- Para saber cómo está la India y cuál ha sido la evolución de su crisis sanitaria por el coronavirus:
https://www.indiatoday.in/coronavirus-cases-tracker-dashboard/
https://www.mohfw.gov.in/
- Población del estado de Kerala:
https://indiapopulation2020.in/population-of-kerala-2020.html
submitted by silosenivengo to u/silosenivengo [link] [comments]


2020.04.13 18:27 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #6

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente.
Estos síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición al virus:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Escalofríos
  • Temblores y escalofríos que no ceden
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 1,035,045 58,964 5.7% 118,228 11.42%
España 212,917 24,275 11.4% 108,947 51.17%
Italia 201,505 27,359 13.58% 68,941 34.21%
Reino Unido 161,145 21,678 13.45% 0 0.0%
Alemania 160,004 6,314 3.95% 110,263 68.91%
Francia 129,859 23,660 18.22% 46,886 36.11%
Turquía 114,653 2,992 2.61% 38,809 33.85%
Irán 92,584 5,877 6.35% 72,439 78.24%
China 82,858 4,633 5.59% 77,578 93.63%
Brasil 73,166 5,083 6.95% 32,544 44.48%
Países Bajos 38,802 4,711 12.14% 0 0.0%
India 31,787 1,008 3.17% 7,797 24.53%
Suiza 29,264 1,380 4.72% 22,200 75.86%
Ecuador 24,258 871 3.59% 1,557 6.42%
Suecia 20,302 2,462 12.13% 1,435 7.07%
México 16,752 1,569 9.37% 2,627 15.68%
Pakistán 14,885 327 2.2% 3,425 23.01%
Chile 14,365 207 1.44% 7,710 53.67%
Japón 14,097 434 3.08% 3,187 22.61%
Corea del Sur 10,761 246 2.29% 8,922 82.91%
Filipinas 8,212 558 6.79% 1,023 12.46%
Noruega 7,660 206 2.69% 0 0.0%
Colombia 5,949 269 4.52% 1,268 21.31%
Argentina 4,114 207 5.03% 1,151 27.98%
Global 3,130,191 217,674 6.95% 937,571 29.95%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 4,474 348 7.78% 2,254 50.38%
Estado de México 2,722 128 4.7% 1,993 73.22%
Baja California​ 1,397 190 13.6% 1,019 72.94%
Tabasco 890 106 11.91% 457 51.35%
Sinaloa 803 130 16.19% 493 61.39%
Quintana Roo 698 90 12.89% 298 42.69%
Nuevo León​ 646 14 2.17% 245 37.93%
Puebla 583 75 12.86% 310 53.17%
Veracruz​ 465 38 8.17% 120 25.81%
Tamaulipas​ 429 18 4.2% 180 41.96%
Coahuila​ 394 38 9.64% 177 44.92%
Chihuahua​ 381 73 19.16% 105 27.56%
Yucatán 378 23 6.08% 111 29.37%
Jalisco 316 25 7.91% 144 45.57%
Baja California Sur​ 300 15 5.0% 160 53.33%
Guanajuato​ 281 22 7.83% 101 35.94%
Sonora​ 260 30 11.54% 47 18.08%
Michoacan 250 37 14.8% 120 48.0%
Morelos 244 28 11.48% 69 28.28%
Guerrero 239 36 15.06% 93 38.91%
Hidalgo 226 27 11.95% 80 35.4%
Aguascalientes​ 198 5 2.53% 44 22.22%
Tlaxcala 159 17 10.69% 55 34.59%
Chiapas 141 6 4.26% 86 60.99%
Querétaro 123 12 9.76% 48 39.02%
Oaxaca 121 17 14.05% 35 28.93%
San Luis Potosí 85 8 9.41% 20 23.53%
Campeche 81 18 22.22% 48 59.26%
Zacatecas 68 7 10.29% 26 38.24%
Nayarit 67 11 16.42% 19 28.36%
Durango 56 6 10.71% 22 39.29%
Colima 26 2 7.69% 10 38.46%
Total 17,501 1,600 9.14% 8,989 51.36%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Un nuevo récord de decesos se registró el 14 de abril cuando las autoridades de Salud revelaron el fallecimiento de 74 pacientes de COVID-19 en el país. Asimismo, Alomía planteó la posibilidad de que se contabilicen 90 muertes más de casos sospechosos que presentaban síntomas similares a los de esta enfermedad.​ Hasta este día, la tasa de mortalidad es de 0,26 por cien mil habitantes, mientras que el 40 % de las víctimas infectadas se ha recuperado de la enfermedad. De forma similar, se reportó que 8 de cada 10 casos se recuperan «espontáneamente porque el sistema inmune elimina al virus en un periodo de 14 días y no registran secuelas o daños».​
El 15 de abril se reportaron 5847 casos confirmados en el país, y 449 decesos incluido el de una niña de 12 años de edad, la víctima más pequeña de la enfermedad. López-Gatell subrayó que «la epidemia ha acelerado su paso» en México.​ Las autoridades sanitarias estimaron que el pico máximo de la epidemia habría de ocurrir entre el 8 y 10 de mayo, y el 23 habría de ser «la etapa crítica de hospitalizaciones» por esta enfermedad.​
El 21 de abril, Hugo López Gatell anunció el inicio de la Fase 3, con la cual se mantienen las medidas de sana distancia, al menos hasta el 30 de mayo.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 29-04-2020 a las 08:00:19
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.04.08 05:32 alforo_ Critóbal Colón, el genocida sin escrúpulos

Desde los tiempos inmemoriales de la escuela nacional católica del franquismo, se nos enseñó que Colón era nuestro héroe histórico, que había descubierto el «nuevo» continente y llevado la civilización a los «indios» que lo habitaban. Con el transcurso del tiempo descubrimos que Colón no era ni siquiera español, ni había descubierto un nuevo continente, y que lo que había en aquel continente no eran «indios» sino aborígenes americanos. En este didáctico trabajo del historiador estadounidense a Howard Zinn nos descubre el rostro macabro de un Colón del que nunca nos habían hablado en la escuela.

CRISTÓBAL COLÓN, EL GENOCIDA SIN ESCRÚPULOS
«Los hombres y las mujeres arawak, desnudos, morenos y presos de la perplejidad, emergieron de sus poblados hacia las playas de la isla y se adentraron en las aguas para ver más de cerca el extraño barco.
Cuando Colón y sus marineros desembarcaron portando espadas y hablando de forma rara, los nativos arawak corrieron a darles la bienvenida, a llevarles alimentos, agua y obsequios.
«Nos trajeron loros y bolas de algodón, – escribió Colón en su diario – langas y muchas otras cosas más que cambiaron por cuentas cascabeles de halcón. No tuvieron ningún inconveniente en darnos todo lo que poseían… Eran de fuerte constitución, con cuerpos bien hechos» hermosos rasgos… Al enseñarles una espada, la cogieron por la hoja y se cortaron al no saber lo que era. Con cincuenta hombres los subyugaríamos a todos, con ellos haríamos lo que quisiéramos».
Estos arawaks de las Islas Antillas se parecían mucho a los indígenas del continente, que eran extraordinarios – así los calificarían repetidamente los observadores europeos- por su hospitalidad, su entrega a la hora de compartir. Estos rasgos no estaban precisamente en auge en la Europa renacentista, dominada por la religión de los Papas, el gobierno de los reyes y la obsesión por el dinero que caracterizaba la civilización occidental y su primer emisario a las Américas, Cristóbal Colón.
ENFEBRECIDO POR EL ORO
La cuestión que más acuciaba a Colón era: ¿dónde está el oro? Había convencido a los reyes de España a que financiaran su expedición a esas tierras. Esperaba que al otro lado del Atlántico -en las «Indias» y en Asia – habría riquezas, oro y especias. Como otros ilustrados contemporáneos suyos, sabía que el mundo era esférico y que podía navegar hacia el oeste para llegar al Extremo Oriente.
España acababa de unificarse formando uno de los nuevos Estado-nación modernos, como Francia, Inglaterra y Portugal. Su población, mayormente compuesta por campesinos, trabajaba para la nobleza, que representaba el 2% de la población, siendo éstos los propietarios del 95% de la tierra.
España se había comprometido con la Iglesia Católica, había expulsado a todos los judíos y ahuyentado a los musulmanes. Como otros estados del mundo moderno, España buscaba oro, material que se estaba convirtiendo en la nueva medida de la riqueza, con más utilidad que la tierra porque todo lo podía comprar.
Había oro en Asia, o así se pensaba, y ciertamente había seda y especias, porque hacía unos siglos, Marco Polo y otros habían traído cosas maravillosas de sus expediciones por tierra. Al haber conquistado los turcos Constantinopla y el Mediterráneo oriental, y al estar las rutas terrestres a Asia en su poder, hacía falta una ruta marítima. España decidió jugar la carta de una larga expedición a través de un océano desconocido. El objetivo era claro: obtener esclavos y oro.
EL NEGOCIO DEL «DESCUBRIMIENTO»
A cambio de la aportación de oro y especias, a Colón le prometieron el 10% de los beneficios, el puesto de gobernador de las tierras descubiertas, además de la fama que conllevaría su nuevo título: Almirante del Mar Océano. Era comerciante de la ciudad italiana de Génova, tejedor eventual -hijo de un tejedor muy habilidoso-, y navegante experto.
Embarcó con tres carabelas, la más grande de las cuales era la Santa María, velero de unos treinta metros de largo, con una tripulación de treinta y nueve personas. Colón nunca hubiera llegado a Asia, que distaba miles de kilómetros más de lo que él había calculado, imaginándose un mundo más pequeño. Al cubrir la cuarta parte de esa distancia dio con una tierra desconocida que no figuraba en mapa alguno y que estaba entre Europa y Asia: las Américas.
Esto ocurrió a principios de octubre de 1492, treinta y tres días después de que él y su tripulación hubieran zarpado de las Islas Canarias, en la costa atlántica de África. De repente vieron ramas flotando en el agua, pájaros volando. Entonces, el día 12 de octubre, un marinero llamado Rodrigo vio la luna de la madrugada brillando en unas arenas blancas y dio la señal de alarma. Eran las islas Antillas, en el Caribe. Se suponía que el primer hombre que viera tierra tenía que obtener una pensión vitalicia de 10.000 maravedíes, pero Rodrigo nunca la recibió. Colón dijo que él había visto una luz la noche anterior y fue él quien recibió la recompensa.
Cuando se acercaron a tierra, los indios arawak les dieron la bienvenida nadando hacia los buques para recibirles. Los arawak vivían en pequeños pueblos comunales, y tenían una agricultura basada en el maíz, las batatas y la yuca. Sabían tejer e hilar, pero no tenían ni caballos ni animales de labranza. No tenían hierro, pero llevaban diminutos ornamentos de oro en las orejas. Este hecho iba a traer dramáticas consecuencias: Colón apresó a varios de ellos y les hizo embarcar, insistiendo en que le guiaran hasta el origen del oro. Luego navegó a la que hoy conocemos como isla de Cuba, y luego a la Hispaniola -la isla que hoy se compone de Haití y la República Dominicana-. Allí, los destellos de oro visibles en los ríos y la máscara de oro que un jefe indígena local ofreció a Colón provocaron visiones delirantes de oro sin fin.
LA PRIMERA BASE MILITAR EUROPEA EN AMÉRICA
En Hispaniola, Colón construyó un fuerte con la madera de la Santa María, que había embarrancado. Fue la primera base militar europea en el hemisferio occidental. Lo llamó Navidad, y allí dejó a treinta y nueve miembros de su tripulación con instrucciones de encontrar y almacenar oro. Apresó a más indígenas y los embarcó en las dos naves que le quedaban. En un lugar de la isla se enzarzó en una lucha con unos indígenas que se negaron a suministrarles la cantidad de arcos y flechas que él y sus hombres deseaban. Dos fueron atravesados con las espadas y murieron desangrados. Entonces la Niña y la Pinta embarcaron rumbo a las Azores y a España. Cuando el tiempo enfrió, algunos de los prisioneros indígenas murieron.
El informe de Colón a la Corte de Madrid era extravagante. Insistió en el hecho de que había llegado a Asia –se refería a Cuba– y a una isla de la costa china (Hispaniola).
«Hispaniola es un milagro. Montañas y colinas, llanuras y pasturas, son tan fértiles como hermosas… los puertos naturales son increíblemente buenos y hay muchos ríos anchos, la mayoría de los cuales contienen oro… Hay muchas especias, y nueve grandes minas de otros metales…»
Los indígenas, según el informe de Colón:
«son tan ingenuos, generosos con sus posesiones que nadie que no les hubiera visto se lo creería».
Concluyó su informe con una petición de ayuda a Sus Majestades, y ofreció que, a cambio, en su siguiente viaje, les traería «cuanto oro necesitasen… y cuantos esclavos pidiesen«. Se prodigó en expresiones de tipo religioso:
«Es así que el Dios eterno, Nuestro Señor, da victoria a los que siguen Su camino frente a lo que aparenta ser imposible».
FRACASO DE LA RESISTENCIA
Los arawaks intentaron reunir un ejército de resistencia, pero se enfrentaban a españoles que tenían armadura, mosquetes, espadas y caballos. Cuando los españoles hacían prisioneros, los ahorcaban o los quemaban en la hoguera. Entre los arawaks empezaron los suicidios en masa con veneno de yuca. Mataban a los niños para que no cayeran en manos de los españoles. En dos años la mitad de los 250.000 indígenas de Haití habían muerto por asesinato, mutilación o suicidio.
TESTIMONIO DEL GENOCIDIO
La principal fuente de información sobre lo que pasó en las islas después de la llegada de Colón -y para muchos temas, la única- es Bartolomé de las Casas. De sacerdote joven había participado en la conquista de Cuba. Durante un tiempo fue el propietario de una hacienda donde trabajaban esclavos indígenas, pero la abandonó y se convirtió en un vehemente crítico de la crueldad española. Las Casas transcribió el diario de Colón y, a los cincuenta años, empezó a escribir una Historia de las Indias en varios volúmenes.
Las Casas habla del tratamiento de los indígenas a manos de los españoles:
«Testimonios interminables… dan fe del temperamento benigno y pacífico de los nativos… Pero fue nuestra labor la de exasperar, asolar, matar, mutilar y destrozar; ¿a quién puede extrañar, pues si de vez en cuando intentaban matar a alguno de los nuestros?… El almirante, es verdad, fue tan ciego como los que le vinieron detrás, y tenía tantas ansias de complacer al Rey que cometió crímenes irreparables contra los indígenas…»
EPÍLOGO
El hecho de enfatizar el heroísmo de Colón y sus sucesores como navegantes y descubridores y de quitar énfasis al genocidio que provocaron no es una necesidad técnica sino una elección ideológica. Sirve -se quiera o no- para justificar lo que pasó.
Lo que quiero resaltar aquí no es el hecho de que debamos acusar, juzgar y condenar a Colón in absentia, al contar la historia. Ya pasó el tiempo de hacerlo; sería un inútil ejercicio académico de moralística. Quiero hacer hincapié en que todavía nos acompaña la costumbre de aceptar las atrocidades como el precio deplorable pero necesario que hay que pagar por el progreso.
El tratamiento de los héroes (Colón) y sus víctimas (los arawaks), -la sumisa aceptación de la conquista y el asesinato en el nombre del progreso-. es sólo un aspecto de una postura ante la historia que explica el pasado desde el punto de vista de los gobernadores, los conquistadores, los diplomáticos y los líderes. Es como si ellos -por ejemplo, Colón– merecieran la aceptación universal; como si ellos, – los Padres Fundadores, Jackson, Lincoln, Wilson, Roosevelt, Kennedy, los principales miembros del Congreso, los famosos jueces del Tribunal Supremo-, representaran a toda la nación.
No debemos aceptar la memoria de los estados como cosa propia. Las naciones no son comunidades y nunca lo fueron. La historia de cualquier país, si se presenta como si fuera la de una familia, disimula terribles conflictos de intereses (algo explosivo, casi siempre reprimido) entre conquistadores y conquistados, amos y esclavos, capitalistas y trabajadores, dominadores y dominados por razones de raza y sexo.
Prefiero explicar la historia del descubrimiento de América desde el punto de vista de los arawaks; la de la Constitución, desde la posición de los esclavos; la de Andrew Jackson, tal como lo verían los cherokees; la de la Guerra Civil, tal como la vieron los irlandeses de Nueva York; la de la Guerra de México, desde el punto de vista de los desertores del ejército de Scott; la de la eclosión del industrialismo, tal como lo vieron las jóvenes obreras de las fábricas textiles de Lowell; la de la Guerra Hispano-Estadounidense vista por los cubanos; la de la conquista de las Filipinas tal como la verían los soldados negros de Luzón; la de la Edad de Oro, tal como la vieron los agricultores sureños; la de la 1 Guerra Mundial, desde el punto de vista de los socialistas, y la de la Segunda vista por los pacifistas; la del New Deal de Roosevelt, tal como la vieron los negros de Harlem; la del Imperio Americano de posguerra, desde el punto de vista de los peones de Latinoamérica. Y así sucesivamente, dentro de los límites que se le imponen a una sola persona, por mucho que él o ella se esfuercen en «ver» la historia desde otros puntos de vista.
Howard Zinn, autor del texto que reproducimos, es un célebre historiador estadounidense, que ha publicado más de 20 libros sobre esa materia. Nacido en Brooklyn, en 1922, falleció en California en el año 2010, a los 87 años.
Desde la década de 1960, Zinn fue un auténtico referente en su país en la lucha por los derechos civiles y el movimiento antibélico . Entre sus libros más conocidos en el exterior, se encuentra «A People’s History of the United States», editada en castellano bajo el título de «La otra historia de los Estados Unidos».
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2020.04.02 19:31 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #5

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 562,506 22,151 3.94% 41,917 7.45%
España 169,510 17,614 10.39% 64,727 38.18%
Italia 156,363 19,899 12.73% 34,211 21.88%
Alemania 127,854 3,022 2.36% 52,889 41.37%
Francia 95,403 14,393 15.09% 27,186 28.5%
Reino Unido 88,621 11,329 12.78% 0 0.0%
China 82,160 3,341 4.07% 77,663 94.53%
Irán 73,303 4,585 6.25% 45,983 62.73%
Turquía 56,956 1,198 2.1% 3,446 6.05%
Países Bajos 26,551 2,823 10.63% 0 0.0%
Suiza 25,571 1,132 4.43% 12,700 49.67%
Brasil 22,685 1,267 5.59% 0 0.0%
Corea del Sur 10,537 217 2.06% 7,447 70.67%
India 9,352 324 3.46% 980 10.48%
Ecuador 7,466 333 4.46% 501 6.71%
Japón 7,255 102 1.41% 762 10.5%
Chile 7,525 82 1.09% 2,367 31.46%
Pakistán 5,496 93 1.69% 1,097 19.96%
Filipinas 4,932 315 6.39% 242 4.91%
México 4,661 296 6.35% 1,722 36.94%
Colombia 2,776 109 3.93% 257 9.26%
Argentina 2,208 95 4.3% 468 21.2%
Global 1,870,076 116,052 6.21% 441,323 23.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 1,328 56 4.22% 370 27.86%
Estado de México 523 22 4.21% 179 34.23%
Baja California 335 22 6.57% 105 31.34%
Puebla 256 20 7.81% 95 37.11%
Sinaloa 229 24 10.48% 35 15.28%
Quintana Roo 226 19 8.41% 77 34.07%
Jalisco 156 11 7.05% 130 83.33%
Tabasco 153 12 7.84% 80 52.29%
Coahuila 151 11 7.28% 45 29.8%
Nuevo León 124 5 4.03% 158 127.42%
Baja California Sur 120 2 1.67% 25 20.83%
Yucatán 107 6 5.61% 22 20.56%
Guanajuato 82 5 6.1% 56 68.29%
Veracruz 78 3 3.85% 20 25.64%
Guerrero 70 6 8.57% 15 21.43%
Sonora 69 5 7.25% 15 21.74%
Chihuahua 61 12 19.67% 27 44.26%
Querétaro 61 3 4.92% 28 45.9%
Michoacán 61 9 14.75% 18 29.51%
Hidalgo 58 9 15.52% 20 34.48%
Aguascalientes 55 1 1.82% 41 74.55%
San Luis Potosí 53 4 7.55% 29 54.72%
Tamaulipas 53 3 5.66% 19 35.85%
Morelos 44 7 15.91% 11 25.0%
Oaxaca 43 3 6.98% 12 27.91%
Chiapas 42 3 7.14% 10 23.81%
Tlaxcala 40 2 5.0% 4 10.0%
Nayarit 22 4 18.18% 10 45.45%
Campeche 19 1 5.26% 5 26.32%
Durango 16 4 25.0% 9 56.25%
Zacatecas 15 2 13.33% 7 46.67%
Colima 7 0 0.0% 4 57.14%
Total 4,657 296 6.36% 1,681 36.1%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 13-04-2020 a las 11:00:17
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.03.12 02:00 HuachiBot [Megathread] Coronavirus

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

En los casos confirmados de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado de tener síntomas leves a enfermedades graves, y hasta produjeron muertes. Los síntomas pueden incluir:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
Los CDC creen, en este momento, que los síntomas del COVID-19 podrían aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición.
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 562,506 22,151 3.94% 41,917 7.45%
España 169,510 17,614 10.39% 64,727 38.18%
Italia 156,363 19,899 12.73% 34,211 21.88%
Alemania 127,854 3,022 2.36% 52,889 41.37%
Francia 95,403 14,393 15.09% 27,186 28.5%
Reino Unido 88,621 11,329 12.78% 0 0.0%
China 82,160 3,341 4.07% 77,663 94.53%
Irán 73,303 4,585 6.25% 45,983 62.73%
Turquía 56,956 1,198 2.1% 3,446 6.05%
Países Bajos 26,551 2,823 10.63% 0 0.0%
Suiza 25,571 1,132 4.43% 12,700 49.67%
Brasil 22,685 1,267 5.59% 0 0.0%
Corea del Sur 10,537 217 2.06% 7,447 70.67%
India 9,352 324 3.46% 980 10.48%
Ecuador 7,466 333 4.46% 501 6.71%
Japón 7,255 102 1.41% 762 10.5%
Chile 7,525 82 1.09% 2,367 31.46%
Pakistán 5,496 93 1.69% 1,097 19.96%
Filipinas 4,932 315 6.39% 242 4.91%
México 4,661 296 6.35% 1,722 36.94%
Colombia 2,776 109 3.93% 257 9.26%
Argentina 2,208 95 4.3% 468 21.2%
Global 1,870,076 116,052 6.21% 441,323 23.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 1,328 56 4.22% 370 27.86%
Estado de México 523 22 4.21% 179 34.23%
Baja California 335 22 6.57% 105 31.34%
Puebla 256 20 7.81% 95 37.11%
Sinaloa 229 24 10.48% 35 15.28%
Quintana Roo 226 19 8.41% 77 34.07%
Jalisco 156 11 7.05% 130 83.33%
Tabasco 153 12 7.84% 80 52.29%
Coahuila 151 11 7.28% 45 29.8%
Nuevo León 124 5 4.03% 158 127.42%
Baja California Sur 120 2 1.67% 25 20.83%
Yucatán 107 6 5.61% 22 20.56%
Guanajuato 82 5 6.1% 56 68.29%
Veracruz 78 3 3.85% 20 25.64%
Guerrero 70 6 8.57% 15 21.43%
Sonora 69 5 7.25% 15 21.74%
Chihuahua 61 12 19.67% 27 44.26%
Querétaro 61 3 4.92% 28 45.9%
Michoacán 61 9 14.75% 18 29.51%
Hidalgo 58 9 15.52% 20 34.48%
Aguascalientes 55 1 1.82% 41 74.55%
San Luis Potosí 53 4 7.55% 29 54.72%
Tamaulipas 53 3 5.66% 19 35.85%
Morelos 44 7 15.91% 11 25.0%
Oaxaca 43 3 6.98% 12 27.91%
Chiapas 42 3 7.14% 10 23.81%
Tlaxcala 40 2 5.0% 4 10.0%
Nayarit 22 4 18.18% 10 45.45%
Campeche 19 1 5.26% 5 26.32%
Durango 16 4 25.0% 9 56.25%
Zacatecas 15 2 13.33% 7 46.67%
Colima 7 0 0.0% 4 57.14%
Total 4,657 296 6.36% 1,681 36.1%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos, se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 13-04-2020 a las 11:00:17
submitted by HuachiBot to Monterrey [link] [comments]


2019.09.28 21:32 Enchilada_McMustang "El nuevo oscurantismo: La ofensa nuestra de cada día" por Oscar Larroca

El nuevo oscurantismo: La ofensa nuestra de cada día
Óscar Larroca
(Nota publicada en número 52 de "La Pupila")
Historia
"No existe la censura moral, solo la ideológica" Federico Fellini
La censura significa, ni más ni menos, la imposición de límites a la libertad de expresión. Antes bien, esa expresión puede estar habitada por la nobleza o ser denigrante y apologética de delitos. De todos modos, la censura a cualquiera de esas posibilidades expresivas será impuesta por sujetos con poder que han asumido la voluntad de silenciar todas las ideas contrarias a sus intereses, normas o convicciones religiosas. Esas ideas, controversiales y pasibles de ser censuradas se transmiten a través de la oralidad, la escritura o la imagen, siendo las artes (literatura y pintura, principalmente) los blancos preferidos por tiranos de diverso linaje. En efecto, al pincel, la pluma y la voz, se agregó un elemento tutelar: la tijera.
Podemos determinar los distintos tipos de censura en función de quienes la invocan: estatal y directa (como la llevada adelante por genocidas de la talla de Hitler y Stalin), estatal e indirecta (mediante recursos de amparo, decretos y leyes consensuadas en defensa de la minoridad y de una «moral media» pública), religiosa y directa (como la ejercida por la Santa Inquisición), y civil y directa (protagonizada por organizaciones civiles profascistas, organizaciones «familiares» provida, o colectivos de adscripción).
La censura moral estuvo ligada a las religiones monoteístas, las cuales han participado activamente durante siglos en la fiscalización de todo material producido por escritores, artistas visuales y dramaturgos. Así, se hizo tristemente famosa la «hoguera de las vanidades» organizada por Savonarola: un acto pedagógico y purificador hacia el pueblo florentino. Algo análogo a lo que en el transcurso de las centurias otros opresores han hecho usando también hogueras, potros de tormento, campos de exterminio, «justicias infinitas» y «guerras santas».
El argumento más utilizado a la hora de justificar la censura es la ofensa. En la Inglaterra del siglo XIX se pusieron de moda algunos eufemismos y circunloquios bajo ese fundamento. Llegó a ser impensable utilizar en sociedad la palabra leg (pierna), breast o su plural breasts (senos). Para que nadie pensara en las piernas, las de los pianos (piano legs) se disfrazaban con telas, y las patas de las mesas estaban cubiertas con largos manteles. Según el investigador G. Rattray Taylor, era incluso inaceptable preguntarle a una mujer en una cena: «May I serve you a leg of chicken?» («¿Le puedo servir una pierna de pollo?»). Tampoco se podía decir trousers (pantalones), mejor pues: femoral habiliments (prendas femorales).
En los países de habla hispana los rodeos léxicos se emplearon frecuentemente hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX. Los genitales, por obra y gracia del pecado original, se convirtieron en «partes pudendas», «las vergüenzas», «las partes menos honestas» y «las partes». Con la aparición de la censura como institución jurídica, los jueces debieron ser más precisos en la tipificación de las obras que incurrían en esa nueva figura delictiva. En principio, esta obligación legal y política por definir aspectos asociados a la ofensa o la discriminación fue asumida por el trabajo concreto (ad hoc) de los juristas que tienen por cometido trazar los límites de lo que es socialmente aceptable. Hasta el segundo tercio del siglo XX su trabajo consistía, en algunos casos, en determinar si el vello púbico podía ser mostrado en una escena cinematográfica, o cuándo exactamente un pene debía ser declarado en erección.
La Iglesia y el Estado han recorrido un imbricado y azaroso camino desde las persecuciones en tiempos del Imperio romano, pasando por el césaropapismo bizantino, las teocracias y el galicanismo, hasta los modernos Estados-nación, en los que el gobierno asume la totalidad del poder temporal en beneficio de la moral pública y la cohesión nacional por sobre la pluralidad de intereses y credos.
Volviendo al tema de la censura moral, en 1930, la Asociación de Productores Cinematográficos de Estados Unidos (MPPA) aprobó un código pudoroso, más conocido como Código Hays por el nombre de uno de sus mentores intelectuales, Will H. Hays, y conocido también como «La censura cinematográfica de Hollywood». Su marco regulatorio fiscalizaba las siguientes temáticas: crímenes, blasfemias, alcohol, danza, y, por cierto, el vestuario, la sexualidad y el desnudo. Hasta 1956 el código permaneció inalterado, pero entre ese año y 1963 tuvo sus modificaciones, inevitables, hasta su desaparición definitiva.
Medio siglo más tarde, la censura regresa de la mano de grupos que fomentan la corrección política y la defensa a todo aquel espectador que exprese haber padecido algún tipo de ofensa. Curiosamente, esos grupos pertenecen a movimientos políticos organizados vinculados a la izquierda, a la inversa de lo que sucedió históricamente donde los perseguidores estaban vinculados a corporaciones derechistas. Esta voluntariosa disposición de purificar de la plaza pública a los ofensores en nombre de «la verdad», se parece demasiado a la ideología totalitaria, hoy ejecutada por quienes ayer estaban comprometidos con la emancipación del sujeto. Obsérvese que estos colectivos progresistas son muy abiertos ante aquellas obras artísticas que evoquen el sadomasoquismo, la ingesta de drogas, la promiscuidad o la genitalidad (lo cual, en principio, habla acertadamente de quien no antepone «lo moral» por encima de la estética). A decir verdad, no manifiestan demasiados reparos ante la representación de la crudeza, la performance violenta o la pornografía. Solo disparan sobre la producción simbólica, por ejemplo, cuando el relato ofende a una raza (por ausencia, por contexto o por humor) o cuando ofende a la mujer (si el personaje es demasiado femenino, estereotipado o sumiso). También colocarán la mira sobre el autor de acuerdo a las acciones que llevó adelante en su vida privada.
“Dibujitos animados racistas y machistas”
Algunos colectivos afines a las minorías étnicas pidieron a Netflix que retire de su grilla la serie Friends, por considerarla racista y misógina. Al mismo tiempo aterrizaron en Hollywood para exigir a la industria del cine que incluya, para la elaboración de sus personajes de ficción, la diversidad racial, antropomórfica y sexual. Hay series para adolescentes como Popular (cuyo autor es Ryan Murphy, el libretista de Glee) en la que sus personajes son negros, coreanos, indios, latinos y descendientes de las tribus nativas de Norteamérica. También hay una cuota para adolescentes petisos (Zoey 101, de Nickelodeon) y otra para individuos transexuales. La señal FOX Premium anunció el comienzo de Pose, la primera serie subtitulada al español con lenguaje inclusivo («nosotres», «estimades amigues», etcétera). En Netflix sobreabundan los documentales apologéticos sobre drogas y las series con personajes homosexuales, pero al mismo tiempo la empresa cuenta con un «coordinador de intimidad» (un eufemismo para esquivar la palabra «censor»).
Con respecto a la «visibilización de la diversidad», esta no pasa por llevar a la ficción un personaje de cada etnia, género, cultura o talla corporal. La literalidad es patrimonio de la realidad (o de una parte de ella) pero no es un atributo de la ficción. Precisamente, esa cercanía con lo real ha provocado que algunos espectadores confundan simulacro con realismo, ficción con literalidad y humor con blasfemia. A tal punto que varios jóvenes estadounidenses exigieron a las autoridades de FOX y a los guionistas de la serie animada Los Simpsons que suprimieran de la serie al personaje Apu por considerarlo un estereotipo ofensivo hacia la raza india. Es decir, por un lado, existe un reclamo para que se habilite una cuota étnica y racial, pero por otro lado, si los guionistas incurren en alguna «broma cruel» (el italiano mafioso, el policía corrupto, el clérigo pedófilo, el indio lleno de hijos, la mucama mexicana) se evoca la etiqueta de la ofensa y se exige su retiro. En el año 2019, la empresa Disney decidió eliminar de Toy Story 2 una escena donde asoma un aparente hecho de acoso sexual. La escena transcurre dentro de la caja donde se encuentra Oloroso Pete y dos muñecas Barbie. Esto es lo que dice el muñeco: «Ustedes dos son de verdad idénticas. Puedo conseguirles un papel en Toy Story 3». Tras esta frase, el personaje mira a la cámara y advierte que lo están grabando: «Perdón. ¿Es la toma? Bueno, chicas. Fue un verdadero gusto. Y cuando quieran que les dé consejos de actuación será un placer ayudarlas». La escena hace referencia a lo que en Estados Unidos se conoce como casting coach, o «casting sábana» en el Río de la Plata, acoso denunciado por muchas actrices.
“Libros machistas para niños”
Una escuela pública de la localidad española de Sarriá (Barcelona) ha retirado de su biblioteca 200 títulos porque no son del agrado de los defensores de esta nueva agenda de derechos. «Cuentos emblemáticos como La leyenda de San Jordi, Caperucita roja o La bella durmiente son ejemplares de historias tóxicas en perspectiva de género». La censura se ha llevado a cabo después de un «análisis exhaustivo de su contenido» […] «Se ha concluido que la mayoría de los personajes femeninos son secundarios y se les atribuyen tareas de cuidados o maternidad o tienen roles relacionados con el amor» (sic). De hecho, solo el 11 % de los libros han sido considerados «positivos en perspectiva de género». Vale entender que estos personajes «positivos» carecen de relieve y conflictos: no tienen, por ejemplo, atributos vinculados al cuidado doméstico (de hermanos o ancianos), ni están vinculados a la maternidad («un estereotipo impuesto por el patriarcado y la heteronorma», dicen). La institución alega que «los cuentos que son sexistas pueden contribuir, a la larga, a actitudes machistas o, incluso, de violencia de género». Es decir, si un niño lee el «sexista» La bella durmiente, puede provocar que acabe siendo un maltratador de mujeres.
La crítica literaria española Ana Garralón se pregunta qué harán con los títulos censurados: ¿Acaso quemarlos, como hacían los nazis y los comunistas con los libros que consideraban incorrectos? La Constitución española ampara en su Artículo 20 el derecho a la creación literaria y prohíbe expresamente la censura previa, por lo que los censores se apresuraron a precisar que Caperucita roja finalmente no sería retirado, «si bien no había pasado el test» (sic).
Para Garralón, censurar libros destinados a los niños es una práctica tan arcaica como la historia del libro y de la pedagogía. A fines de la década de 1990 varios lectores se quejaron de que en el bestseller ¿Dónde está Wally? «aparecía una mujer en topless». Un poco de escándalo fue suficiente para «vestirla» en su siguiente tiraje de imprenta. Todo este control y amenazas veladas repercuten en los hacedores de libros: escritores, editores e ilustradores. La ambigüedad, necesaria en la literatura, empieza a evaporarse. El humor, que se basa en la parodia y en ridiculizar, es uno de los grandes ausentes. Y nadie quiere que le acusen de ofender a los demás.
En la década de 1980 se comenzó a utilizar en una universidad estadounidense el término «políticamente correcto» para evitar las ofensas, acaso como un reflote involuntario de los eufemismos creados por los ingleses a mediados del siglo XIX. En lugar de decir «negro» se debe decir «persona de color» o «afroamericano», entre otras recomendaciones de un muy extenso listado que busca suavizar los calificativos considerados como humillantes. En 1990, el comediante estadounidense James Finn Garner publicó un libro donde aplicaba esta norma. El volumen se tituló Cuentos infantiles políticamente correctos. El de Caperucita roja comienza así: «Érase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja, que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, sino porque ello representaba un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad.»
Garralón observa que la literatura en general y los libros para niños en particular se empiezan a leer bajo una mirada hipersensible. Blancanieves es considerada inmoral por convivir con siete enanitos y, desde luego, se persigue a las princesas por perpetuar «modelos patriarcales» (excepto las que se «deconstruyen»: no se depilan las axilas y eructan). Como se sabe, paralelamente a la censura ejercida por «otro más poderoso» debemos considerar la autocensura: reflejo voluntario o involuntario en el autor como consecuencia de estos sojuzgamientos sociales. Por lo tanto ¿cómo escribir sin temor ante esa vigilancia en un mundo que está leyendo todo de manera literal?
En Alemania, un clásico como La pequeña bruja, de Otfried Preussler, está siendo revisionado para que se suprima del texto a dos personajes: un niño disfrazado de esquimal y otro de niño negro. La editorial negocia duramente con los herederos, quienes se defienden diciendo que el autor no era racista. Pero eso no será relevante: la policía del pensamiento tendrá la última palabra.
No importa la procedencia del escritor ni lo que hayas escrito, dice Garralón. Si el autor osó escribir la palabra «negro» para referirse a un personaje de piel negra, toda su obra será cuestionada. Los valores estéticos no son tomados en cuenta. Cada grupo, además, tiene una legión de «escritores» que inspeccionarán los cuentos (los libres de derechos de autor) para readaptarlos según sus consignas. El caso más reciente es una versión de El Principito, titulado La Principesa. Las autoras indican que, además de ser una traducción de género, «se reescribe con una mujer protagonista que viaja a planetas donde los oficios son desempeñados indistintamente por hombres y mujeres, donde los animales reciben un trato más amable que en la obra original y la rosa se ha transformado en un clavel» (sic). No es posible imaginar qué cosa podría haber respondido Antoine de Saint-Exupéry ante la frase «…los animales reciben un trato más amable que en la obra original…».
“Arte machista para adultos”
Hasta aquí, un ligero resumen de lo que acontece en el mundo editorial. ¿Pero qué sucede con aquellos artistas que nos han legado una obra artística extraordinaria pero sus vidas privadas son objeto de condena? En los últimos dos años, Gustave Courbet, Auguste Rodin, Pablo Picasso, Charles Dickens, Albert Einstein, James Joyce, Steve McQueen, Robert Crumb, Mick Jagger, Morgan Freeman, John Belushi, Quentin Tarantino, Jorge Lanata, Alfredo Casero, Ricardo Darín y Osvaldo Laport han sido algunos de los muchos creadores, políticos, actores, periodistas y hombres de ciencia señalados como misóginos.
En el Reino Unido, la Manchester Art Gallery retiró una pintura del prerrafaelista William Waterhouse, Hilas y las ninfas (1896), para «abrir un diálogo en torno al papel de la mujer en el arte». En España, doce mil personas firmaron un manifiesto para que se retirara de una muestra transitoria la pintura Térèse soñando (1938), de Balthus: una jovencita que deja ver, de manera provocativa, su ropa interior.
La lista no se detiene allí. Woody Allen ha sido descalificado como depravado y señalado como un sujeto execrable que mantuvo una relación incestuosa con su hija adoptada, mientras Kevin Spacey fue denunciado como acosador. El documental Leaving Neverland (Dan Reed, 2019) aborda en sus casi cuatro horas de duración los abusos sexuales perpetrados por Michael Jackson. Si bien todas estas conductas deben ser evaluadas y condenadas en los estamentos legales correspondientes, los activistas intentan desplazar el repudio hacia las creaciones artísticas de los acusados. Así, los detractores han presionado a las instituciones culturales, sellos cinematográficos y cadenas de distribución para que las obras de los nombrados fueran quitadas de las galerías (Pablo Picasso), se les rescindiera sus contratos cinematográficos (Woody Allen, Kevin Spacey) o se los purgara de alguna serie de dibujos animados (Michael Jackson). Resta saber quiénes son los mentores principales que —acechando bajo el argumento del oprobio y las prendas de la diversidad— contribuyen con cuantiosos recursos económicos para que toda esta cacería planetaria sea simultánea, sistemática y organizada.
“Racismo”
En mayo del año 2019, la escuela secundaria George Washington de la ciudad de San Francisco decidió invertir 600.000 dólares para destruir una serie de trece murales que cubren 150 metros cuadrados y narran la historia del primer presidente estadounidense, George Washington. El autor de las obras, Victor Arnautoff, fue un artista soviético que había emigrado a Estados Unidos y que en la década de 1930 pintó murales en edificios públicos para la Administración de Trabajo del gobierno, un proyecto de Franklin Roosevelt para darle empleo a artistas desempleados por la Gran Depresión. En los murales de Arnautoff, Washington les da órdenes a sus esclavos, los exploradores matan indios y el prócer aparece rodeado de sirvientes.
La escuela eliminó esas pinturas, no porque defiendan la idea de un prócer impoluto, sino porque «la presentación de minorías solo como víctimas es una agresión a nuestro alumnado. Queremos brindarles a nuestros alumnos un ambiente seguro» (sic).
En Uruguay, en el año 2018, se suscitó una polémica a propósito de un cartel en el que se muestra a una mujer negra amamantado a un bebé blanco. El afiche respondía a la convocatoria anual que hacen los organizadores de la fiesta de la Patria Gaucha, en Tacuarembó. El MIDES, a través de la ministra Marina Arismendi, lo consideró «racista y retrógrado» («Nos atrasa un siglo y medio», dijo la ministra). Del mismo modo que alguien podría haberse visto afectado por alguna razón genuina (tatarabuelos negros y esclavos), también se podría ver un homenaje a la relación desinteresada entre una nodriza y un niño que necesitaba alimento. Se podrá refutar que quienes así opinan tienen una mirada ingenua y pastoril a propósito del sufrimiento que padecieron los esclavos. Sin embargo, podría haber tanto racismo en quien pide que se retire la figura de la mujer negra, como en quien utilizó la estampa de la misma mujer para promover un evento folclórico.
La Diputada por el Partido Nacional, Gloria Rodríguez Santo (una legisladora de piel negra), escribió lo siguiente: «Es en esa imagen del “ama de leche”, quizás por nuestro orgullo de ser afrodescendientes, que vemos un mensaje mucho más profundo y positivo que a la época o a las prácticas nefastas a las que pueda retrotraer.»
En Londres, la guionista británica Karla Marie Sweet se quejó de que no entendía la ausencia de actores negros en la exitosa serie de HBO Chernóbil, basada en la tragedia ocurrida en 1986 en la central nuclear de la Ucrania soviética. Sweet explicó en Twitter que se sentía «decepcionada» al ver «un programa exitoso con un elenco masivo» que invisibiliza a «las personas de color» (sic). En respuesta, uno de los comentaristas le respondió: «No había personas “de color” porque en esa zona de la ex Unión Soviética el tipo racial predominante es el blanco-rubio». Luego de ese intercambio, la guionista restringió el acceso a su cuenta. Pero, como señalé más arriba, la censura está dirigida no solo a la obra, sino también a sus autores. Si esos creadores, además, tienen un oscuro pasado en sus vidas privadas, tanto mejor. En este momento de revisionismo, un grupo de historiadores descubrió —hurgando en documentos y testimonios de su biografía— que Mahatma Gandhi llegó a abrazar el racismo durante su juventud. El objetivo es desacreditar sus acciones y echar por tierra su consagración como sujeto pacifista y líder de masas.
“Ciencia racista y misógina”
Según relata el crítico Jorge Barreiro, un grupo de estudiantes de la Universidad de las Artes de Filadelfia pidió que no se dejara hablar, y que se despidiera, a la profesora —y feminista— Camille Paglia, una de sus académicas más prestigiosas, por sus críticas al feminismo hegemónico, a la teoría posmoderna del constructivismo sociocultural —personificado, según ella, en Foucault y Derrida— y a su oposición a la discriminación positiva en favor de las mujeres por considerarla una forma de minusvalorarlas. El rector se negó, finalmente, a las pretensiones censoras de los estudiantes. En algunas universidades australianas las carreras de los astrónomos y astrofísicos no dependen solo de sus méritos académicos, sino también de sus identidades personales —varón, blanco y heterosexual corren últimamente con desventaja— y de sus antecedentes en asuntos de «diversidad». Para aspirar a cargos y recursos —en astronomía— se exige al interesado que escriba una «declaración sobre diversidad» (sic).
A la psicóloga y socióloga estadounidense Linda Gottfredson le cancelaron una conferencia en la Universidad de Gotemburgo por sostener cosas tan «inauditas» como que hay evidencia de que algunas pautas conductuales no obedecen solo a construcciones sociales, sino también a factores genéticos. Se le comunicó que su invitación había sido anulada debido a las protestas de otros investigadores que sostenían que «las conclusiones no igualitarias» de Gottfredson contravenían las normas éticas del organizador. Pero la coerción hacia quienes piensan distinto no se suscita solo con la ciencia; el oscurantismo también afecta a principios democráticos y de igualdad largamente arraigados en nuestra tradición republicana, como la presunción de inocencia, el derecho a un juicio imparcial, y a la libertad de creación artística, que ya se suponía a resguardo de los imperativos religiosos o morales. La carrera académica del profesor y abogado Ronald S. Sullivan Jr., el primer decano negro de la historia de Harvard, llegó a su fin cuando las autoridades de la universidad anunciaron que no le renovarían su mandato. Su pecado fue el de haberse sumado al equipo de defensa de Harvey Weinstein, el productor de Hollywood acusado de abusos sexuales y que disparó la creación del movimiento #MeToo. Los estudiantes consideraron que Sullivan «ya no era de fiar como académico» (sic). Se deduce que, para las autoridades de Harvard, una conquista civilizatoria como la presunción de inocencia —rubricada en la Constitución— y el derecho a disponer de abogados defensores, son meros detalles que deben sacrificarse en el altar de la lucha contra el sexismo.
Hay muchos más ejemplos de descalificación moral hacia los científicos «heréticos». La prueba más categórica es la reciente creación de la revista Journal of Controversial Ideas, para que los académicos que escriben sobre temas controvertidos (¿habrá algún tema científico que no haya sido controvertido en algún momento?) puedan publicar… anónimamente. Entiéndase bien: se está empujando a quienes tienen el genuino derecho a discrepar a que lo hagan, pero desde las sombras.
Uno de sus promotores, el profesor de filosofía de la Universidad de Oxford, Jeff McMahan, recordó que «Las amenazas de fuera de la universidad suelen provenir más de la derecha. Las amenazas a la libre expresión y a la libertad académica en el seno de la universidad suelen provenir de la izquierda».
Según Barreiro, sobre el clima intelectual imperante en la facultad de Ciencias Sociales de Uruguay, el profesor Nicolás Trajtenberg ha llegado a sufrir la estigmatización y la descalificación de quienes no adhieren a las corrientes de la izquierda identitaria hegemónica. Cualquiera que se atreva a desafiar el canon —marxismo cultural, feminismo de género y políticas identitarias en general— es tachado de sexista, racista, homófobo, islamófobo o «neoliberal» —incluso fascista, llegado el caso— porque, cuando se va escaso de argumentos, no hay mejor recurso que la descalificación ad hominem, previa alegación de ofensa. La advertencia para los futuros investigadores es clara: hay temas «sensibles» que no conviene abordar. No decir en público lo que se piensa en privado por temor al descrédito o el estigma es una decisión bastante corriente. Esto erosiona la libertad académica y de expresión en general, el progreso del conocimiento y hasta algunos principios básicos del orden democrático. Todo hallazgo científico —tanto de las ciencias naturales como de las sociales— debería ser impugnado, contradicho o cuestionado. ¿Por qué no refutar a Carl, a Paglia, a Gottfredson y a Sullivan? ¿Qué mal podría derivarse de confrontar ideas rivales?
Los ya célebres «espacios seguros» que reclaman los estudiantes en los campus anglosajones no refieren solo al acoso sexual o a que las autoridades eliminen «murales ofensivos». Un «espacio seguro» es también aquel en el que el educando se halla «a resguardo de las ideas que le hacen mal» (sic). Por tanto, esas ideas se suprimen.
Corolario
La idea de ficción, que madura en la Europa medieval con la eclosión de la novela, se ha quebrantado de forma grave en el siglo XXI, lo cual atenta contra su sentido de existencia. Hoy, si esa ficción quiere dar lucha por su libertad —en el debido marco del respeto y de lo que se supone se debe interpretar por humor o estereotipo—, deberá enfrentarse a dudosas adaptaciones, modificaciones, y formar parte de listas negras o escraches. Hace un tiempo anduvo circulando en las redes sociales un listado de «las diez canciones más misóginas de la música uruguaya» (sic). En el podio se hallaba el tema La hermana de la coneja (Jaime Roos/ Raúl Castro), pero las más cuestionadas siguen siendo las letras de tangos. «El tango no ha ofrecido una imagen de mujer autónoma y de avanzada, sino que tiene un claro componente machista y paternalista en sus letras, pero queremos otro tango» (sic), reclamó la senadora uruguaya Constanza Moreira, volviendo a confundir ficción con literalidad y testimonio histórico con ofensa y culpa social.
Varios observadores han advertido que en la historia contemporánea, quienes mejor han aplicado la lógica de estas acciones censoras, han sido aquellos regímenes donde universidad pública, partido y Estado son uno solo.
En suma, cuando las estructuras de poder aspiran a la prolongación inerte de sus dogmas, el artista y su obra terminan impugnados o directamente eliminados. A ese artista entonces se le teme, como se le temió a Masaccio, a Klimt, a Bellmer, a Manet, a Zola y a Onetti. Varios de ellos, expatriados o encarcelados. El humor, el arte, la libertad de expresarse fundada en la lengua «convencional» y —sobre todo— en la capacidad de simbolizar, se arrojan a la censura. Así como el Ku Klux Klan ordenó una fogata con discos de los Beatles en Texas en 1966, los nuevos emisarios del oscurantismo procuran arrojar a una nueva hoguera las obras que no se ajustan a los parámetros de sus agendas progresistas.
En consecuencia, la censura contra un arte que no se aviene a sus esquemas siembra el desprecio por el arte y la cultura, elimina el diálogo, fomenta la intolerancia y promueve la violencia. Será el triunfo de una literalidad plana bajo el cercenamiento a las libertades. Será, en nombre de la ofensa, el triunfo del fascismo.
submitted by Enchilada_McMustang to uruguay [link] [comments]


2018.09.18 07:25 Zetusleep5390 La leyenda de los estudios en el callejón del aguacate.

La leyenda de los estudios en el callejón del aguacate.
Los últimos señores Mexicas habían llorado ya la pérdida de las tierras que algún día los acogieron y fueron testigo de la gloria de Azcapotzalco, que por aquellos días era el señorío responsable de estos parajes del sur de la Ciudad de México.
https://preview.redd.it/ytfbhd0wmxm11.jpg?width=1829&format=pjpg&auto=webp&s=0d378d702fb3361927e955cfac275b117cb743ce
Don Hernán Cortes había invitado a capitanes, soldados y aliados a un enorme banquete con vino de Castilla y cochinos de Cuba. Años después, Bernal lamentaría en sus crónicas de la conquista que los lugares fueron insuficientes y por otras cosas acaecidas aquella noche, hubiese preferido que nunca se llevara a cabo. La más macabra de las cosas acaecidas es el origen de esta historia. La noche fue agridulce, estuvo manchada por la sangre aunque no tuvo lugar batalla alguna. Las crónicas y la historia se han esforzado por borrar los terribles hechos que en aquella noche larga de Coyoacán costaría la vida de dos inocentes. No sólo las quejas por el espacio ahogaron la noche gloriosa de Cortés. Pasadas las 11 de la noche todas las antorchas se extinguieron, como por acto de magia la penumbra abrazó el patio del real de Cortés, el embrujo lo rompió el llanto desesperado de uno de los niños que jugaba en los pasillos, ese llanto centró la atención de todos los presentes que corrieron a avivar las antorchas y velas para restablecer la iluminación de aquel lugar. Los perros que habían acompañado a Cortés, tesoro preciado del conquistador, ladraron con violencia estridente que heló la sangre de todos los asistentes. Dos espadas de madera fueron halladas en el suelo, ante la mirada atónita y desesperada del resto de pequeñines que no atinaban a decir nada más que: “Julian y Rodolfo, ¡la noche se los ha tragado!”.
Entre llantos y confusión una puerta se cerró, como señalando el punto de escape de esa oscuridad que se había tragado a los pequeños.
Dos soldados liberaron a los perros, los canes corrieron velozmente por la puerta que señalaba el punto de escape -en todo momento ladrando con violencia y autoridad, como si sus ladridos fueran a detener al mal que ya todos buscaban-. Una comitiva liderada por Don Rodolfo De Escalante salió acompañando a los canes para apresar al responsable y dar con el paradero de los dos hijos varones del capitán español. Corrieron todos por caminos rurales y parcialmente empedrados, en espera de los caballos, carruajes y coches que algún día transitarían esas calles (algunas de las cuales al día de hoy siguen manteniendo tan rudimentario camino) como lo son los palacios y casonas españolas de estilo colonial que por aquellos días no eran sino cimientos, hoy testigos de la historia de México que nacía con la Nueva España tras la muerte de Tenochtitlán.
Finalmente, uno de los perros tomó camino por lo que hoy en día sería el final de la calle Francisco Sosa, donde la calle se convierte en la Cerrada Francisco Sosa; lugar en el que hoy se levanta un muro de piedra que en una esquina guarda un antiguo altar a la virgen del Rosario, sobre el que se elevan las ramas de un árbol de aguacate. Aquel perro paró y comenzó a ladrar en la penumbra con desesperación. La comitiva apresuró el paso y todos como una marcha coordinada pararon súbitamente ante una escena francamente dantesca. El perro que los había guiado tenia las orejas gachas, no dando crédito el animal a lo que sus ojos veían: eran las piernas y brazos del pequeño Julian De Escalante. El perro se lanzó contra un ente que estaba parado en la penumbra, desapareció para no ser visto más.
La pierna derecha del pequeño, cubierta en sangre, antecedía en fila a la pierna izquierda que a su vez estaba antes del brazo derecho y luego el izquierdo; donde la pequeña mano del inocente terminaba señalando hacia adelante en dirección a aquel ente de espaldas anchas y tamaño descomunal. El ruido que salía de aquella bestia era el de un coyote hambriento devorando a su presa. En sus anchas espaldas el torso y rostro de dolor del pequeño Julian que aún agonizaba, al borde de perder la consciencia el niño lloraba con desesperación y a los pocos segundos de que los soldados llegaron a su encuentro el pequeño perdió la conciencia. Un grito rompió el hechizo: “dadme la cara, ¡hideputa!” gritó un arcabucero de la comitiva, quien al mismo tiempo descargó en contra de la criatura. Aquel ente volteó despacio, entre sus brazos el cuerpo del pequeño Rodolfo De Escalante, de quien quedaba todo menos las vísceras que devoraba aquella criatura infernal. Los ojos de aquel ente eran de un rojo tan ardiente como las brazas que cocinaron los cochinos que ahora vomitaban todos los presentes a tan grotesco espectáculo. Varios de los soldados que componían la comitiva no pudieron contener las lágrimas y la desesperación, quedaron desarmados ante la barbarie que atestiguaban pues no hubo horror en las guerras que muchos ya habían vivido que se equiparara a lo que estaban presenciando. El cuenco que contenía las vísceras del niño le servían de plato ceremonial para beber la sangre del pequeño, a quien tomó entre sus brazos y alzó dejándolo suspendido para drenar todo su líquido vital.
El arcabucero entre llantos cargó nuevamente el arcabuz y arremetió contra la bestia. No pareció dañarla en absoluto. La reacción que aquella afrenta suscitó fue que el cuerpo del pequeño Rodolfo terminó recargado en una de las rodillas de la monstruosa aparición que arrancó de su espalda el torso de Julian y mordió su cuello para drenarlo también, el sonido de aquello era espantoso y toda vez que hubo bebido la última gota de sangre tomó de la cabeza los restos del niño, con violencia sin más lanzó el tronco del infante en dirección a la comitiva que inmóvil e impotente no daba crédito a lo que estaba viviendo, fue tal la fuerza con la que realizó el lanzamiento que la cabeza se desprendió del torso y quedó en la mano de ese monstruo. Así fue que abrió la boca de la cabeza, desprendió la quijada y lanzó a la oscuridad el resto de la pequeña cabeza. Dicha mandíbula sirvió entonces como un cuchillo ceremonial, la bestia tomó el hueso que había obtenido de Julian y rompiendo el esternón del pequeño Rodolfo accedió a su corazón, lo sacó. Lo sostuvo en sus manos y lo elevó como ofrenda a los dioses de esas tierras, ante todos los presentes de un sólo bocado devoró ese órgano. Del cielo cayó un rayo, como dictando sentencia de aquel rito se escuchó el aullido de un coyote proveniente de esa fiera, el suelo se abrió y el ente lanzó una bocanada de sangre hacia el cielo y desapareció al sonido de un extraño vocablo náhuatl que retumbó en los oídos de todos los presentes: NETZONCUILIZTETLATZACUILTILIZTLI (un aliado luego lo tradujo para todos, la venganza se ha consumado). Aquella sangre bañó una pequeña planta recién sembrada en la esquina de la muralla que limitaba los terrenos que pertenecían a Don Rodolfo De Escalante.
Don Rodolfo yacía en el piso, con el gesto de quien ha sido absolutamente derrotado. El peor castigo aún estaba por llegar. Su esposa Aura había sido avisado por alguien de la comitiva de lo ocurrido y a toda velocidad puso marcha por la noche, su hermoso vestido de gala no fue obstáculo para la desconsolada carrera de una madre que no quería dar veracidad a lo contado… hasta que llegó y se encontró con la horrible escena. El llanto desconsolado de la madre fue tal que los testigos se persignaron y llorando se esfumaron dejando en la absoluta soledad a la pareja. La madre tomaba las manos del pequeño Julian, acariciaba el rostro de Rodolfo, su llanto era incesante y su dolor no tenía parangón. Los días con sus noches que siguieron a tal atrocidad fueron para la mujer, agonía e infierno en vida. Los días los pasaba Doña Aura de rodillas en aquella discreta planta, que algún día sería un árbol de aguacate, lamentando sin parar la irremediable perdida de sus dos hijos. Por las noches dos esclavos tenían que salir por ella para cargarla al interior de la casa cuyas ventanas eran el vitral de aquel dolor indescriptible que consumió a Doña Aura. Las únicas palabras que salían de su boca era un doloroso testimonio de su pérdida: “¡mis hijos!”, constante recordatorio que avivó el odio y la locura en el corazón de Don Rodolfo. La falta de comida y el sufrimiento de la pobre madre la consumió a penas seis meses después. A un costado del aún tierno aguacate, Doña Aura pidió ser enterrada para estar con sus pequeños para toda la eternidad. Los restos mortales de los pequeños también fueron trasladados a ese lugar por instrucción de Don Rodolfo. La barda de piedra aún no terminada ganaba altura y la casa de los De Escalante iba tomando forma, cuya ala principal hoy permanece en aquel sitio, sitio desde donde hoy se cuentan las macabras historias que habitan en las oscuras horas de la noches. Las historias para no dormir.
Terrorífica historia es la de Don Rodolfo y los De Escalante en la Nueva España. Rodolfo y Juan De Escalante fueron dos hermanos provenientes de Toledo que se habían unido a la expedición de Cortés con el afán de llevar el negocio de su familia a las Indias. La familia De Escalante poseía una forje de armas que en buena parte fueron responsables de la muerte de miles de habitantes de las tierras que conquistaron los españoles. Los hermanos escalaron rápidamente entre los soldados de Cortés por su fiereza e inclemencia contra los conquistados. Los hermanos escribían cartas de jubilo y esperanza de expansión para la herrería, por supuesto que dejaban fuera los temibles detalles de sus proezas militares en Cuba, las Antillas, La Villa Rica de la Veracruz y Tenochtitlán. Fue Tenochtitlán el inicio de una serie de desgracias para los hermanos, serie que no culminó hasta extinguirse la vida de Don Rodolfo… quizás.
América tenía preparado un reclamo de sangre insaciable para los De Escalante, el primero en pagar ese peaje fue Don Juan, a quien Cortés había encomendado la conquista definitiva del Señorío de Azcapotzalco. Precisamente fue en Coyoacán donde los soldados que comandaba cayeron en manos de fieros guerreros águila que no tuvieron piedad sino de Don Juan, a quien presentaron ante el señor Cuahupopoca quien ordenó su inmediata decapitación y ofrecimiento ceremonial. El cuerpo de Don Juan nunca fue hallado, los totonacos que habían acompañado a los españoles en aquella empresa dieron parte de la crueldad que sufrieron los capturados a Cortés, quien vio en este suceso el pretexto perfecto para ordenar el sitio definitivo de Tenochtitlán y la toma definitiva de los Señoríos aledaños. Don Rodolfo De Escalante pidió a Cortés dirigir personalmente al bergantín que desembarcaría para la carga contra Iztapalapa y Coyoacán. Don Rodolfo sometió con brutal crueldad esas tierras que no tuvieron otra opción que pasar al bando de los conquistadores para culminar la toma definitiva de la gran Tenochtitlán. Aquella fue la primer venganza que Don Rodolfo juró en América, no sería la última.
Desolado tras la muerte de sus dos varones y su señora, Don Rodolfo envió a la pequeña Carmen de vuelta a España para ser cuidada por su hermana Doña Julia De Escalante viuda De Torrecillas. Don Rodolfo permaneció en la Nueva España supervisando la construcción de su fortaleza que habría de servir de casa, encomendó construir montado en la pared un altar a la virgen del Rosario, altar que aún permanece en la esquina que inicia el callejón del aguacate y cuya virgen en algunas noches, muchos cuentan, llora sangre.
Don Rodolfo montó guardia por las noches, desde que terminó la novena en honor a sus pequeños hasta el día de su muerte. En la esquina donde encomendó su altar, Don Rodolfo pasaba las noches rezando, entre los habitantes indigenas de esas tierras surgió la advertencia de no cruzar esa esquina al caer la noche pues aquellos que osaban poner un píe en aquella propiedad no volvían a ser vistos jamás. Durante el restante de la longeva vida de Don Rodolfo desaparecieron 46 niños y 20 jóvenes que se esfumaron por completo de esas tierras, hasta el día de su muerte, cuando sus criados dieron cuenta de los horrores que aquellas pobres almas sufrieron. Las osamentas fueron mortero para fortalecer la pared, dentro de la casa los gritos de auxilio eran ignorados mientras en su estudio de los horrores Don Rodolfo extraía la sangre abdominal para consumirla, mientras que la carne forraba sillas y mobiliario del estudio y los huesos se los daba a sus perros como juguetes o premios. Los sesenta y seis muertos, como toda la población indígena de esas tierras era para Don Rodolfo de Escalante el rostro del enemigo responsable de su dolor y tragedia.
Para 1537 el muro y la casa estaban terminados, un Rodolfo con aspecto de ermitaño prohibía a sus esclavos y criados hablar de lo que acontecía durante los días, sólo permitía que salieran a los jardines a regar con un balde que él les daba el aguacate que empezaba a formarse en árbol en la esquina de la propiedad.
Cuarenta años después de aquella fatídica noche de septiembre, noche en que Don Rodolfo lo perdió todo, un estruendo demoniaco llegó hasta la casa de Don Rodolfo, los criados y esclavos dicen que el diablo mismo le visitó para reclamar su alma. En la madrugada de aquel día Don Rodolfo echó a reír en la esquina de su casa, sentado como un niño contemplando su aguacate estremeciendo a todos los que le escuchaban, con una daga que había traído consigo de Toledo puso fin a su vida. La lectura de su testamento dejó en propiedad toda su Hacienda a su hija Carmen De Escalante de Rodriguez, quien decidió limpiar un poco su conciencia transformado aquella casa en una residencia para enfermos que formó parte de la herencia de los De Escalante en México hasta la década de los ochentas.
La casona de los De Escalante vio pasar por sus cuartos a miles de heridos y enfermos que padecieron en aquel lugar. Siglos de dolor abrazan la casa que hoy es hogar de nuestros estudios. El pasar del tiempo se ha encargado de hacer crecer la leyenda de este sombrío lugar.
Muchos años después de los sucesos que comenzaron todo un descendiente de los De Escalante decidió volver con su familia a la vieja casona de Coyoacán. Gustavo Escalante era padre de familia de Emilio, Benito e Irma, esposo de Beatriz Rodriguez. La familia vivió días felices desde el final de la primer década hasta la oscura noche del 20 de septiembre de 1929.
Don Gustavo fue un abogado de origen Español, un hombre bastante respetado por sus colegas y la sociedad en general, tenía muy buenos contactos y su familia vivía una muy buena posición en México. Sin embargo, existió un lado oscuro de Gustavo, una obscena obsesión por el ocultismo. En ocasiones desaparecía por semanas enteras para visitar brujos negros en Catemaco Veracruz. La inquietud que le robaba el sueño era la maldición que aquejaba a su familia desde que su ancestro, Don Rodolfo De Escalante, sembrara el terror en los corazones de los habitantes indigenas de esas tierras y se enemistara con sus dioses jurándoles la más fiera de las venganzas.
Fue así que un brujo le dio a Gustavo una Ouija para que contactara con su ancestro y esclareciera sus inquietudes en torno a los acontecimientos que dieron origen al sufrimiento de muchas generaciones de De Escalantes que por siglos se rehusaron a habitar en México temiendo un trágico final. Muchos siglos habían transcurrido ya y Gustavo estaba determinado a poner fin de una vez por todas al maleficio.
Aquella oscura noche del 20 de septiembre de 1929, Gustavo llegó a casa y pidió a toda su familia reunirse en el salón principal de su residencia. Sobre la mesa de su precioso comedor no había más que 4 velas negras y una tabla con letras escritas en ella. Gustavo explicó para sorpresa de todos el misterioso propósito de sus constantes viajes a Veracruz. Sus hijos por aquel entonces ya alcanzaban como mínimo la adolescencia siendo Benito el menor de ellos con 16 años. Beatriz no sabía muy bien como interpretar la extraña petición de su esposo, los hijos lo tomaron con cierta intriga y curiosidad. Cuando el padre de familia terminó la historia pidió que se apagaran las luces y se encendieran las velas para formar una suerte de circulo en torno al tablero. Todos tomados de las manos dijeron las palabras que el brujo había preparado para Gustavo. Con voz de mando y cierta esperanza dijo: Estamos aquí reunidos, generaciones de Escalantes que exigimos hablar con el alma de Don Rodolfo de Escalante, Capitán español que conquistó estas tierras y habitó hasta el día de su muerte en esta casa.
Todos los integrantes de la familia estaban tomados de las manos, expectantes a una respuesta por parte del tablero. Un frío como jamás habían experimentado los atravesó a todos, las luces que a la distancia se veían se apagaron súbitamente, un silencio sepulcral reinó en la sala… únicamente lo descompuso el sonido de los pabilos de las velas que se extinguieron una a una, como si alguien o algo estuviera soplando para apagarlas. Irma trató de soltar la mano de su padre, Gustavo le gritó: NO, NO DEBEMOS ROMPER LA CONEXIÓN. La pobre no lograba salir de su espanto pero decidió hacer caso a su padre, quien guiaba la sesión con extraña y natural destreza en el oculto asunto. De pronto el oráculo que era sostenido por Gustavo comenzó a moverse. Deletreo letra a letra su respuesta: S-A-N-G-R-E. Se miraron incrédulos todos pero ninguno quiso romper la conexión. Gustavo volvió a preguntar: Don Rodolfo ¿está usted aquí con nosotros? El oráculo nuevamente se movió deletreando la palabra: M-U-E-R-T-E. Nadie daba crédito de lo que estaba sucediendo en aquella oscura noche. Emilio, un joven de 20 años, decidió que había sido suficiente seguirle la corriente a la excentricidad de su padre y sin más soltó la mano de madre y su hermano Benito, al tiempo que dijo: “¡En verdad espera, padre, que no nos demos cuenta que no está buscando más que la manera de asustarnos! Me voy a dormir, ya tuve suficiente locura por un día”. Caminó hacia la puerta corrediza, pesada puerta de madera que dividía el salón principal del estudio de su padre, se cerró violentamente.
Beatriz la madre cayó desmayada, Emilio no podía creer lo que había visto, no había explicación alguna para que una puerta corrediza tan pesada como esa se cerrara abruptamente sin que nadie la empujara. Así fue que sin pensarlo le pidió a su hermano Benito que le ayudara a abrirla, Benito corrió rápidamente a interesarse por su madre que yacía desfallecida en el piso a un lado de la mesa.
Irma no podía parar de llorar, privada por un profundo e inenarrable horror era testigo de una de la escena más escalofriante de su vida. Ninguna leyenda de horror que conociera se comparaba ya con lo que estaba viviendo, ni siquiera las exploraciones que de niños hacían los hermanos en las noches para visitar el árbol de los susurros, pues Emilio les había contado que por la noche si se ponía mucha atención en el tronco del árbol de aguacate en el que terminaba su jardín se podían escuchar los lamentos de una mujer y unos niños, así como desgarradores gritos de horror. Ninguno de los asistentes estaba preparado para lo que tendrán lugar aquella oscura noche.
Cuando Emilio se percató de que su madre estaba tirada a un lado de la mesa corrió a ayudar a Benito, ambos le pidieron ayuda a su padre… nadie les contestó. Alzaron la cara para ver si su padre se encontraba bien, o si también había sido derribado, víctima del miedo ante una situación que comenzaba a pintar para peor. Para asombro de los hermanos, el lugar en donde ellos esperaban encontrar a su padre estaba vacío, sólo asomaba por los ventanales del comedor que daban al jardín la sombra del árbol de aguacate al final de su jardín. Gustavo había desaparecido. Sin dar mayor importancia a la desaparición del jefe de familia, los hermanos esquivaron a una horrorizada Irma que no podía salir de la conmoción. Todo mientras el tablero seguía activo y funcionando como un portal. Llevaron a la madre hasta un pequeño sillón que se encontraba en la sala principal de la casa y decidieron abrir uno de los grandes ventanales de la casa, pensando que quizá un poco de aire fresco reanimaría a la señora.
Cuando Emilio y Benito abrieron el ventanal se percataron de la figura de un hombre que estaba sentado, como contemplando el aguacate, ambos pensaron de inmediato en que su padre habría salido a tomar un respiro al jardín, sobrecogido por la emoción del momento… estaba parcialmente en lo correcto. Cuando decidieron llamarlo el hombre volteó, no vieron más que un ente completamente oscuro del que no se podían distinguir más que un par de brazas ardientes en donde deberían estar sus ojos. Sin dar crédito a lo ocurrido, continuaron su intento por reanimar a su madre. Emilio entonces le dijo a Benito que iría al botiquín por alcohol. Emilio echó a correr y atravesó sin mayor problema el umbral que antes estaba bloqueado por las pesadas puertas corredizas que separaban la sala del estudio y el resto de la casa. Benito, decidió atender al mismo tiempo a su hermana Irma; sin embargo, Irma también había desaparecido. Sorprendido por el hecho, pero sin ánimo de dejar a su madre sola, Benito empezó a llamar por su nombre a su hermana, fue entonces que escuchó carcajadas infantiles, nuevamente en el jardín. Benito estaba convencido de que su imaginación le estaba jugando una mala pasada, se llevó ambas manos al rostro para frotarse los ojos, al abrirlos nuevamente vio claramente a su padre sosteniendo a Beatriz con una mano y empuñando una daga en la otra. ¡PADRE, ¿QUÉ ESTÁ HACiENDO? Grito, e inmediatamente, Gustavo cortó de un sólo tajo la garganta de su hermana para dejarla tumbada al lado del árbol regando éste con la sangre que emanaba a borbotones del cuello de la joven. Benito no podía creer lo que estaba pasando, fue entonces que Gustavo lo miró fijamente y echó a reír.
¡Benito, muévete carajo, que mi mamá no se despierta! –gritó Emilio– súbitamente Benito salió de su asombro sin poder articular palabra alguna. Fue entonces que desde la segunda planta de la casa escucharon al padre llamándoles, este les decía que llevaran a su madre al patio para que el césped húmedo y el aire fresco la reavivara. Cuando Emilio se dispuso a seguir la instrucción de su padre Benito lo detuvo. ¡Mi papá está como loco, acaba de matar a Beatriz… cabrón, vámonos de aquí, hay que sacar a mi mamá! le dijo Benito a Emilio. Ignorando lo que su hermano le imploraba lo apartó y cargó a su madre, como quien carga un costal de papas salió por la ventana que apenas tenía una caída de 30 cm respecto al jardín y la acostó justo en el medio. Al intentar reintegrarse Gustavo apareció detrás de él, tomó al joven de la cabellera, le alzó la cara y de un sólo tajo lo degolló; con una fuerza sobre natural lo lanzó al tronco del árbol, cubriendo éste con la sangre que emanaba con potencia del cuello del joven. Benito subió a toda velocidad a su cuarto, el muchacho no podía dejar de pensar que todo era un mal sueño y tendría que despertar eventualmente. Su idea fue correr a su habitación, quizá contemplándose a sí mismo durmiendo: despertaría.
En el jardín, el cuerpo de Beatriz seguía tirado, sin conciencia alguna de lo que estaba sucediendo, fue así que Gustavo la recogió, tomándola entre sus brazos la cargó hasta la base del árbol, empuñando su daga se la enterró de forma violenta en el corazón. Inmediatamente dejó caer el cuerpo de su mujer, todavía con la daga clavada en el pecho, ya en el piso con la maestría de un cirujano (o quizá la de un carnicero) rompió la barrera torácica de la mujer, extrajo su corazón y lo contempló… mientras el cuerpo sin vida regaba con más sangre las raíces de el árbol de aguacate.
Benito presenció aquel horror desde su ventana. Buscando la salida de su pesadilla únicamente se hundió aún más en la misma. Benito sabía que la situación que vivía era límite, debía de enfrentarla para sobrevivir así fue que puso marcha a toda velocidad al jardín. Era Benito quien tenía que enfrentar a un Gustavo que aquella noche parecía más un demonio que su padre, fue así que antes de salir al jardín tomó la ouija de la mesa. Lo que había empezado todo tendría que terminarlo. A toda velocidad se lanzó en dirección a su padre para golpearlo con la tabla y así desarmarlo; sin embargo, en un reflejo ante el ataque inminente el padre clavó la daga en la tabla. La fuerza del golpe de aquella daga contra la tabla fue más la de una explosión que la de un simple pedazo de acero afilado rompiendo una tabla de madera. Un chillido horrendo se escuchó en lugar del sonido de la madera rompiéndose. Benito y Gustavo quedaron tirados en el jardín. El esfuerzo final y absoluto sería recomponerse para asestar el golpe final al oponente, cuando Benito intentó hacer lo propio, Gustavo estaba encima de él. Lo miro fijamente y le dijo: ¡Hijo, tienes que ser tú quien termine con esto, no traigas más dependencia maldita a este mundo!.
Benito intentaba quitarse a Gustavo de encima, la daga empuñada en su mano ahora tenía como base el tablero ouija… Gustavo retiró su brazo para tomar impulso y cuando todo parecía perdido para el muchacho… el padre de un sólo golpe y sin meditación se clavó el cuchillo en la sien.
El cuerpo sin vida de Gustavo escurría sangre en la cara de Benito, el joven con apenas 16 años no podía terminar de entender como toda su vida se había venido abajo en a penas minutos de una oscura y desafortunada noche de septiembre. Benito perdió la conciencia.
Debido a la posición social de la familia De Escalante y a algunos colegas del licenciado Gustavo De Escalante y Casas, los periódicos no publicaron más que una esquela recordando a “Gustavo de Escalante y Casas, padre de familia de Emilio e Irma De Escalante Rodríguez, esposo de Doña Beatriz Rodríguez Martínez, a quienes sobrevive el joven Benito De Escalante Rodríguez. Perdieron la vida durante un intento de robo a su propiedad. Qué en Paz Descansen…” el periódico daba información sobre los horarios de la novena que se ofrecería por el descanso eterno de la familia. La versión oficial de la historia fue esa. Benito único testigo y superviviente sabía que la realidad había sido otra, pero nunca hasta el día de su muerte quiso contar lo ocurrido. El relato de aquella oscura noche lo guardó en una caja junto a otra memoria oscura. La caja sólo decía: “no abran nunca esta caja de la media noche”. Clavado en ese baúl de madera estaba el arma homicida, una preciosa daga antigua con una empuñadura de fina manufactura que tenía el escudo de armas de la familia De Escalante.
El 6 de septiembre de 1986 el cuerpo del capitán del Heroico cuerpo de fucileros Benito De Escalante Rodriguez fue encontrado por su asistente doméstica en su casa en el barrio de Santa Catarina en la delegación Coyoacán, murió de causas naturales según lo indicado su certificado de defunción.
Su casa en el número 34 de la calle Francisco Sosa estuvo abandona muchos años. Las únicas visitas que recibía la propiedad eran el sin fin de curiosos y amantes de lo paranormal que se daban cita en las madrugadas para comprobar si el llanto de sangre de la virgen del Rosario, que se encontraba en un altar cubierto por las ramas y hojas de un antiguo árbol de aguacate, eran reales. O bien, si los lloros y quejas de dolor de una madre y sus hijos eran audibles entrada la media noche. O si el hombre de la capa se aparecía por aquella esquina a las 3 con 33 de la madrugada. Finalmente la delegación Coyoacán tomó posesión del inmueble y fue rentado como espacio para oficinas. En la oficina, que hoy es un estudio se encontró el baúl con la daga, donde escrita estaba la historia antes contada y una carta cerrada que decía “el niño”.
El niño 
Todas las tardes al volver del cuartel tenía la única certeza de que me encontraría al mocoso regordete jugando con sus amigos fuera de mi casa. Por años toleré que ese infeliz chamaco me imitara y me siguiera como marchando a mi lado, pidiendo tocar mi uniforme e ignorando mi atenta petición de que me dejara en paz. Pero yo nunca creí ser un asesino, odiaba a ese niño sí, pero nunca lo suficiente como para matarlo. Escribo esta confesión que espero no sea leída nunca, porque no puedo más con la culpa, pero sobre todo con la imagen maldita del escuincle regordete que me sigue a todos lados a donde voy.
El día 15 de septiembre de 1949, lo recuerdo pues volvía de la ajetreada jornada del desfile militar, toqué la puerta del número 15 de la privada Mondragón. Hasta ese lugar había seguido al condenado chamaco. Me atendió un señor, no tendría más de 40 años, con algo de sorpresa el muy maricón pensó que tenía algún problema que el ejercito iba a resolver. Le aclaré que mi visita tenía como objetivo resolver un asunto urgente. Quería saber si el niño malcriado y regordete era su vástago. Toda vez que el imbécil me confirmó que la dolencia ésa era su niño, le pedí que le ordenara que dejara de estarme fastidiando, le advertí que no quería volver a ver a su hijo y a su panda de amigos jugando cerca de mi propiedad nunca más. Tengo derecho a estar solo, a no escuchar el infernal chillido de esos mal nacidos cuando quiero retirarme a descansar. Como no podía ser de otra manera, me juró por su madre que la molestia no se repetiría, me ofreció pasar a su casa, tomar un café… nomás no me ofreció a su esposa porque no tuvo oportunidad. Le dije que lo único que quería de él era que su niño no me estuviera jodiendo y no se apareciera más por mi casa y mi calle. Se le pusieron sus ojos rojos y me extendió la mano, como si yo quisiera estrechar la mano sudada de un blandengue como ése, di la media vuelta y le dije: estás advertido, cabrón.
Antes de matarse mi padre me dio el mejor consejo de la vida: no traigas dependencia maldita a este mundo.
Ciertamente no tolero la compañía de mujeres que no sea por más de unas horas, desnudas y en la cama, como para qué carajos querría yo además a un niño.
El día 20 de septiembre de 1949, pasaban las 1800 horas cuando regresé de una caminata por el barrio. Ahí estaba ese engendro del demonio, jugando a las canicas en solitario. Le grité: “le advertí a tu padre que no quería volverte a ver aquí, mocoso”. Lleno de ira me abalancé hacía él. La cara de espanto que tenía la pequeña bestia ése era castigo suficiente. Pero aún hoy a tres años de lo que pasó no puedo entender lo que se apoderó de mí, ese día.
Todo lo que hice, si es que yo lo hice fue en calidad de espectador, cuando tomé al niño era para llevarlo de las orejas con el bueno para nada de su padre, con el afán de que le dieran una merecida chancliza, juro que esa era mi intención.
Primero le tomé de la oreja y cuando lo quise arrastrar el mocoso empezó a llorar. Ese tipo de mariconerías francamente me encabronan pero no como para tomarlo del cuello. Mis manos, las dos apretaron su cuello y cargaron al niño en la esquina de mi casa, parecía que se lo estaba entregando a la virgen, el olor de los orines de ese mocoso era penetrante, pero parecía que no me importaba que sus meados fueran a manchar mi uniforme, porque con los dos brazos lo cargué más hasta que escuché finalmente como el pescuezo le tronó. Juro que cuando volví en mí el niño estaba tirada burlándose de mí. Abrí el portón de mi casa y cuando iba a entrar a mi sala para tomarme un tequila escuché un golpe muy fuerte, era un coche que se había estampado contra el muro exterior de mi casa, abajo del coche estaba el cuerpo del mocoso ése… La cruz y la policía dijeron que el conductor tratando de esquivarlo se lo llevó y lo mató, pero yo sé que eso no fue así, como también sé que el empedrado de la calle no deja que los coches tomen mucha velocidad, no sé cómo es que el conductor de ese Cadillac también se murió.
Creo que estoy perdiendo la razón, pero también creo que la maldición de la que tanto hablaba mi padre es real. Juro por la memoria de mi madre que los acontecimientos de ese día me tuvieron como mero espectador, pero aún así no puedo quitarme de la cabeza la imagen de ese niño entre mis manos, sus ojos que se apagaron cuando le tronó el cuello. Todo lo demás que pasó ese día ya no sé si es verdad, o sólo un sueño. ¿Yo maté a ese niño? ¿Qué se apoderó de mí, llenando mi ser de tanta rabia? Ya no sé si es verdad, pero necesito limpiar mi conciencia.
Ese niño viene a joderme la existencia, todas las madrugadas a las 3 me levanto, lo quiera o no. También, lo quiera o no lo veo y lo escucho jugando con sus canicas en la esquina donde murió.

submitted by Zetusleep5390 to Hparanodormirpodcast [link] [comments]


2017.08.18 19:56 Subversivos Es la guerra santa, idiotas.

Después de cada atentado de terroristas islámicos en Europa, cuatro artículos ya clásicos de Arturo Pérez-Reverte sobre el asunto, publicados en los últimos diez años (el primero apareció en febrero de 2006, como lúcido pronóstico de lo que estaba por venir) suelen ser difundidos profusamente en las redes sociales, algunas veces con alteraciones ajenas al autor. Zenda ha reunido para sus lectores los textos originales, por orden cronológico.
POR QUÉ VAN A GANAR LOS MALOS
2 de febrero de 2006
De la movida mahometana me quedo con una foto. Dos jóvenes tocados con kufiyas alzan un cartel: Europa es el cáncer, el Islam es la respuesta. Y esos jóvenes están en Londres. Residen en pleno cáncer, quizá porque en otros sitios el trabajo, la salud, el culto de otra religión, la libertad de sostener ideas que no coincidan con la doctrina oficial del Estado, son imposibles. Ante esa foto reveladora -no se trata de occidentalizar el sano Islam, sino de islamizar un enfermo Occidente-, lo demás son milongas. Los quiebros de cintura de algunos gobernantes europeos, la claudicación y el pasteleo de otros, la firmeza de los menos, no alteran la situación, ni el futuro. En Europa, un tonto del haba puede titular su obra Me cago en Dios, y la gente protestar en libertad ante el teatro, y los tribunales, si procede, decidir al respecto. Es cierto que, en otros tiempos, en Europa se quemaba por cosas así. Pero las hogueras de la Inquisición se apagaron -aunque algún obispo lo lamente todavía- cuando Voltaire escribió: «No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que nadie le impida decirlo».
Aclarado ese punto, creo que la alianza de civilizaciones es un camelo idiota, y que además es imposible. El Islam y Occidente no se aliarán jamás. Podrán coexistir con cuidado y tolerancia, intercambiando gentes e ideas en una ósmosis tan inevitable como necesaria. Pero quienes hablan de integración y fusión intercultural no saben lo que dicen. Quien conoce el mundo islámico -algunos viajamos por él durante veintiún años- comprende que el Islam resulta incompatible con la palabra progreso como la entendemos en Occidente, que allí la separación entre Iglesia y Estado es impensable, y que mientras en Europa el cristianismo y sus clérigos, a regañadientes, claudicaron ante las ideas ilustradas y la libertad del ciudadano, el Islam, férreamente controlado por los suyos, no renuncia a regir todos y cada uno de los aspectos de la vida personal de los creyentes. Y si lo dejan, también de los no creyentes. Nada de derechos humanos como los entendemos aquí, nada de libertad individual. Ninguna ley por encima de la Charia. Eso hace la presión social enorme. El qué dirán es fundamental. La opinión de los vecinos, del barrio, del entorno. Y lo más terrible: no sólo hay que ser buen musulmán, hay que demostrarlo.
En cuanto a Occidente, ya no se trata sólo de un conflicto añejo, dormido durante cinco siglos, entre dos concepciones opuestas del mundo. Millones de musulmanes vinieron a Europa en busca de una vida mejor. Están aquí, se van a quedar para siempre y vendrán más. Pero, pese a la buena voluntad de casi todos ellos, y pese también a la favorable disposición de muchos europeos que los acogen, hay cosas imposibles, integraciones dificilísimas, concepciones culturales, sociales, religiosas, que jamás podrán conciliarse con un régimen de plenas libertades. Es falaz lo del respeto mutuo. Y peligroso. ¿Debo respetar a quien castiga a adúlteras u homosexuales? Occidente es democrático, pero el Islam no lo es. Ni siquiera el comunismo logró penetrar en él: se mantiene tenaz e imbatible como una roca. «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia», ha dicho Omar Bin Bakri, uno de sus los principales ideólogos radicales. Occidente es débil e inmoral, y los vamos a reventar con sus propias contradicciones. Frente a eso, la única táctica defensiva, siempre y cuando uno quiera defenderse, es la firmeza y las cosas claras. Usted viene aquí, trabaja y vive. Vale. Pero no llame puta a mi hija -ni a la suya- porque use minifalda, ni lapide a mi mujer -ni a la suya- porque se líe con el del butano. Aquí respeta usted las reglas o se va a tomar por saco. Hace tiempo, los Reyes Católicos hicieron lo que su tiempo aconsejaba: el que no trague, fuera. Hoy eso es imposible, por suerte para la libertad que tal vez nos destruya, y por desgracia para esta contradictoria y cobarde Europa, sentenciada por el curso implacable de una Historia en la que, pese a los cuentos de hadas que vocea tanto cantamañanas -vayan a las bibliotecas y léanlo, imbéciles- sólo los fuertes vencen, y sobreviven. Por eso los chicos de la pancarta de Londres y sus primos de la otra orilla van a ganar, y lo saben. Tienen fe, tienen hambre, tienen desesperación, tienen los cojones en su sitio. Y nos han calado bien. Conocen el cáncer. Les basta observar la escalofriante sonrisa de las ratas dispuestas a congraciarse con el verdugo.
ES LA GUERRA SANTA, IDIOTAS
1 septiembre de 2014
Pinchos morunos y cerveza. A la sombra de la antigua muralla de Melilla, mi interlocutor –treinta años de cómplice amistad– se recuesta en la silla y sonríe, amargo. «No se dan cuenta, esos idiotas –dice–. Es una guerra, y estamos metidos en ella. Es la tercera guerra mundial, y no se dan cuenta». Mi amigo sabe de qué habla, pues desde hace mucho es soldado en esa guerra. Soldado anónimo, sin uniforme. De los que a menudo tuvieron que dormir con una pistola debajo de la almohada. «Es una guerra –insiste metiendo el bigote en la espuma de la cerveza–. Y la estamos perdiendo por nuestra estupidez. Sonriendo al enemigo».
Mientras escucho, pienso en el enemigo. Y no necesito forzar la imaginación, pues durante parte de mi vida habité ese territorio. Costumbres, métodos, manera de ejercer la violencia. Todo me es familiar. Todo se repite, como se repite la Historia desde los tiempos de los turcos, Constantinopla y las Cruzadas. Incluso desde las Termópilas. Como se repitió en aquel Irán, donde los incautos de allí y los imbéciles de aquí aplaudían la caída del Sha y la llegada del libertador Jomeini y sus ayatollás. Como se repitió en el babeo indiscriminado ante las diversas primaveras árabes, que al final –sorpresa para los idiotas profesionales– resultaron ser preludios de muy negros inviernos. Inviernos que son de esperar, por otra parte, cuando las palabras libertad y democracia, conceptos occidentales que nuestra ignorancia nos hace creer exportables en frío, por las buenas, fiadas a la bondad del corazón humano, acaban siendo administradas por curas, imanes, sacerdotes o como queramos llamarlos, fanáticos con turbante o sin él, que tarde o temprano hacen verdad de nuevo, entre sus también fanáticos feligreses, lo que escribió el barón Holbach en el siglo XVIII: «Cuando los hombres creen no temer más que a su dios, no se detienen en general ante nada».
Porque es la Yihad, idiotas. Es la guerra santa. Lo sabe mi amigo en Melilla, lo sé yo en mi pequeña parcela de experiencia personal, lo sabe el que haya estado allí. Lo sabe quien haya leído Historia, o sea capaz de encarar los periódicos y la tele con lucidez. Lo sabe quien busque en Internet los miles de vídeos y fotografías de ejecuciones, de cabezas cortadas, de críos mostrando sonrientes a los degollados por sus padres, de mujeres y niños violados por infieles al Islam, de adúlteras lapidadas -cómo callan en eso las ultrafeministas, tan sensibles para otras chorradas-, de criminales cortando cuellos en vivo mientras gritan «Alá Ajbar» y docenas de espectadores lo graban con sus putos teléfonos móviles. Lo sabe quien lea las pancartas que un niño musulmán -no en Iraq, sino en Australia- exhibe con el texto: «Degollad a quien insulte al Profeta». Lo sabe quien vea la pancarta exhibida por un joven estudiante musulmán –no en Damasco, sino en Londres– donde advierte: «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia».
A Occidente, a Europa, le costó siglos de sufrimiento alcanzar la libertad de la que hoy goza. Poder ser adúltera sin que te lapiden, o blasfemar sin que te quemen o que te cuelguen de una grúa. Ponerte falda corta sin que te llamen puta. Gozamos las ventajas de esa lucha, ganada tras muchos combates contra nuestros propios fanatismos, en la que demasiada gente buena perdió la vida: combates que Occidente libró cuando era joven y aún tenía fe. Pero ahora los jóvenes son otros: el niño de la pancarta, el cortador de cabezas, el fanático dispuesto a llevarse por delante a treinta infieles e ir al Paraíso. En términos históricos, ellos son los nuevos bárbaros. Europa, donde nació la libertad, es vieja, demagoga y cobarde; mientras que el Islam radical es joven, valiente, y tiene hambre, desesperación, y los cojones, ellos y ellas, muy puestos en su sitio. Dar mala imagen en Youtube les importa un rábano: al contrario, es otra arma en su guerra. Trabajan con su dios en una mano y el terror en la otra, para su propia clientela. Para un Islam que podría ser pacífico y liberal, que a menudo lo desea, pero que nunca puede lograrlo del todo, atrapado en sus propias contradicciones socioteológicas. Creer que eso se soluciona negociando o mirando a otra parte, es mucho más que una inmensa gilipollez. Es un suicidio. Vean Internet, insisto, y díganme qué diablos vamos a negociar. Y con quién. Es una guerra, y no hay otra que afrontarla. Asumirla sin complejos. Porque el frente de combate no está sólo allí, al otro lado del televisor, sino también aquí. En el corazón mismo de Roma. Porque -creo que lo escribí hace tiempo, aunque igual no fui yo- es contradictorio, peligroso, y hasta imposible, disfrutar de las ventajas de ser romano y al mismo tiempo aplaudir a los bárbaros.
SOBRE IDIOTAS, VELOS E IMANES
29 de septiembre de 2014
Vaya por Dios. Compruebo que hay algunos idiotas –a ellos iba dedicado aquel artículo– a los que no gustó que dijera, hace cuatro semanas, que lo del Islam radical es la tercera guerra mundial: una guerra que a los europeos no nos resulta ajena, aunque parezca que pilla lejos, y que estamos perdiendo precisamente por idiotas; por los complejos que impiden considerar el problema y oponerle cuanto legítima y democráticamente sirve para oponerse en esta clase de cosas.
La principal idiotez es creer que hablaba de una guerra de cristianos contra musulmanes. Porque se trata también de proteger al Islam normal, moderado, pacífico. De ayudar a quienes están lejos del fanatismo sincero de un yihadista majara o del fanatismo fingido de un oportunista. Porque, como todas las religiones extremas trajinadas por curas, sacerdotes, hechiceros, imanes o lo que se tercie, el Islam se nutre del chantaje social. De un complicado sistema de vigilancia, miedo, delaciones y acoso a cuantos se aparten de la ortodoxia. En ese sentido, no hay diferencia entre el obispo español que hace setenta años proponía meter en la cárcel a las mujeres y hombres que bailasen agarrados, y el imán radical que, desde su mezquita, exige las penas sociales o físicas correspondientes para quien transgreda la ley musulmana. Para quien no viva como un creyente.
Por eso es importante no transigir en ciertos detalles, que tienen apariencia banal pero que son importantes. La forma en que el Islam radical impone su ley es la coacción: qué dirán de uno en la calle, el barrio, la mezquita donde el cura señala y ordena mano dura para la mujer, recato en las hijas, desprecio hacia el homosexual, etcétera. Detalles menores unos, más graves otros, que constituyen el conjunto de comportamientos por los que un ciudadano será aprobado por la comunidad que ese cura controla. En busca de beneplácito social, la mayor parte de los ciudadanos transigen, se pliegan, aceptan someterse a actitudes y ritos en los que no creen, pero que permiten sobrevivir en un entorno que de otro modo sería hostil. Y así, en torno a las mezquitas proliferan las barbas, los velos, las hipócritas pasas -ese morado en la frente, de golpear fuerte el suelo al rezar-, como en la España de la Inquisición proliferaban las costumbres pías, el rezo del rosario en público, la delación del hereje y las comuniones semanales o diarias.
El más siniestro símbolo de ese Islam opresor es el velo de la mujer, el hiyab, por no hablar ya del niqab que cubre el rostro, o el burka que cubre el cuerpo. Por lo que significa de desprecio y coacción social: si una mujer no acepta los códigos, ella y toda su familia quedan marcados por el oprobio. No son buenos musulmanes. Y ese contagio perverso y oportunista –fanatismos sinceros aparte, que siempre los hay– extiende como una mancha de aceite el uso del velo y de lo que haga falta, con el resultado de que, en Europa, barrios enteros de población musulmana donde eran normales la cara maquillada y los vaqueros se ven ahora llenos de hiyabs, niqabs y hasta burkas; mientras el Estado, en vez de arbitrar medidas inteligentes para proteger a esa población musulmana del fanatismo y la coacción, lo que hace es ser cómplice, condenándola a la sumisión sin alternativa. Tolerando usos que denigran la condición femenina y ofenden la razón, como el disparate de que una mujer pueda entrar con el rostro oculto en hospitales, escuelas y edificios oficiales –en Francia, Holanda e Italia ya está prohibido–, que un hospital acceda a que sea una mujer doctor y no un hombre quien atienda a una musulmana, o que un imán radical aconseje maltratos a las mujeres o predique la yihad sin que en el acto sea puesto en un avión y devuelto a su país de origen. Por lo menos.
Y así van las cosas. Demasiada transigencia social, demasiados paños calientes, demasiados complejos, demasiado miedo a que te llamen xenófobo. Con lo fácil que sería decir desde el principio: sea bien venido porque lo necesitamos a usted y a su familia, con su trabajo y su fuerza demográfica. Todos somos futuro juntos. Pero escuche: aquí pasamos siglos luchando por la dignidad del ser humano, pagándolo muy caro. Y eso significa que usted juega según nuestras reglas, vive de modo compatible con nuestros usos, o se atiene a las consecuencias. Y las consecuencias son la ley en todo su rigor o la sala de embarque del aeropuerto. En ese sentido, no estaría de más recordar lo que aquel gobernador británico en la India dijo a quienes querían seguir quemando viudas en la pira del marido difunto: «Háganlo, puesto que son sus costumbres. Yo levantaré un patíbulo junto a cada pira, y en él ahorcaré a quienes quemen a esas mujeres. Así ustedes conservarán sus costumbres y nosotros las nuestras».
LOS GODOS DEL EMPERADOR VALENTE
13 de septiembre de 2015
En el año 376 después de Cristo, en la frontera del Danubio se presentó una masa enorme de hombres, mujeres y niños. Eran refugiados godos que buscaban asilo, presionados por el avance de las hordas de Atila. Por diversas razones –entre otras, que Roma ya no era lo que había sido– se les permitió penetrar en territorio del imperio, pese a que, a diferencia de oleadas de pueblos inmigrantes anteriores, éstos no habían sido exterminados, esclavizados o sometidos, como se acostumbraba entonces. En los meses siguientes, aquellos refugiados comprobaron que el imperio romano no era el paraíso, que sus gobernantes eran débiles y corruptos, que no había riqueza y comida para todos, y que la injusticia y la codicia se cebaban en ellos. Así que dos años después de cruzar el Danubio, en Adrianópolis, esos mismos godos mataron al emperador Valente y destrozaron su ejército. Y noventa y ocho años después, sus nietos destronaron a Rómulo Augústulo, último emperador, y liquidaron lo que quedaba del imperio romano.
Y es que todo ha ocurrido ya. Otra cosa es que lo hayamos olvidado. Que gobernantes irresponsables nos borren los recursos para comprender. Desde que hay memoria, unos pueblos invadieron a otros por hambre, por ambición, por presión de quienes los invadían o maltrataban a ellos. Y todos, hasta hace poco, se defendieron y sostuvieron igual: acuchillando invasores, tomando a sus mujeres, esclavizando a sus hijos. Así se mantuvieron hasta que la Historia acabó con ellos, dando paso a otros imperios que a su vez, llegado el ocaso, sufrieron la misma suerte. El problema que hoy afronta lo que llamamos Europa, u Occidente (el imperio heredero de una civilización compleja, que hunde sus raíces en la Biblia y el Talmud y emparenta con el Corán, que florece en la Iglesia medieval y el Renacimiento, que establece los derechos y libertades del hombre con la Ilustración y la Revolución Francesa), es que todo eso –Homero, Dante, Cervantes, Shakespeare, Newton, Voltaire– tiene fecha de caducidad y se encuentra en liquidación por derribo. Incapaz de sostenerse. De defenderse. Ya sólo tiene dinero. Y el dinero mantiene a salvo un rato, nada más.
Pagamos nuestros pecados. La desaparición de los regímenes comunistas y la guerra que un imbécil presidente norteamericano desencadenó en el Medio Oriente para instalar una democracia a la occidental en lugares donde las palabras Islam y Rais –religión mezclada con liderazgos tribales– hacen difícil la democracia, pusieron a hervir la caldera. Cayeron los centuriones –bárbaros también, como al fin de todos los imperios– que vigilaban nuestro limes. Todos esos centuriones eran unos hijos de puta, pero eran nuestros hijos de puta. Sin ellos, sobre las fronteras caen ahora oleadas de desesperados, vanguardia de los modernos bárbaros –en el sentido histórico de la palabra– que cabalgan detrás. Eso nos sitúa en una coyuntura nueva para nosotros pero vieja para el mundo. Una coyuntura inevitablemente histórica, pues estamos donde estaban los imperios incapaces de controlar las oleadas migratorias, pacíficas primero y agresivas luego. Imperios, civilizaciones, mundos que por su debilidad fueron vencidos, se transformaron o desaparecieron. Y los pocos centuriones que hoy quedan en el Rhin o el Danubio están sentenciados. Los condenan nuestro egoísmo, nuestro buenismo hipócrita, nuestra incultura histórica, nuestra cobarde incompetencia. Tarde o temprano, también por simple ley natural, por elemental supervivencia, esos últimos centuriones acabarán poniéndose de parte de los bárbaros.
A ver si nos enteramos de una vez: estas batallas, esta guerra, no se van a ganar. Ya no se puede. Nuestra propia dinámica social, religiosa, política, lo impide. Y quienes empujan por detrás a los godos lo saben. Quienes antes frenaban a unos y otros en campos de batalla, degollando a poblaciones enteras, ya no pueden hacerlo. Nuestra civilización, afortunadamente, no tolera esas atrocidades. La mala noticia es que nos pasamos de frenada. La sociedad europea exige hoy a sus ejércitos que sean oenegés, no fuerzas militares. Toda actuación vigorosa –y sólo el vigor compite con ciertas dinámicas de la Historia– queda descartada en origen, y ni siquiera Hitler encontraría hoy un Occidente tan resuelto a enfrentarse a él por las armas como lo estuvo en 1939. Cualquier actuación contra los que empujan a los godos es criticada por fuerzas pacifistas que, con tanta legitimidad ideológica como falta de realismo histórico, se oponen a eso. La demagogia sustituye a la realidad y sus consecuencias. Detalle significativo: las operaciones de vigilancia en el Mediterráneo no son para frenar la emigración, sino para ayudar a los emigrantes a alcanzar con seguridad las costas europeas. Todo, en fin, es una enorme, inevitable contradicción. El ciudadano es mejor ahora que hace siglos, y no tolera cierta clase de injusticias o crueldades. La herramienta histórica de pasar a cuchillo, por tanto, queda felizmente descartada. Ya no puede haber matanza de godos. Por fortuna para la humanidad. Por desgracia para el imperio.
Todo eso lleva al núcleo de la cuestión: Europa o como queramos llamar a este cálido ámbito de derechos y libertades, de bienestar económico y social, está roído por dentro y amenazado por fuera. Ni sabe, ni puede, ni quiere, y quizá ni debe defenderse. Vivimos la absurda paradoja de compadecer a los bárbaros, incluso de aplaudirlos, y al mismo tiempo pretender que siga intacta nuestra cómoda forma de vida. Pero las cosas no son tan simples. Los godos seguirán llegando en oleadas, anegando fronteras, caminos y ciudades. Están en su derecho, y tienen justo lo que Europa no tiene: juventud, vigor, decisión y hambre. Cuando esto ocurre hay pocas alternativas, también históricas: si son pocos, los recién llegados se integran en la cultura local y la enriquecen; si son muchos, la transforman o la destruyen. No en un día, por supuesto. Los imperios tardan siglos en desmoronarse.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.09.07 13:53 Demofilo ¿Renta básica incondicional en España? Por qué quizá no está tan lejos como pensamos.

¿Renta básica incondicional en España? Por qué quizá no está tan lejos como pensamos
Héctor G. Barnés
Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-08-17/renta-basica-incondicional_1246223/
.
Desde que irrumpió de mano de Podemos, la RBI se ha convertido en uno de los temas de moda. Los investigadores nos recuerdan que quizá no sea una utopía, sino una necesidad
La renta básica es entendida como un derecho de la ciudadanía. Sin embargo, ¿es posible financiarla?
Hace tan solo unos años, la mayor parte de la población no sabía qué era exactamente la Renta Básica Incondicional (RBI). Todo cambió con la irrupción de Podemos en el panorama político nacional, al incluir entre sus primeras propuestas la posibilidad de proporcionar una paga mensual a todos los ciudadanos por el mero hecho de serlo. Aunque posteriores revisiones suavizaron (o traicionaron) el espíritu inicial de la renta, que ya no sería universal sino más bien un complemento a los sueldos más bajos, hay una verdad indiscutible: la idea ya ha calado en la sociedad española.
A pesar de ello, sigue habiendo grandes dudas acerca de en qué consiste realmente esta renta, de sus posibles efectos y de su utilidad. El Confidencial ha abordado el tema a menudo en sus distintas vertientes, desde el célebre experimento canadiense que ya en los años 70 demostró los potenciales efectos positivos de la RBI a la defensa de la misma que se ha realizado desde Silicon Valley pasando por entrevistas con Cive Pérez, autor de 'Renta básica universal. La peor de las soluciones' (Clave Intelectual) o la exposición de los experimentos de Utrecht o Finlandia.
Hay formas de financiarla como a través de una reforma del IRPF o a partir de los subsidios públicos que serían redundantes con una renta básica
Pero ¿es posible que más pronto que tarde veamos dicha medida implantada en nuestro país? Con el objetivo de resolver esta y otras dudas hablamos con Julen Bollain, investigador de la Universidad del País Vasco y la Université Saint-Louis y con un máster en Oxford, uno de los jóvenes investigadores que han analizado esta fórmula durante los últimos años a través de su tesis doctoral, artículos como 'Renta básica incondicional y economía social: un intento de relación' o su participación en el congreso Basic Income Earth Network. Además, Bollain participa de manera activa en la política vasca a través de Podemos Euskadi, donde es segundo en las listas para las elecciones de septiembre tras Pilar Zabala, y forma parte del Círculo de Renta Básica.
.
PREGUNTA. ¿Sería posible ahora mismo la implantación de una renta básica garantizada en España, como llegó a proponer Podemos en su día? Daniel Raventós lleva muchos años defendiendo que, según sus cálculos, es así. ¿Estás de acuerdo?
RESPUESTA. No hay duda de que sería posible. Daniel Raventós, Jordi Arcarons y Lluis Torrens no solo llevan tiempo defendiendo que sí se puede financiar, sino que lo han demostrado empíricamente a raíz de casi dos millones de IRPFs ofrecidos por el Instituto de Estudios Fiscales de España, lo que es una muestra muy significativa del conjunto del Estado Español. Se puede encontrar un resumen del estudio realizado en la web de la Red Renta Básica, del cual se realizará una gran ampliación dentro de dos meses en SinPermiso y que a la vez será publicado completamente y al alcance de toda la ciudadanía en un corto plazo de tiempo. En el estudio se puede observar como cuando hablamos de una renta básica incondicional nos estamos refiriendo a una gran redistribución de la renta de los sectores más ricos de la población al resto.
P. ¿Cómo se financiaría? ¿Qué cuantía se percibiría?
R. Este estudio se realizó para demostrar y dejar claro que la renta básica incondicional no es una utopía y que es fácilmente financiable a través de una simple reforma fiscal. Para ello, y por falta de datos sobre otros impuestos, en este estudio solo se modificó el impuesto sobre la renta de las personas físicas. Evidentemente hay otras formas de financiarla aparte de mediante una reforma del IRPF y aparte de los subsidios públicos que fueran redundantes con una renta básica incondicional (por ejemplo reduciendo las cifras del fraude fiscal e igualándolas a la media de la Unión Europea, de la que nos encontramos 8 puntos por encima), pero lo que se quería demostrar es que incluso realizando una reforma solo del IRPF, la renta básica incondicional se podría financiar tranquilamente.
Julen Bollain estudió Administración y Dirección de Empresas en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad del País Vasco y en Université Saint-Louis (Bruselas) y un Máster en Administración Internacional y Relaciones Internacionales en Oxford.
El objetivo número uno y por lo que mucha gente demoniza la renta básica incondicional es que toda la ciudadanía tenga la existencia material garantizada. Para ello debe ser el importe igual o mayor al umbral de la pobreza, es decir, de 7.500€. Así conseguiríamos que ningún ciudadano viva sumido en la pobreza y, precisamente por esto, no hay medida económica cuyos efectos sean comparables a la renta básica incondicional hoy en día.
P. ¿Podría instaurarse algo así a nivel local, o se trata de una utopía si no hay apoyo desde niveles más altos?
R. No, a nivel local no se podría instaurar una renta básica incondicional por el mero hecho de que no habría financiación suficiente. Es decir, un ayuntamiento no tiene la capacidad de recaudar el dinero suficiente por no tener competencias sobre los principales impuestos. Hacen falta los apoyos de instituciones superiores y por ello hace falta que los partidos políticos dejen el miedo atrás y se atrevan con la pedagogía, se olviden del “la ciudadanía no lo entenderá” y apuesten por el “vamos a explicar a la ciudadanía”.
Respecto a los movimientos que se vayan a dar, veremos. El 25 de septiembre tendremos elecciones en el País Vasco y en Galicia; habrá que analizar qué proponen los partidos políticos en ambas Comunidades Autónomas.
P. El tópico que se repite una y otra vez es que una renta para todos desincentivaría al trabajador. Sin embargo, afirmas que no es así. ¿Qué ocurriría? ¿De verdad dejaría de trabajar la gente?
R. Como tú bien dices, es un tópico que llevamos escuchando mucho tiempo. Sin embargo, me gustaría que alguna de esas personas que tanto han utilizado la “creación de vagos” como síntoma de la renta básica incondicional, demostraran que realmente es así. Yo, desde luego, no puedo. Y es que las pruebas nos remiten precisamente a lo contrario. ¿Por qué? Se han realizado hasta ahora dos encuestas que, casualmente, nos ofrecen resultados muy parecidos.
Cuando te preguntan si dejarías el trabajo por la renta, dices que no; pero cuando te preguntan por los otros, temes que ellos sí dejen de trabajar
La primera encuesta, realizada por el GESOP en Catalunya con 1600 encuestados, determinaba que, aparte de que el 72,3% de los catalanes estaba a favor de una renta básica incondicional, solo el 2,9% de la población dejaría de trabajar y solo un 2,2% de los parados dejarían de buscar trabajo. Los datos son contundentes. Más aún si los contrastamos con la encuesta realizada por Dalia Research a 10.000 encuestados a lo largo de los 28 países de la Unión Europea. Esta encuesta, aparte de evidenciar que un 64% de los europeos votarían a favor de una renta básica incondicional en un referéndum y solo un 24% estaba seguro de votar en contra, constata que solo el 4% de los europeos dejarían su trabajo por una renta básica. Sin embargo, cuando les preguntaban cuál era el mayor miedo que les daba la implementación de la Renta Básica, el 40% decía que el mayor temor era que la gente dejase de trabajar. Se percibe esa dicotomía en la gente: cuando te preguntan personalmente sobre si dejarías el trabajo por la renta, dices que no lo dejarías; pero cuando te preguntan por los otros, temes que ellos sí dejen de trabajar. Cabe destacar estos resultados tan similares entre dos encuestas totalmente independientes entre sí.
P. Hay muchas personas, incluso ultraliberales, que consideran que tarde o temprano se tendrá que adoptar la renta básica por la evolución del mercado laboral. ¿Es un proceso irreversible? ¿Por qué?
R. Es un proceso irreversible. No cabe duda de ello. La necesidad de garantizar una vida digna a toda la ciudadanía cada vez es mayor y creo que no hay persona hoy en día que crea que esto vaya a menguar. El mercado de trabajo así nos lo traslada. Son problemas que han ido surgiendo y que hacen que la renta básica incondicional sea aún más urgente. La mecanización del trabajo y sobre todo la robotización del mismo, como un estudio de Oxford afirmó en 2013, conllevará a que en pocas décadas el 47% de los trabajos sean desempeñados por robots. Asimismo, cada vez le damos una mayor importancia al ocio, al cuidado de los hijos y de los mayores, a hacer trabajos creativos, etc. El mismo 'Financial Times', un periódico que no reside en la radicalidad económica, publicó un artículo el pasado 14 de marzo titulado “La renta básica incondicional es una vieja idea con un atractivo moderno.” Así que sí, la renta básica parece que ha tocado la puerta con ganas y sentido común, y esta vez, se la vamos a abrir. Marc Andreeseen, cofundador de la empresa Netscape Communications Corporation, ha defendido la Renta Básica Incondicional. (Reuters)
P. Algunas Comunidades (como por ejemplo, Navarra) han adoptado rentas semejantes que en realidad no son más que subsidios a las personas en situaciones de pobreza o dificultad económica. ¿Por qué se llama renta básica a lo que no lo es?
R. Tenemos que tener mucho cuidado con los nombres que usan ciertas Comunidades Autónomas para definir estos subsidios condicionados. Al fin y al cabo, no son más que subsidios determinados a ciertas condiciones. La renta básica incondicional, no. La renta básica incondicional no requiere del cumplimiento de ningún requisito, ni a priori ni a posteriori. La recibiría toda la población sin importar su sexo, su raza o su patrimonio. No dejaría de ser un derecho de ciudadanía como lo es el sufragio universal. Además, sería individual, a diferencia de los subsidios condicionados como la Renta de Garantía de Ingresos vasca, donde las ayudas van destinadas a unidades convivencia.
Si es la primera vez que escuchamos esta definición, podríamos pensar que es una locura. Sin embargo, no es así. Como en toda medida económica, aunque todo el mundo reciba la renta básica por definición, existen personas que saldrían beneficiadas por la implantación de la misma y existen personas que pagarían más impuestos para financiar la renta básica de la gente con menor renta. Así, la renta básica incondicional la recibiría toda la población como derecho de ciudadanía y sería financiada mediante una reforma fiscal que supondría una redistribución de la renta del 20% de la gente más rica al resto de la población.
P. ¿Es la renta básica la mejor arma de negociación para el trabajador frente al empresario, y de ahí que haya sido tan demonizada?
R. No podría estar más de acuerdo contigo. El problema aparece cuando el que tiene el poder se da cuenta de ello. Por poner un ejemplo, cuando la patronal se da cuenta de que el poder de negociación del trabajador aumentaría exponencialmente y que el precariado sería el más beneficiado por una renta básica en términos laborales, ya que no estaría sometido bajo el yugo del trabajo. La ciudadanía no tendría por qué aceptar esos trabajos en pésimas condiciones por un salario ridículo y las condiciones de estos trabajos mejorarían considerablemente. Pasa exactamente lo mismo a la hora de avanzar hacia la igualdad de género: ¿cuántas mujeres no se divorcian por la dependencia existente en nuestra sociedad patriarcal? Por tanto, dota de un poder de negociación a la gente, a los trabajadores, a las mujeres…
Proyectos piloto hay muchos en marcha y en diferentes partes del mundo. Desde Finlandia hasta los realizados en India, Carolina del Norte o Namibia Pese a que todos los sindicatos lo comprenden, pocos han querido entender el enorme poder de negociación que otorgaría al trabajador una renta básica incondicional, y por eso son pocos los sindicatos como ESK llevan luchando por ella durante más de 20 años.
P. ¿De qué manera repercutiría la renta básica en el individuo y sus derechos?
R. La renta básica incondicional dotaría al individuo de libertad. Es un derecho de ciudadanía en sí mismo y garantizaría la existencia material a todos los individuos. Esto es un grado de libertad tan grande que una minoría social, la más rica y poderosa, no está dispuesta a admitir. Por lo tanto, tendremos que seguir luchando con la pedagogía y la cordura por bandera para intentar cambiar las cosas. Porque una renta básica es posible, porque es cuestión de libertad, de justicia y de equidad. P. Has participado en el Basic Income Earth Network en Corea. ¿Qué iniciativas se están poniendo en marcha, aparte de las más conocidas, como Utrecht? R. He estado en el Congreso de la Basic Income Earth Network en Seúl, Corea del Sur, financiado por el vicerrectorado de Proyección y transferencia de la Universidad del País Vasco, por lo que me gustaría agradecer a la vicerrectora Amaia Maseda el hecho de apoyar este tipo de iniciativas. Proyectos piloto hay muchos en marcha y en diferentes partes del mundo. Desde Finlandia, hasta los ya realizados en India, Carolina del Norte o Namibia. La renta básica incondicional es tema de debate en casi cualquier Parlamento. En todos intentan ridiculizarla, pero al final se está demostrando que es una medida necesaria para dotar de libertad a la ciudadanía. Los datos de paro sugieren que tarde o temprano será necesario tomar medidas. (Efe)
En el congreso de Seúl también he propuesto la creación de una red de universidades internacionales para poner en común las experiencias, investigaciones o trabajados que hayan realizado sobre temas de Renta Básica. Este tema nos parecía básico desde la Universidad del País Vasco, donde hemos sido la primera institución universitaria en crear un convenio con una Red de Renta Básica. Para nosotros ha sido un paso muy importante, ya que el prestigio y el reconocimiento que reside en las universidades es un punto crucial para romper esas barreras políticas y culturales que separan a la renta básica incondicional de la sociedad civil.
P. Si hay algo que no te haya preguntado y quieras explicar a los lectores, adelante.
R. Para terminar me gustaría aprovechar la ocasión para comentar a todos los lectores que los días 18 y 19 de noviembre se realizará el XVI Simposio de la sobre la Renta Básica Incondicional a nivel estatal en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad del País Vasco en Bilbao. Una vez más, universidad y sociedad civil… el marco adecuado para acercar a la ciudadanía asuntos tan relevantes hoy en día como el futuro del empleo, la reducción de la jornada laboral o la viabilidad social, política y económica de la renta básica incondicional. Además contaremos con ponentes de gran prestigio venidos de distintas partes del mundo. ¡No os lo podéis perder!
---<>---
submitted by Demofilo to podemos [link] [comments]


2016.06.05 18:17 ShaunaDorothy ¡Abajo la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales! ¡Por la liberación de la mujer mediante la revolución socialista! ( 2 - 2 ) (Septiembre de 2013)

https://archive.is/rirsn
La opresión de la mujer, la tradición y la familia
Como administradores de la miseria capitalista del neo-apartheid, el CNA y otros dirigentes de la Alianza idealizan también las sociedades tribales, conciliando y promoviendo, por ejemplo, a los izangoma (médicos brujos) y a otros charlatanes eufemísticamente denominados “sanadores tradicionales”. El desastroso estado del sistema de salud pública —con hospitales públicos crónicamente atestados, cortos de personal y en un estado decrépito, a los que llegar siquiera es una ventaja— significa que, para muchos, los curanderos tradicionales son el único “servicio de salud” al que tendrán acceso jamás. Algunas mujeres acuden a ellos para abortar porque los abortos legales en los hospitales son inaccesibles. Estamos por el derecho de las mujeres al aborto gratuito y seguro para quien lo solicite. En oposición a la “medicina tradicional” muti y otras formas de la denominada “medicina alternativa”, defendemos la ciencia y la medicina científica, y nos oponemos a que los gobiernos subsidien o promuevan de cualquier otra manera a los curanderos tradicionales.
La promoción del atraso tradicionalista por parte del CNA ha tenido resultados desastrosos, como demuestra horripilantemente la política “negacionista del SIDA” del gobierno de Thabo Mbeki (una política que durante años contó con la complicidad de Zuma, segundo de Mbeki hasta 2005, al igual que de los dirigentes del PCS y el COSATU, hasta que finalmente se distanciaron de ésta). Un estudio de la Harvard School of Public Health demostró que unos 330 mil sudafricanos murieron de SIDA entre 2000 y 2005 porque no fue implementado un programa de tratamiento con antirretrovirales (ARV) a tiempo. La miserable ración de ayuda que destinó el sistema imperialista ávido de ganancias a Sudáfrica fue obstruida adicionalmente cuando Mbeki y otros líderes del CNA rechazaron la ciencia médica y bloquearon activamente la implementación de un programa basado en los ARV, promoviendo en cambio a los curanderos tradicionales y otros mercaderes de la muerte que empujan curas herbales y “naturales”. Como el VIH/SIDA es una enfermedad de transmisión sexual, su expansión ha sido impulsada desde siempre por el papel de subordinación de las mujeres. Siempre nos hemos opuesto a la charlatanería “negacionista” y seguimos exigiendo ARV gratuitos para todos los que los necesiten como parte de una lucha por servicios de salud gratuitos y de calidad para todos.
Además de promover la ignorancia y los prejuicios y supersticiones anticientíficos, los curanderos tradicionales son parte de la represiva estructura política que abarca desde el sangoma [chamán] en la comunidad hasta la Cámara de Líderes Tradicionales, parte del estado burgués. Una función primordial de esta estructura represiva es imponer la subordinación de la mujer frente al hombre, a través de la promoción y legitimación de prácticas patriarcales antimujer. Junto con el lobola y el ukuthwala, éstas incluyen pruebas de virginidad y ceremonias de iniciación como el uMemolo, en donde las mujeres jóvenes son enseñadas a servir a los hombres y entrenadas para transmitir la cultura tradicional a la siguiente generación.
Estas atrasadas prácticas tradicionales, remanentes de una cultura agrícola y esclavista, son un factor importante en la legitimación y promoción de la violencia contra las mujeres, que incluye uno de los más altos índices de violaciones reportadas en el mundo. Las mujeres más vulnerables son las que sufren más estas prácticas. Por ejemplo, los matones que practican el ukuthwala generalmente secuestran mujeres huérfanas o provenientes de familias pobres. Como sucede siempre en la sociedad de clases, las tradiciones y la cultura que son defendidas más aguerridamente son aquéllas que le son aceptables y beneficiosas a los ricos.
Fortalecer los tribunales tradicionales significa fortalecer esta represión de las mujeres. En muchos sistemas legales basados en las costumbres, las mujeres africanas tienen como guardianes a sus padres y, después del matrimonio, a sus maridos. No tienen capacidad de contratar nada sin el consentimiento de su guardián y no pueden presentarse en los tribunales sin la asistencia de éste. Están excluidas de los procesos políticos de las tribus y en ocasiones tampoco pueden acceder a la propiedad de la tierra. Tradicionalmente, las mujeres no son incluidas en las negociaciones del lobola: el consentimiento al sexo y otros derechos sexuales no están en manos de las mujeres mismas, sino de los miembros de su familia.
Comúnmente se piensa, de manera errónea, que la subordinación de la mujer al hombre, al igual que la familia patriarcal actual, existen desde siempre. Otra idea equivocada común, particularmente extendida entre los feministas y otros opositores de la opresión de la mujer desde el marco liberal burgués, es que la fuente de esta opresión son simplemente las ideas patriarcales atrasadas (particularmente las de los hombres). Por otro lado, los nacionalistas, en particular, hacen apología de la poligamia forzada, el lobola y otras prácticas antimujer presentándolas de manera idealizada como formas típicamente africanas de demostrar “respeto” entre las familias. Otra justificación para estas cosas argumenta que, dado que las mujeres con frecuencia tienen papeles importantes en las prácticas africanas tradicionales, éstas últimas no pueden resultar opresivas para las mujeres.
Como marxistas entendemos que la opresión de la mujer es material y que la idea de que las mujeres son inferiores a los hombres no es sino un reflejo de esa realidad material. Engels explicó que la opresión de la mujer tiene sus raíces en el desarrollo de la propiedad privada y la división de la sociedad en clases, ambas conectadas con el desarrollo de la familia. Las primeras sociedades humanas vivían una forma de “comunismo primitivo”. Esto significaba que los seres humanos cazaban y recolectaban apenas lo mínimo para sobrevivir y lo compartían de manera equitativa. La división del trabajo entre hombres y mujeres estaba basada en la realidad biológica del cuidado de los niños —es decir, las mujeres eran responsables de gestar y amamantar a los pequeños— y no implicaba un papel subordinado para las mujeres. La división del trabajo entre los sexos era igual y ambos producían para satisfacer sus necesidades vitales. Las funciones del hogar eran una responsabilidad común y colectiva.
Esta igualdad social primitiva desapareció cuando avances como el desarrollo de la agricultura le permitieron a los seres humanos producir más del mínimo para sobrevivir. Este excedente social se convirtió en propiedad de una minoría, formada por hombres, creando las primeras divisiones de clase en la sociedad. Esto llevó al desarrollo de la institución de la familia como un medio para transmitir la propiedad de una generación a otra. También ocasionó el surgimiento del estado, una organización de dominio utilizada por una clase para suprimir a otra.
La familia patriarcal decretó la monogamia para las mujeres, de modo que los hombres pudieran asegurarse que sus descendientes heredarían su propiedad. Esto dio fin a la familia comunal. De ese modo, las funciones de la familia, la crianza de los niños y el trabajo doméstico se volvieron actividades privadas y perdieron su carácter comunal. Las mujeres, confinadas al hogar individual, fueron aisladas de la producción social, que se volvió una esfera masculina. Como escribió Engels en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884): “El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción”.
¿Cuál es, entonces, el papel de la familia para la gente que no tiene propiedad que transmitir? La familia bajo el capitalismo sirve además para criar a la siguiente generación para que trabaje en el campo, las fábricas y las minas, y para que sirva de carne de cañón en el ejército burgués. Sirve para entrenar a los jóvenes a obedecer a la autoridad, inculca el atraso religioso y actúa en general como freno de la conciencia social. De esta forma, la institución de la familia asegura que sea mantenido el dominio de clase de los capitalistas. La familia es la fuente principal de la opresión de la mujer, así como una unidad económica y social, baluarte de la reacción social junto con la religión organizada. Es, además, la fuente de la discriminación, la persecución legal y otras formas de opresión contra los homosexuales. A pesar de sus leyes liberales en el papel, Sudáfrica está plagada por un virulento fanatismo antigay, con frecuentes reportes de ataques asesinos contra gays y lesbianas, particularmente en los townships y las áreas rurales.
A diferencia de los feministas, que ven la liberación de la mujer exclusivamente como tarea de las mujeres, nosotros entendemos que la lucha por la igualdad de la mujer tiene que ser levantada como parte necesaria de la lucha por liberar a la clase obrera en su conjunto. Esto incluye la lucha por integrar a las mujeres a la producción social. Los sindicatos tienen que luchar por cuidado infantil gratuito disponible las 24 horas para todos; por la extensión de los derechos de licencia por maternidad para las trabajadoras; por anticonceptivos gratuitos y abortos seguros y gratuitos para quien los solicite; y por otras demandas para darle a las mujeres un mayor acceso a trabajos decentes y a la independencia financiera.
Luchar por estas demandas requiere de un combate político para remplazar a los actuales dirigentes sindicales procapitalistas —que, en el caso de los líderes del COSATU, subordinan directamente a la clase obrera a los capitalistas a través del frente popular nacionalista de la Alianza Tripartita— con una dirección clasista. El combate contra los falsos dirigentes procapitalistas en los sindicatos es una parte crucial de la lucha indispensable por forjar un partido revolucionario de vanguardia. Queremos abrir el camino para que las mujeres desempeñen un papel activo y dirigente en la clase obrera, que es la única con el poder social y el interés objetivo de derrocar el sistema capitalista.
La lucha por la liberación de la mujer, especialmente en los países de desarrollo capitalista atrasado como Sudáfrica, puede ser una importante fuerza motriz para la revolución socialista. Sudáfrica nunca experimentó una revolución democrático-burguesa. En cambio, la opresión capitalista fue impuesta por los colonizadores imperialistas sobre la estructura de las sociedades precapitalistas, dejando en su lugar y reforzando todo el atraso acumulado en esas sociedades, particularmente la brutal opresión de la mujer. Nos oponemos al “relativismo cultural” de los nacionalistas y otros que buscan justificar en nombre de la tradición prácticas barbáricas antimujer como la mutilación genital femenina y el matrimonio por secuestro, y buscamos poner fin a esas prácticas. No hay nada excepcionalmente africano en esas prácticas: por ejemplo, el lobola es una versión del precio de novia, practicado en sociedades de Asia y Europa en distintos periodos, y aun hoy en países como Afganistán.
Luchamos por la emancipación de la mujer a través de la revolución socialista. Buscamos deshacernos de la institución de la familia, fuente de la opresión de la mujer. Las funciones de la familia —el cuidado de los niños, el trabajo doméstico, etc.— no pueden ser simplemente abolidas, tienen que ser remplazadas por instituciones sociales. En una sociedad socialista, el estado obrero buscaría proporcionar cuidado infantil gratuito 24 horas al día, siete días a la semana, fácilmente accesible en casa o el trabajo, cocinas y lavanderías comunales y otras medidas que liberarían a las mujeres de la esclavitud doméstica y les permitirían participar en todos los niveles de la sociedad. Esto no es posible más que sobre la base de una economía socialista planificada, en la que la producción sea liberada de la anarquía y la irracionalidad, y sea organizada y operada para satisfacer las necesidades humanas y no la sed de ganancias.
“La revolución por etapas”: Traición contra las mujeres y el socialismo
El Partido Comunista de Sudáfrica dice oponerse a la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales. El año pasado, los delegados al XIII Congreso Nacional del Partido votaron por rechazarla categóricamente, tan sólo unos meses después de que el Comité Central del PCS emitiera una comedida declaración que llamaba a “discutirla más” y argumentaba: “Hay aspectos del sistema de Tribunales Tradicionales que son progresistas y deberían ser mantenidos, pero los aspectos que están en conflicto con los objetivos no sexistas, democráticos y de construcción de la nación de la Revolución Democrática Nacional deberían ser rechazados”. No es para sorprenderse, sin embargo, que nada de esto parece haber causado disturbio alguno en la armoniosa relación entre los dirigentes del PCS y el gobierno capitalista que busca aprobar la reaccionaria propuesta de ley —un gobierno del que son una parte prominente—. Por citar sólo un ejemplo, Yunus Carrim, miembro del politburó del PCS, es el asistente del ministro en el Departamento de Administración Corporativa y Asuntos Tradicionales, ¡precisamente el ministerio responsable de la propuesta de ley!
Los dirigentes del PCS tienen una larga historia de traicionar los intereses de la clase obrera en nombre del esquema menchevique/estalinista de la “revolución por etapas”, conocido en Sudáfrica como la “Revolución Democrática Nacional” (RDN). De acuerdo con este esquema, que sirve como justificación ideológica para la alianza histórica y la compenetración con el CNA, las condiciones actuales no están lo suficientemente maduras para el socialismo. Por eso, primero debe venir un bloque político con los nacionalistas burgueses “progresistas”. Después, en un futuro siempre lejano y jamás especificado, esto conducirá al socialismo. A través de la historia, la “segunda etapa” siempre ha sido en realidad el asesinato de los obreros y los comunistas a manos de los nacionalistas burgueses.
En 1964, el líder histórico del PCS Govan Mbeki escribió bonitas palabras denunciando a los líderes tradicionales: “Si los africanos han tenido jefes, es simplemente porque todas las sociedades humanas los han tenido en un punto u otro. Pero cuando un pueblo se ha desarrollado a tal grado que descarta a los jefes tribales, cuando su desarrollo social contradice la necesidad de una institución así, entonces obligarlo a mantenerla no es liberación sino esclavitud” (The Peasants’ Revolt [La revuelta de los campesinos]). Sin embargo, en nombre de la alianza de colaboración de clases con los nacionalistas “progresistas” del CNA, los dirigentes del PCS aceptaron toda clase de conciliaciones grotescas con los jefes tribales y aun ahora se encuentran entre los apologistas más rastreros del gobierno de la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales.
Para avanzar en su lucha, la clase obrera debe romper con la Alianza Tripartita y con la política reformista de colaboración de clases presentada bajo el nombre de Revolución Democrática Nacional. En oposición al esquema de la “revolución por etapas”, Spartacist/South Africa, sección de la Liga Comunista Internacional, está por el programa y la perspectiva de la revolución permanente desarrollados por el dirigente bolchevique León Trotsky. Ésta sostiene que, en los países de desarrollo capitalista atrasado, las tareas democráticas inconclusas, asociadas históricamente con las revoluciones burguesas, sólo pueden ser llevadas a cabo con la llegada al poder de la clase obrera. Una vez en el poder, la clase obrera deberá luchar por extender la revolución a los países capitalistas avanzados para asegurar la construcción exitosa del socialismo.
Sudáfrica es un caso particularmente dramático de la aplicabilidad de la revolución permanente de Trotsky: una sociedad única, en la que la colonización europea creó una fuerte superposición de las cuestiones raciales y de clase a través de la brutal superexplotación y supresión de la mayoría negra. Para enfatizar la conexión intrínseca entre la revolución socialista y la liberación nacional para la mayoría negra, y para combatir el dominio de la ideología nacionalista, lanzamos el llamado por un gobierno obrero centrado en los negros como una concretización de la revolución permanente. Un gobierno obrero centrado en los negros unificaría a los distintos grupos tribales y lingüísticos y le daría un papel activo y completos derechos democráticos a las minorías de color (coloured) e india, al igual que a los blancos que acepten un gobierno basado centralmente en los obreros negros.
Las medidas necesarias para desmantelar el racista sistema de trabajadores migrantes y para liberar a las mujeres de la esclavitud doméstica subrayan la necesidad vital de una perspectiva internacionalista. El desarrollo de las áreas rurales, los programas para proporcionar vivienda y cuidado infantil para todos, etc., todo ello dependerá para su éxito de la conexión con una economía socialista planificada internacional, lo que implica la extensión de la revolución socialista a los países capitalistas avanzados (imperialistas) en Norteamérica, Europa Occidental y Japón. En la lucha por este objetivo, buscamos construir un partido leninista revolucionario de vanguardia de la clase obrera que defenderá la causa de las masas urbanas ampliamente desempleadas, los sin tierra, los inmigrantes, las mujeres, los trabajadores agrícolas y todos los demás oprimidos bajo el capitalismo del neoapartheid.
¡Por nuevas revoluciones de Octubre!
Las mujeres negras desempeñaron un papel heroico en la lucha contra el apartheid, pero como esa lucha estaba dominada políticamente por el nacionalismo burgués, la liberación que ansiaban nunca llegó. Nuestro modelo positivo en la lucha por la liberación de la mujer es el Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky. La Revolución de Octubre de 1917, dirigida por los bolcheviques, fue una confirmación dramática de la teoría de Trotsky de la revolución permanente. El gobierno revolucionario del joven estado obrero luchó por llevar a cabo el programa marxista para la liberación de la mujer. Inmediatamente removieron todas las trabas a la igualdad legal, otorgando a las mujeres el derecho al voto, rompiendo el control de la iglesia sobre el matrimonio y el divorcio y haciendo de éstos simples asuntos del registro civil. Los bolcheviques legalizaron el aborto, abrieron escuelas para alfabetizar a las niñas, prohibieron la discriminación contra los homosexuales y abolieron el concepto de los niños ilegítimos nacidos fuera del matrimonio.
Pero como explicó Lenin, estos cambios legales son sólo el primer paso en la liberación de la mujer. El segundo paso, más complicado, es sentar las bases materiales necesarias para remplazar en los hechos las funciones sociales de la familia y liberar a las mujeres del arduo trabajo doméstico. Los bolcheviques lucharon, pese a la escasez de recursos, para proporcionar servicios domésticos socializados a gran escala como un primer paso (ver “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”, Spartacist (Edición en español) No. 34, noviembre de 2006, para una presentación más amplia de lo que hicieron los bolcheviques). Sin embargo, Rusia era un país capitalista atrasado y después de la revolución, el joven estado obrero estaba económicamente devastado, aislado y rodeado de potencias imperialistas hostiles. Lenin y Trotsky entendían que la clave para construir el socialismo en Rusia era la extensión internacional de la revolución obrera a los países capitalistas más avanzados, particularmente Alemania.
Esta perspectiva internacionalista revolucionaria fue más tarde pisoteada por una casta burocrática conservadora y nacionalmente estrecha, representada por Stalin, que llegó al poder a través de una contrarrevolución política e impulsó el programa utópico antimarxista del “socialismo en un solo país”. A pesar de la degeneración burocrática subsecuente y del mal gobierno estalinista, las conquistas obtenidas por el estado obrero soviético fueron enormes, especialmente para las mujeres. Los trotskistas defendimos a la Unión Soviética contra el imperialismo y la contrarrevolución capitalista, y luchamos por la revolución política proletaria para derrocar a la burocracia y regresar al estado obrero al camino de Lenin y Trotsky. Ésta es nuestra perspectiva hacia los estados obreros deformados que quedan hoy en día: China, Cuba, Laos, Corea del Norte y Vietnam.
Uno de los lugares en los que la Revolución Rusa tuvo un profundo impacto sobre las condiciones de la mujer fue el Asia Central soviética. En la época de la Revolución de Octubre, esta región era incluso más atrasada que Rusia, teniendo todavía un modo precapitalista de producción y marcada por la opresión de la mujer bajo la ley tradicional islámica. Los bolcheviques emprendieron trabajo sistemático entre estas mujeres, buscando ganarlas como aliadas y demostrar el potencial liberador del programa comunista a los pueblos de Oriente. Esto fue capturado por Trotsky en un discurso dado en abril de 1924, en celebración del tercer aniversario de la fundación de la Universidad Comunista para los Trabajadores de Oriente en Moscú:
“El sentido, la fuerza y la esencia del bolchevismo yacen en que se dirige no a los jefes obreros sino a la plebe, a los de abajo, a los millones y a los más oprimidos de los oprimidos... Esto, además, quiere decir que la mujer oriental, que es la más paralizada en su vida, sus hábitos y su creatividad, la esclava de los esclavos, que ella, habiéndose quitado el manto ante las exigencias de las nuevas relaciones económicas, se sentirá súbitamente libre de cualquier clase de puntal religioso; tendrá una sed apasionada de obtener nuevas ideas y una nueva conciencia para apreciar su nueva posición en la sociedad. Y no habrá mejor comunista en Oriente, ni mejor combatiente por las ideas de la revolución y del comunismo, que la mujer obrera que ha despertado (aplausos)”.
—“El comunismo y las mujeres de Oriente”, reimpreso en Spartacist (Edición en español) No. 35, agosto de 2008
Nosotros luchamos, en ese espíritu, por construir el partido revolucionario internacionalista necesario para conquistar nuevos Octubres aquí y alrededor del mundo.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/39/tribunales.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.04 13:42 ShaunaDorothy ¡Defender al estado obrero deformado chino! “Tíbet Libre”, grito de guerra de la contrarrevolución (Junio de 2012)

https://archive.is/LmvxU
Espartaco No. 35 Junio de 2012
El siguiente artículo ha sido adaptado de Workers Vanguard No. 911, 28 de marzo de 2008, e incorpora un par de correcciones al original publicadas en el No. 917, 4 de julio de 2008.
En el año de 2008 se llevaron a cabo protestas, iniciadas en la Región Autónoma del Tíbet, para conmemorar el aniversario del levantamiento de 1959 contra el dominio chino —un levantamiento inspirado, armado y financiado por la CIA—. Las protestas, descritas por el único corresponsal extranjero en Lhasa como “una orgía de motines antichinos” (Economist en línea, 14 de marzo de 2008), fueron dirigidas por lamas budistas y recibieron eco en las provincias chinas de Gansu, Qinghai y Sichuan, donde existen poblaciones tibetanas significativas. También hubo una marcha en la India desde el centro del “gobierno en el exilio” del Dalai Lama. Al grito de “Viva el Tíbet” y “Viva el Dalai Lama”, los participantes en los motines dirigidos por los monjes, con frecuencia a la cabeza de pandillas de adolescentes, causaron destrozos en el viejo barrio tibetano de Lhasa, incendiando y destruyendo tiendas administradas por gente de etnia china y dando muerte al menos a trece personas. Entre los que sufrieron los ataques se encuentran los chinos de la etnia hui, una minoría musulmana en la región. El Economist (22 de marzo de 2008) reportó que “las tiendas propiedad de tibetanos fueron señaladas como tales con mascadas blancas tradicionales... Se salvaron de la destrucción”.
Estas protestas en el Tíbet fueron reaccionarias, anticomunistas y contrarrevolucionarias. Como trotskistas (es decir, marxistas genuinos), en la Liga Comunista Internacional luchamos por la defensa militar incondicional del estado obrero deformado chino contra el ataque imperialista y la contrarrevolución capitalista —como hacemos en el caso de los otros estados obreros deformados restantes en Corea del Norte, Vietnam, Cuba y Laos—. La Revolución de 1949 que derrocó el dominio capitalista en China ha dado como resultado enormes conquistas para las masas trabajadoras y campesinas de ese país, incluida la gente del Tíbet, que, hasta la victoria allí de las fuerzas chinas en 1959, era gobernado por una “lamacracia” proesclavista. La causa por un “Tíbet Libre” tuvo su origen en las maquinaciones de la CIA y otras fuerzas imperialistas determinadas a restaurar el capitalismo en China, lo que reduciría una vez más al país al yugo semicolonial. El llamado por un “Tíbet Libre” es el grito de guerra de la contrarrevolución y significaría en los hechos el señorío imperialista sobre las masas tibetanas. La destrucción contrarrevolucionaria del estado obrero deformado chino constituiría una derrota tremenda para el proletariado internacional, incluido el pueblo del Tíbet.
Antes de ser aplastada por el Ejército de Liberación Popular en 1959, la teocracia lamaísta del Tíbet tal vez era, proporcionalmente, el estrato gobernante más grande y holgazán de la historia humana, apoyado económicamente por campesinos, cultivadores de cebada y pastores de yaks. En esencia, esto significaba que el trabajo más inclemente era hecho en su mayoría por las mujeres, ya que tanto los monjes como una porción nada pequeña de la población masculina, que emulaba la vida monástica después de “pecar” al procrear, se dedicaban a la contemplación.
Después de suprimir el levantamiento respaldado por la CIA de 1959, el gobierno chino abolió el ulag (trabajo campesino forzado) y puso fin a los azotes, la mutilación y la amputación como formas de castigo penal. La tierra, los animales y las herramientas de los aristócratas que huyeron al exilio fueron distribuidas entre los campesinos, al igual que la tierra y los bienes muebles de los monasterios que habían participado en el levantamiento. El estado obrero deformado chino estableció la educación laica y construyó sistemas de agua corriente y eléctricos en Lhasa. Como resultado, el promedio de vida de los tibetanos, que era de 35 años en 1950, se elevó a 67 en 2001. La mortalidad infantil, que llegaba a un impresionante 43 por ciento en 1950, disminuyó dramáticamente hasta el 0.661 por ciento en 2000. La reciente apertura del ferrocarril entre Lhasa y Qinghai, que une al Tíbet con el resto de China, ha conducido al desarrollo económico y a una mejora de los estándares de vida. Estas conquistas dan testimonio del progreso social resultante de la expropiación de la clase capitalista y los terratenientes y la instauración de las formas de propiedad proletarias que emergieron de la Revolución China de 1949.
Especialmente desde la destrucción contrarrevolucionaria de los estados obreros deformados de Europa Oriental y, en particular, desde la destrucción del estado obrero degenerado soviético en 1991-92, China se encuentra cada vez más en la mira de los imperialistas. Para promover la contrarrevolución, éstos combinan el aprovechamiento de las aperturas económicas ofrecidas por la burocracia estalinista de Beijing, a través de las que buscan fomentar la contrarrevolución interna, con el incremento de la presión militar. China, el más poderoso de los estados obreros deformados restantes, está rodeada por todo un sistema de bases militares estadounidenses. Junto con Corea del Norte, se encuentra en la lista de objetivos potenciales del Pentágono para un primer ataque nuclear, en tanto que el programa estadounidense de Defensa Nacional de Misiles tiene el objetivo estratégico de neutralizar las modestas capacidades nucleares chinas.
Los gobernantes imperialistas procuraron aprovechar las Olimpiadas de Beijing 2008 para intensificar la presión que ejercen sobre China a través de su apoyo al Dalai Lama. En una provocación que prefiguró los motines en el Tíbet, en un espacio de cinco semanas a partir de septiembre de 2007, el Dalai Lama se reunió con la canciller alemana Angela Merkel en Berlín, el entonces presidente estadounidense Bush en Washington —la primera vez que un presidente estadounidense en funciones se reunió públicamente con el Dalai Lama— y el primer ministro canadiense Stephen Harper. En mayo de 2008 también el entonces primer ministro británico, Gordon Brown, se reunió con el Dalai Lama en Londres.
Aunque el gobierno de Bush había llamado a China a “contenerse” en el Tíbet, los demócratas han buscado superar a la pandilla de Bush en su beligerancia contra China. Después de que estallaron las revueltas en el Tíbet, la portavoz demócrata en la cámara baja, Nancy Pelosi, visitó el cuartel general del Dalai Lama en Dharamsala, India. En una declaración del 12 de marzo de 2008, Pelosi condenó “la violenta respuesta de las fuerzas chinas a los manifestantes pacíficos en el Tíbet”; la entonces aspirante a candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, emitió una declaración afirmando que “la represión en el Tíbet continúa” y Barack Obama hizo eco de Pelosi al condenar “el uso de la violencia para aplacar a manifestantes pacíficos”. De hecho, durante los violentos motines, las fuerzas de seguridad chinas “parecen haber actuado con relativa mesura”, como reportó la edición en línea del Economist (16 de marzo de 2008). Desde entonces, las presiones, amenazas y provocaciones imperialistas contra China se han sucedido una a otra.
Los falsos socialistas, por su parte, marchan sin perder el ritmo detrás de los intentos de sus gobernantes imperialistas de fomentar la contrarrevolución en China, de igual modo que apoyaron la destrucción contrarrevolucionaria de la URSS, una derrota histórico-mundial para el proletariado internacional que ha llevado devastación y miseria a los pueblos de la antigua Unión Soviética. En Francia, el Nuevo Partido Anticapitalista (en ese entonces Ligue communiste révolutionnaire), asociado con Socialist Action en EE.UU. y el PRT y la LUS en México, inmediatamente se solidarizó con los lamas, condenando la “represión ejercida por el régimen de Beijing” y llamando por la “autodeterminación” (declaración del 18 de marzo de 2008). Su afiliado japonés, Kakehashi, llamó por el “derecho a la autodeterminación del pueblo tibetano” y exigió que China “acepte un equipo de investigación internacional” (Kakehashi, 24 de marzo de 2008).
Mientras tanto, los reformistas del Committee for a Workers’ International (Comité por una Internacional Obrera), que publica China Worker y está asociado con Socialist Alternative (Alternativa Socialista) en EE.UU., han declarado que están por el “derecho a la independencia” del Tíbet. Aclamaron a las supuestas “capas radicales” entre la juventud tibetana en contraposición al “acercamiento conciliador” del Dalai Lama, aunque admiten que “la independencia nacional sobre una base capitalista no puede resolver en modo alguno los problemas de las masas empobrecidas” (China Worker, 18 de marzo de 2008). Estos oponentes del movimiento obrero revolucionario internacionalista, enemigos del estado obrero deformado chino, están dispuestos a entregar a las masas tibetanas al regreso de la lamacracia. Los llamados de los seudomarxistas a la “independencia” del Tíbet se encuentran a la derecha incluso del Dalai Lama, que admitió en 2005: “Conforme avanza el desarrollo material de China obtenemos conquistas materiales, como el tren. Si fuéramos un país separado sería muy difícil y no obtendríamos beneficios” (South China Morning Post, 14 de marzo de 2008).
Modelado a partir de la Unión Soviética después de la usurpación del poder político de la clase obrera por parte de la burocracia estalinista, el estado obrero chino estuvo deformado desde sus inicios. El Partido Comunista Chino (PCCh) de Mao Zedong que llevó a cabo la Revolución de 1949 no era un partido basado en la clase obrera, sino en el campesinado. Desde el inicio, el régimen del PCCh suprimió la acción independiente de la clase obrera, excluyéndola del poder político. Representando a una casta burocrática nacionalista que descansa sobre la economía colectivizada, el régimen estalinista de Beijing proclama la noción profundamente antimarxista de que el socialismo —una sociedad igualitaria y sin clases basada en la abundancia material— puede ser construida en un solo país. En la práctica, el “socialismo en un solo país” significó la adaptación al imperialismo mundial y la oposición a la perspectiva de la revolución obrera internacional.
En su vana búsqueda de la “coexistencia pacífica” con el imperialismo mundial, los falsos gobernantes estalinistas mismos socavan la defensa del estado obrero chino. Las declaraciones oficiales de Beijing condenando los motines del Tíbet responsabilizaron exclusivamente al Dalai Lama; lo que queda sin decir es el papel de los imperialistas. Pero como señaló un artículo de opinión en el New York Times (22 de marzo de 2008) escrito por un tal Patrick French, antiguo director de la “Campaña por un Tíbet Libre” en Londres: “La Campaña Internacional por el Tíbet, con sede en Washington, es ahora una fuerza más poderosa y efectiva sobre la opinión global que el grupo del Dalai Lama en el norte de la India”. Este partidario de un “Tíbet Libre” procedió a subrayar que “las organizaciones pro Tíbet europeas y estadounidenses son la cola que agita al perro del gobierno tibetano en el exilio”. También señaló que “después de peinar los archivos en Dharamsala” encontró “que no hay evidencia” para apoyar la afirmación hecha por su grupo y otros que pretenden un “Tíbet Libre” de que 1.2 millones de tibetanos han sido asesinados desde que los chinos entraron al Tíbet en 1950.
Parte de este mito es la popular distorsión promovida por el bando del Dalai Lama y por los imperialistas de que durante la Revolución Cultural Mao movilizó jóvenes estudiantes de la etnia han para “aplastar y destruir” mucho de lo que estaba al centro de la cultura tibetana. Pero fue en su mayoría la juventud tibetana la que destruyó muchas reliquias y palacios budistas. Wang Lixiong, en su muy serio artículo, “Reflexiones sobre el Tíbet” (New Left Review, marzo-abril de 2002), señala:
“La verdad es que, debido a la mala transportación y las enormes distancias implicadas, sólo un número limitado de Guardias Rojos de la etnia han llegaron en realidad al Tíbet. Aún si algunos de ellos participaron en el desmantelamiento de los templos, su acción sólo pudo haber sido simbólica. Cientos de altares se encontraban dispersos en pueblos, pastizales y las escarpadas laderas de las montañas: nadie hubiera sido capaz de destruirlos sin la participación de la gente local. Más aún, la mayoría de los Guardias Rojos que de hecho llegaron a la RAT [Región Autónoma del Tíbet] eran estudiantes tibetanos, que regresaban de universidades en otros lugares...
“Seguramente estas acciones son evidencia de que, una vez que se dieron cuenta de que podían controlar sus propios destinos, los campesinos tibetanos, en un gesto indudablemente liberador, hicieron a un lado el espectro de la próxima vida que había colgado sobre ellos por tanto tiempo y aseveraron por la fuerza que preferían ser hombres en esta vida que almas en la próxima”.
La mal llamada “Gran Revolución Cultural Proletaria”, que comenzó a mediados de los años 60, fue la movilización por parte de Mao de millones de jóvenes estudiantes para afianzar su posición en una guerra de pandillas fraccional al interior de la burocr acia. La Revolución Cultural infligió un enorme daño humano y económico sobre el Tíbet, como hizo en todo el resto de la República Popular China. Fue, de hecho, anticultural, incluyendo la cultura de los han al igual que el arte y la música occidentales. Al mismo tiempo, hubo de hecho chovinismo han. El lenguaje y el atuendo nativo tibetano —como fue el caso con todas las minorías nacionales— fueron atacados durante la Revolución Cultural.
Después de la muerte de Mao, Deng Xiaoping levantó las prohibiciones contra el lenguaje, el atuendo y los peinados tibetanos. Al mismo tiempo, se reconstruyeron y remozaron algunos monasterios y los monjes holgazanes —que antes se habían visto empujados a trabajar como un efecto secundario benéfico de la Revolución Cultural— regresaron a montones, hasta volverse entre 40 mil y 50 mil a fines de la década de 1990. Mientras tanto, las “reformas de mercado” iniciadas bajo Deng han incrementado los privilegios de los han en el área. Las conquistas auténticas obtenidas por las masas tibetanas a partir de la Revolución China de 1949 existen lado a lado con continuas desigualdades.
Más del 92 por ciento de la población de China es han. Es vital para el proletariado chino combatir el chovinismo han de la burocracia estalinista y oponerse a toda discriminación contra los tibetanos, los uighurs musulmanes de Xinjiang y otras minorías étnicas y nacionales. Lo que se necesita es una lucha para barrer con el dominio burocrático estalinista en China y remplazarlo con un régimen basado en la democracia obrera, expresada a través de consejos obreros y campesinos y arraigada en el internacionalismo marxista. Esto constituiría una revolución política obrera, no una revolución social. Su base sería la defensa del estado obrero chino y la lucha por la revolución socialista internacional. La clave para llevar a cabo esta perspectiva es el forjamiento de un partido trotskista en China. El destino del pueblo tibetano está inextricablemente ligado a la lucha por una revolución política proletaria en China y la revolución socialista en los países capitalistas —desde el Subcontinente Indio hasta Japón, EE.UU. y otros centros imperialistas—.
Allá en 1959, en la estela del fallido levantamiento tibetano, James Robertson, uno de los dirigentes fundadores de nuestra tendencia internacional y presidente nacional de la Spartacist League, escribió un volante que fue impreso en Young Socialist (junio de 1959), periódico de los Young Socialist Clubs (Clubes Juveniles Socialistas), antecedente del grupo juvenil del entonces trotskista Socialist Workers Party (SWP, Partido Obrero Socialista). Robertson había sido miembro de una organización schachtmanista que tenía una posición “tercercampista” (es decir no defensista) hacia la Unión Soviética. Siendo un ardiente comunista, fue ganado al trotskismo y se unió al SWP. Este volante, titulado “La brigada tibetana: Las lágrimas de cocodrilo manchan el hábito monacal” y publicado por el Eugene V. Debs Club de Berkeley, fue su primera declaración de defensismo soviético trotskista. En él afirmaba:
“La verdadera alternativa para el Tíbet si el control chino fuese expulsado no es la independencia como nación, sino la dependencia abyecta en el armamento, el dinero y los asesores estadounidenses...
“La victoria del gobierno comunista chino es claramente la opción progresista en la actual disputa. Sin embargo, reconocer esto no significa lavarle la cara al régimen. Pero aún de forma distorsionada, es parte de grandes y positivos cambios en el Asia continental, cambios que eventualmente serán el fin de los propios maoístas. A través de estas mismas conquistas, el régimen será derrocado por las masas de personas ansiosas por gobernar sus propios destinos sin intervención de una élite privilegiada. Ése es el futuro; los monjes gobernantes tibetanos son el pasado”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/35/tibet.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.02 00:42 ShaunaDorothy Canadá: Opresión de la mujer y reacción racista - El asesinato de “honor” de Aqsa Parvez (Invierno de 2008-2009)

https://archive.is/OZWPQ
Espartaco No. 30 Invierno de 2008-2009
Canadá: Opresión de la mujer y reacción racista
El asesinato de “honor” de Aqsa Parvez
(Mujer y Revolución)
El siguiente artículo ha sido adaptado de Spartacist Canada No. 156 (primavera de 2008).
El 10 de diciembre de 2007, Aqsa Parvez, una joven de 16 años de ascendencia paquistaní de un suburbio de Toronto, fue estrangulada por su padre tras negarse a usar el hijab (la mascada que cubre el pelo y el cuello) islámico. Murió en el hospital al día siguiente. Su padre fue acusado de asesinato y su hermano mayor de obstruir a la policía.
Aqsa acababa de abandonar su casa intentando escapar de las restricciones que le imponía su religiosa familia. Su muerte suscitó grandes muestras de dolor por parte de sus muchos amigos, entre los que había jóvenes mujeres negras, adolescentes del sureste asiático y blancos, entre otros. Sus compañeros de clase declararon al Toronto Star (11 de diciembre de 2007) que Aqsa llevaba meses discutiendo con sus padres respecto a usar el hijab. “No quería ir a su casa…a tal grado que prefería ir a los albergues”, dijo uno. “Su padre y su hermano la habían amenazado”, comentó otro; “él le dijo que si se iba, la mataba.”
El asesinato de Aqsa Parvez ocurrió después de una serie de homicidios de mujeres sij en British Columbia (B.C.) por parte de sus esposos y otros parientes. Mujeres originarias del sureste asiático organizaron en la Lower Mainland de B.C. protestas contra estos asesinatos e intentos de asesinato en el otoño de 2006 y de nuevo en la primavera de 2007. La violencia contra la mujer cruza las líneas étnicas y de clase con una indiferencia brutal. Pero los asesinatos de Aqsa Parvez y las mujeres sij en B.C. son algo diferente. Como los asesinatos de mujeres turcas y kurdas por parte de sus parientes varones en Alemania, Gran Bretaña, Suecia y otros países imperialistas en años recientes —y los incontables asesinatos de este tipo que tienen lugar en el Medio Oriente, el centro y sur de Asia— éstos fueron esencialmente asesinatos de “honor”. Estos brutales asesinatos surgen del choque entre el deseo de las mujeres de independizarse de su cultura “tradicional” y el legado de las normas sociales y económicas precapitalistas que sobreviven en grandes franjas del mundo.
Los asesinatos de “honor” reflejan el trato que reciben las mujeres como propiedad de sus padres o maridos. Como la mayoría de las adolescentes, Aqsa Parvez quería tomar sus propias decisiones respecto a cómo vestirse, qué amigos frecuentar y qué futuro tener. Pero para su padre, esto representaba una afrenta al control que ejercía sobre su hija como está prescrito por el Islam. Un patrón que compartían las mujeres sij asesinadas en B.C. era su relativa independencia económica, con empleos como maestras, enfermeras, ingenieras de software, etc. Esta independencia choca con la sociedad tradicional sij, en la que los matrimonios arreglados y la dote son la norma. También ha habido un aumento en los abortos selectivos de fetos femeninos entre la población originaria del sureste asiático en el área de Vancouver.
Los asesinatos subrayan la explosiva combinación de la opresión de la mujer y el racismo antiinmigrante en el Canadá actual. Sectores de la prensa burguesa han tratado de utilizarlos para azuzar la intolerancia antiinmigrante. Denunciamos todos los intentos de explotar estos horribles crímenes para atizar la reacción contra los inmigrantes y las minorías étnicas. Llamamos por plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes, denunciamos el que se use como chivos expiatorios a los musulmanes bajo la “guerra contra el terrorismo” de la burguesía y defendemos el derecho de las minorías étnicas a practicar sus religiones. En particular, nos oponemos a las prohibiciones estatales del velo y otros emblemas y vestimentas religiosos. Esto sólo lograría aumentar el aislamiento de las mujeres musulmanas en sus hogares, al reforzar el atraso social, incluyendo la sujeción religiosa y familiar, y profundizar su opresión.
Al mismo tiempo, nos solidarizamos con las muchas mujeres que han luchado por sacudirse las crueles constricciones del tradicionalismo religioso —incluyendo al velo, símbolo e instrumento de la subordinación de la mujer bajo el Islam—. Los ataques racistas contra los musulmanes y los sijs en el Canadá actual no mitigan de ninguna manera los horribles crímenes como los asesinatos de “honor”.
Asesinatos de “honor”, la opresión de la mujer y la familia
La subyugación de la mujer en países subdesarrollados como Pakistán o India, así como en las comunidades inmigrantes dentro de Canadá, no tiene sus raíces en ninguna cualidad distintivamente reaccionaria del Islam o el sijismo, como argumentan algunos ideólogos derechistas. La institución de la familia —principal vehículo de transmisión de la propiedad privada y de regimentación de la sociedad— es la principal fuente de opresión de la mujer. Esto se aplica tanto a países imperialistas como a países subdesarrollados. El cristianismo también tiene una historia larga y horripilante de brutalidad antimujer, que continúa hasta la fecha, como las barbáricas cruzadas de “valores familiares” de los fundamentalistas cristianos contra el aborto, el control de la natalidad y los derechos homosexuales.
Sin embargo, el ascenso de la propiedad capitalista y de la Ilustración minaron profundamente las atrasadas relaciones sociales feudales, enraizadas en la agricultura, que en gran medida fueron barridas conforme Europa Occidental y América del Norte se desarrollaban como sociedades industriales avanzadas. El poder de la iglesia se restringió, y la condición de la mujer fue mejorando a través de luchas sociales. En el Medio Oriente y el sur de Asia, sin embargo, el capitalismo llegó tardíamente —y llegó con el colonialismo europeo, que se alió con las potencias feudales locales—. La penetración imperialista bloqueó el camino del desarrollo social y económico. Así, las religiones de Oriente no se adaptaron del mismo modo que el cristianismo (o el judaísmo), y la barbarie antimujer sigue siendo, correspondientemente, más profunda y abierta.
El cercano colaborador de Karl Marx, Friedrich Engels, explicó las bases materiales de la opresión de la mujer en su obra clásica El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884). Bajo el “comunismo primitivo” de la Edad de Piedra, donde prevalecía una igualdad primitiva, la división de trabajo entre el hombre y la mujer derivaba de la biología (las mujeres tenían que parir y criar a los jóvenes) y no implicaba un estatus social subordinado. Los avances tecnológicos, particularmente el desarrollo de la agricultura, crearon por vez primera un excedente social. Una minoría se apropió de este excedente, lo que produjo la división de la sociedad en clases.
Con las clases vino el desarrollo de la institución de la familia, que Engels llamó “la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo”. El hecho biológico de parir y criar a los niños quedó atado en adelante a la opresión social de la mujer. Como medio para consolidar la riqueza en las manos de una pequeña minoría, la familia patriarcal decretó la monogamia de la mujer para determinar la herencia de la propiedad. El concepto de “honor familiar”, es decir, el control sobre la sexualidad de la mujer por el padre o el esposo, lejos de ser exclusivamente islámico o sij, está conectado con el modo de producción en el que un clan —serie de familias extendidas emparentadas— posee y trabaja la tierra en común. Como señaló Engels:
“Para asegurar la fidelidad de la mujer y, por consiguiente, la paternidad de los hijos, aquélla es entregada sin reservas al poder del hombre: cuando éste la mata, no hace más que ejercer su derecho.”
La barbarie imperialista y la subyugación de la mujer
Hasta el día de hoy, los gobernantes imperialistas del mundo, unidos a los de las naciones capitalistas, refuerzan todo lo que es retrógrado para afianzar su dominio. Esto puede verse con toda claridad en el caso de Afganistán. Los imperialistas estadounidenses y canadienses y sus apologistas han usado la brutal opresión de la mujer afgana bajo el anterior régimen talibán para justificar la ocupación colonial de ese país. Pero los degolladores islámicos antimujer llegaron al poder en Afganistán a principios de los años 90 con el apoyo del imperialismo estadounidense y canadiense, así como de los socialdemócratas del NDP [New Democracy Party]. Y hoy el régimen títere de Estados Unidos en Kabul continúa y defiende la misma horrenda opresión de la mujer.
Por más de una década, empezando en 1979-80, la CIA organizó y armó a los “guerreros santos” muyajedín contra la Unión Soviética y sus aliados en el gobierno afgano. Ésta fue la primera guerra de la historia moderna en la que los derechos de la mujer fueron una cuestión central. Mientras el gobierno apoyado por los soviéticos procuraba instituir reformas progresistas, como reducir el precio de novia a una suma nominal y darle educación a las niñas y mujeres, los degolladores afganos de la CIA eran conocidos por arrojar ácido a la cara de las mujeres sin velo y fusilar a los maestros que educaban niñas.
Cuando, cumpliendo la petición urgente del gobierno, los soviéticos enviaron tropas en diciembre de 1979, nosotros dijimos: “¡Viva el Ejército Rojo!” y “¡Extender las conquistas sociales de la Revolución de Octubre a los pueblos afganos!” Enviar al ejército a barrer con la insurgencia reaccionaria abrió el camino a la liberación social de los pueblos afganos. Eso subrayó nuestro entendimiento trotskista de que la Unión Soviética era un estado obrero, producto de la revolución socialista proletaria de Octubre de 1917, pese a su degeneración bajo la nacionalista burocracia estalinista.
Los efectos liberadores de la intervención soviética se reflejaron en hechos indiscutibles. En 1988, las mujeres representaban el 40 por ciento de los médicos y el 60 por ciento de los maestros de la Universidad de Kabul; 440 mil estudiantes mujeres se inscribieron en instituciones educativas y 80 mil más en programas de alfabetización. La vestimenta occidental era común en las ciudades, y las mujeres disfrutaban de una medida verdadera de libertad frente al velo y la subyugación, por primera vez en la historia afgana. Pero en lugar de luchar por derrotar a la insurgencia musulmana de la CIA, los estalinistas del Kremlin bajo Mijaíl Gorbachov retiraron criminalmente las tropas soviéticas en 1989. Ésta fue una enorme traición a las mujeres, los obreros y los izquierdistas de Afganistán; pavimentó el camino al triunfo de los degolladores rabiosamente antimujer de Washington, y para entregar a la Unión Soviética misma a la contrarrevolución dos años después: una derrota colosal para los obreros del mundo.
El vergonzoso silencio de los feministas y la izquierda
Comprometidos con sus “propios” gobernantes capitalistas, durante los años 80 la mayoría de los grupos izquierdistas y feministas de Canadá apoyaron a los fanáticos islámicos antimujer en Afganistán contra la Unión Soviética y los derechos de la mujer. Dos décadas después, la mayor parte de los feministas y la izquierda reformista ha respondido al escándalo de los asesinatos de “honor” dentro de Canadá con un silencio deshonroso.
En un artículo de Internet del 14 de diciembre de 2007 bajo el título “¿Quién hablará por Aqsa Parvez?”, Natasha Fatah, productora del programa de radio de CBC “As it happens” (Mientras sucede), señaló enojada que “los grupos de apoyo a la mujer han estado mudos respecto a esta cuestión. Cuando se le pregunta a los feministas canadienses sobre su reacción al asesinato de Aqsa, se rehúsan a responder y en lugar de ello sugieren que sería más apropiado acudir a grupos de mujeres musulmanas para que reaccionen... Hasta ahora, los únicos que han hablado honestamente son las muchachas que asisten a la secundaria Applewood Heights de Mississauga [el suburbio donde Aqsa vivía].”
Varios grupos han llamado por que el gobierno tome una “postura firme”. Pero estos llamados llevan fácilmente a apoyar las reaccionarias demandas de prohibiciones estatales al hijab. Ésta es la posición, por ejemplo, de la Campaña Internacional Contra el Tribunal Shari’a en Canadá, cuyos activistas fundadores están asociados con el Partido Obrero-Comunista de Irán. Su petición en línea afirma que “vestir o portar cualquier símbolo religioso, como el hijab islámico, debería estar prohibido en las escuelas.” Prohibir la mascada en las escuelas o cualquier otra área de la vida pública alentaría a los racistas antiinmigrantes y sólo profundizaría el aislamiento y la opresión de las mujeres y niñas musulmanas.
¡Por lucha de clases contra el capitalismo canadiense!
El extendido racismo de la sociedad capitalista canadiense refuerza la reaccionaria sujeción de la religión y la familia sobre las mujeres inmigrantes, y no sólo es una cuestión de los prejuicios descarados de los derechistas en los programas de opinión en la radio y la franja extrema del partido Tory. El programa supuestamente liberal del multiculturalismo sirve para aumentar la segregación racial y cultural de las comunidades minoritarias y el control de los “líderes comunitarios” con sus vínculos con la iglesia, la mezquita o el templo.
Para la clase dominante capitalista canadiense no hay contradicción alguna entre difamar a los musulmanes como “terroristas” y simultáneamente promover a los elementos reaccionarios entre el clero musulmán. Ambas medidas refuerzan el grillete del capitalismo, usando a las minorías como chivos expiatorios por un lado y regimentándolas por el otro. Uno de los propósitos centrales del multiculturalismo es oscurecer el hecho de que las comunidades minoritarias étnicas e inmigrantes, al igual que el resto de la sociedad, están divididas en clases. La lucha de los obreros inmigrantes y de otras minorías por empleos, sindicatos e igualdad requiere romper el grillete de los religiosos y otros supuestos “líderes comunitarios”. La lucha por los derechos de la mujer es explosiva precisamente porque representa un desafío frontal a esos líderes.
Las ideas reaccionarias se sostienen y crecen en periodos reaccionarios. Especialmente desde la destrucción contrarrevolucionaria de la Unión Soviética en 1991-92, preparada por décadas de mal gobierno burocrático estalinista, ha tenido lugar un ascenso de toda clase de fundamentalismos: el fundamentalismo protestante en Norteamérica (los que ponen bombas en las clínicas de aborto, el gobierno de Bush que trata de ocultar el hecho científico de la evolución para enseñar “creacionismo” en las escuelas públicas); el fundamentalismo judío ortodoxo en Israel; un alcance cada vez mayor de la iglesia católica dentro de la sociedad civil en Europa; el fundamentalismo islámico en los países musulmanes y en países imperialistas con grandes poblaciones musulmanas. Todas las variantes del “opio del pueblo”, como Marx llamó a la religión, se diseminan libremente. El crecimiento de esta falsa conciencia tiene sus raíces en la desesperación y en la mentira de que la lucha de clases y el comunismo auténtico ya no son posibles.
Nuestra perspectiva marxista para la liberación de la mujer tiene sus raíces en el entendimiento de que la lucha clasista del proletariado contra el capitalismo no sólo es posible, sino que es desesperadamente necesaria. Lejos de ser simples víctimas irremediables de un sistema opresivo y patriarcal, cientos de miles de trabajadoras inmigrantes en este país tienen un verdadero poder social potencial en el punto de producción, junto con sus compañeros de trabajo hombres y nativos. Las trabajadoras inmigrantes han desempeñado un papel dirigente en las luchas contra los ataques de la clase dominante y sus gobiernos. En el curso de estas luchas, las divisiones y prejuicios que los capitalistas impulsan para dividir a los trabajadores pueden trascenderse.
La liberación de la mujer empieza con la lucha de clases y se conseguirá finalmente cuando la clase obrera tome el poder, sentando las bases para liberar a la mujer de la servidumbre familiar ancestral, y reorganice la sociedad en el interés de todos los oprimidos. La familia no puede simplemente abolirse; más bien, sus funciones sociales, como el trabajo doméstico, el cuidado de los niños, la cocina, etc., deben ser remplazadas con instituciones sociales bajo un estado obrero. Esta perspectiva requiere un tremendo salto en el desarrollo social, que sólo puede conseguirse si se barre el dominio capitalista a escala global y se remplaza con una economía racional y democráticamente planificada.
Los trotskistas luchamos por construir un partido de vanguardia multiétnico como el que construyeron los líderes bolcheviques Lenin y Trotsky para dirigir la primera revolución socialista en el mundo en octubre de 1917. Un partido así se forjará mediante una dura lucha política contra los burócratas sindicales y el NDP procapitalistas, que trabajan para atar a los obreros a sus “propios” capitalistas nacionales. Mediante sus luchas cotidianas contra el racismo y la opresión de la mujer, un partido revolucionario construirá la autoridad entre la clase obrera que le permita movilizarla contra todas las formas de atraso social, incluyendo el cruel abuso de las mujeres. En el futuro comunista, las mujeres estarán integradas a la sociedad plena y equitativamente, y el fanatismo y la violencia contra la mujer, las restricciones reaccionarias de la familia y la religión, y el papel represivo del estado capitalista no serán más que recuerdos barbáricos del pasado.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/30/aqsa.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.28 20:23 ShaunaDorothy El desarrollo y la extensión de la teoría de la revolución permanente de León Trotsky Segunda Parte (2 - 2)

https://archive.is/wYz35
Trotsky y Lenin se reunifican
Al mismo tiempo, Trotsky había llegado a reconocer la validez de la amarga lucha que Lenin venía dando desde 1903 para construir un partido de vanguardia disciplinado y programáticamente sólido. En el periodo anterior a la escisión de 1903 entre bolcheviques y mencheviques en el II Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR), Trotsky se había ganado el apodo de “garrote de Lenin”. Pero en 1903 Trotsky se mostró reacio ante la insistencia de Lenin en un partido duro de revolucionarios profesionales. Sin embargo, también se opuso a la orientación menchevique a la burguesía liberal.
Trotsky se declaró ajeno a ambas fracciones. Trabajó estrechamente con los bolcheviques en la Revolución de 1905, pero en los años que siguieron sus intentos de unificar a todas las fracciones se enfrentaron a las luchas de Lenin por diferenciar tajantemente a los revolucionarios de los oportunistas, e inevitablemente llevaron a Trotsky a bloques podridos episódicos contra los bolcheviques. Esto llegó a su culminación en 1912, tras la escisión final de los bolcheviques con la fracción menchevique, cuando se constituyeron en un partido aparte. En agosto de 1912, Trotsky tomó la iniciativa para organizar una conferencia con los mencheviques “propartido” en Viena —que llegó a hacerse tristemente célebre con el nombre de “Bloque de agosto”— para tratar de revertir la escisión.
Una vez que la Revolución de Febrero se hubo hecho cargo del zarismo y hubo puesto a la burguesía supuestamente “democrática” en el poder, la mayoría de la dirigencia menchevique se unió al grueso de la II Internacional, adoptando la línea del “defensismo” respecto a su “propia” clase dominante. Bajo el impacto de la guerra y de las afiladas polémicas de Lenin contra los esfuerzos conciliacionistas, Trotsky se vio cada vez más atraído a la insistencia de Lenin en una ruptura completa con el oportunismo.
Así, para 1917, Trotsky y Lenin coincidían en las cuestiones decisivas del partido y del carácter de clase de la revolución. Tras su retorno del exilio el 4 de mayo, Trotsky no se unió inmediatamente a los bolcheviques, sino que trabajó con ellos mientras pertenecía a la organización Mezhraiontsi (Interdistrital), que se movía a la izquierda, y a la que él condujo hacia la fusión con los bolcheviques. La fusión se consumó en el VI Congreso de los bolcheviques, que comenzó a finales de julio. Como reconocería Lenin posteriormente, una vez que Trotsky comprendió la imposibilidad de la unificación con los mencheviques, “no ha habido mejor bolchevique que él” (citado en Trotsky, La revolución desfigurada [1929]).
Durante el transcurso de los sucesos de 1917, Lenin insistió en la necesidad de la toma del poder estatal por el proletariado. Después de que el primer Gobierno Provisional fuera derribado por una tormenta de indignación cuando prometió continuar la odiada guerra imperialista, un nuevo gobierno se formó a principios de mayo. Dirigentes eseristas y mencheviques aceptaron formalmente carteras ministeriales. Lenin explicó que los capitalistas rusos “recurrieron a un método que durante muchas décadas, desde 1848, ha sido practicado por los capitalistas de otros países para engañar, dividir y debilitar a los obreros. Este método es el del llamado ‘gobierno de coalición’, o sea un ministerio mixto formado por miembros de la burguesía y por tránsfugas del socialismo”. Y continuó:
“Los tontos de los partidos eserista y menchevique se regocijaban y se dejaban bañar jactanciosamente por los rayos de la gloria ministerial de sus jefes. Los capitalistas se frotaban las manos de gusto, pues en la persona de los ‘líderes de los Soviets’ encontraban una ayuda contra el pueblo y la promesa de apoyar las ‘operaciones ofensivas en el frente’, es decir, la reanudación de la rapaz guerra imperialista, que había sido interrumpida por algún tiempo.”
—“Las enseñanzas de la revolución” (agosto de 1917)
En su obra clásica El estado y la revolución (septiembre de 1917), Lenin rescató los escritos de Marx y Engels sobre la cuestión del estado de debajo de la montaña de ofuscación socialdemócrata. Señalando la principal lección que Marx obtuvo de la experiencia de la Comuna de París de 1871, cuando el proletariado parisino sostuvo el poder por casi tres meses antes de ser sanguinariamente aplastado, Lenin citó la afirmación de Marx en La guerra civil en Francia (1871) de que “la clase obrera no puede simplemente tomar posesión de la máquina estatal existente y ponerla en marcha para sus propios fines”. Lenin explicó: “El pensamiento de Marx consiste en que la clase obrera debe destruir, romper la ‘máquina estatal existente’ y no limitarse simplemente a apoderarse de ella.”
Lenin revivió el entendimiento de Marx de que el proletariado no podría mantener una alianza con el campesinado, ni mucho menos dirigirlo, a menos que los obreros tuvieran en sus manos el poder estatal: “El proletariado necesita el poder del estado, organización centralizada de la fuerza, organización de la violencia, tanto para aplastar la resistencia de los explotadores como para dirigir a la enorme masa de la población, a los campesinos, a la pequeña burguesía, a los semiproletarios, en la obra de ‘poner en marcha’ la economía socialista.”
Habiendo ya abandonado su fórmula anterior de una “dictadura democrática del proletariado y el campesinado”, Lenin afirmó explícitamente que el estado no puede representar a dos clases distintas:
“Además, la esencia de la teoría de Marx sobre el estado sólo la ha asimilado quien haya comprendido que la dictadura de una clase es necesaria, no sólo para toda sociedad de clases en general, no sólo para el proletariado después de derrocar a la burguesía, sino también para todo el período histórico que separa al capitalismo de la ‘sociedad sin clases’, del comunismo. Las formas de los estados burgueses son extraordinariamente diversas, pero su esencia es la misma: todos esos estados son, bajo una forma o bajo otra, pero, en último resultado, necesariamente, una dictadura de la burguesía. La transición del capitalismo al comunismo no puede, naturalmente, por menos de proporcionar una enorme abundancia y diversidad de formas políticas, pero la esencia de todas ellas será, necesariamente, una: la dictadura del proletariado.”
Cuando los bolcheviques dirigieron al proletariado al poder en octubre de 1917, le dieron carne y hueso al entendimiento marxista de la dictadura del proletariado.
La Comintern y la revolución colonial
La Revolución de Octubre tuvo un efecto electrizante internacionalmente. Éste se sintió más inmediatamente entre los obreros de las demás potencias europeas beligerantes, especialmente Alemania. Pero la oleada que inició llegó mucho más allá de Europa, pasando por el mundo colonial.
Entre quienes fueron atraídos por la bandera del comunismo, ocuparon un lugar prominente los estudiantes y demás intelectuales que querían superar la profunda opresión social, el gobierno autocrático y la sumisión al imperialismo en sus propios países, y habían perdido la esperanza de que sus propias burguesías, débiles y corruptas, lograran nada parecido a la Gran Revolución Francesa de 1789-93. Pero la joven Internacional Comunista (IC) estaba adentrándose en terreno virgen cuando enfrentó la cuestión de la relación entre los partidos comunistas del mundo colonial y los movimientos nacionalistas burgueses. Los bolcheviques esperaban que la revolución obrera en los centros imperialistas resolviera, en general, la cuestión colonial.
El primer trabajo de la Comintern respecto a la cuestión nacional y colonial estuvo dirigido en buena medida a trazar una línea programática dura entre los comunistas y la cloaca chovinista de la II Internacional. Antes de la Primera Guerra Mundial, había toda una gama de actitudes sobre la cuestión colonial dentro de la II Internacional. En el ala izquierda, había muchos que se solidarizaban con las víctimas coloniales de sus “propios” gobernantes. Pero estos “partidos de toda la clase” kautskianos también incluían elementos derechistas que defendían la misión “civilizadora” del imperialismo (y a veces eran abiertamente racistas respecto a pueblos “inferiores” en el exterior y en casa). Con el estallido de la guerra, los líderes socialistas probélicos actuaron como reclutadores para los esfuerzos imperialistas de defender y extender sus imperios coloniales.
Lenin trazó la línea más dura posible contra este socialchovinismo, e insistió en que “en el Estado capitalista, rechazar el derecho a la autodeterminación, es decir, el derecho de las naciones a la separación, no significa otra cosa que defender los privilegios de la nación dominante” (El derecho de las naciones a la autodeterminación, 1914). Una clase obrera en bloque con sus propios gobernantes contra las naciones oprimidas y las masas coloniales nunca podrá hacer una revolución socialista.
Las “21 condiciones” adoptadas por el II Congreso de la IC en 1920 exigían que los partidos comunistas de los países imperialistas apoyaran “no con palabras sino con hechos, todo movimiento de emancipación en las colonias” y llevaran a cabo “entre las tropas metropolitanas” de su propio país “una continua agitación contra toda opresión de los pueblos coloniales”. Al mismo tiempo, las “Tesis adicionales sobre los problemas nacional y colonial” del II Congreso advertían contra la subordinación del proletariado colonial a la burguesía, afirmando: “La Internacional Comunista debe sellar una alianza temporal con la democracia burguesa de los países coloniales y atrasados, pero no debe fusionarse a ella y tiene que mantener incondicionalmente la independencia del movimiento proletario incluso en sus formas más embrionarias.”
El II Congreso aún no había asimilado la importancia de los cambios producidos por la guerra mundial. Antes de 1914 prácticamente no había desarrollo industrial en los países coloniales y semicoloniales, cuyas economías estaban construidas en torno a la agricultura y la extracción de materias primas para beneficio de las potencias imperialistas. Pero con la desorganización del comercio internacional y el énfasis en la producción de guerra en las potencias beligerantes, países como China y la India experimentaron un crecimiento industrial sustancial y el rápido desarrollo de un proletariado joven y combativo. La guerra sofocó el abasto de bienes de consumo y la entrada de capital de las potencias de Europa Occidental, dando un poderoso ímpetu a la industria capitalista local.
A diferencia de la India, China no era una colonia tal cual. La Revolución China de 1911, dirigida por el movimiento nacionalista burgués de Sun Yat-sen, había derrocado a la decrépita dinastía Ching (manchú), que era sumisa a las potencias imperialistas. Sin embargo, el país pronto se vio conducido por el caudillismo y siguió postrado ante los imperialistas occidentales y japoneses, desmembrado en “esferas de influencia”. Por otro lado, para 1919 había ya cerca de un millón y medio de obreros industriales, concentrados en grandes empresas en unos cuantos centros urbanos (ver: “Los orígenes del trotskismo chino”, Spartacist [edición en español] No. 28, enero de 1998). Estos cambios le dieron al proletariado chino un gran poder social potencial; sin embargo, por sí mismos no respondían a la pregunta de si el proletariado, una pequeña minoría en un país de extremo atraso social, podía hacerse políticamente consciente y contender por el poder estatal. Para cuando esta pregunta fue planteada a quemarropa en 1925-27, la Comintern ya había iniciado su degeneración cualitativa.
El “frente único antiimperialista”
En su IV Congreso, celebrado en noviembre-diciembre de 1922, la IC introdujo la consigna del “frente único antiimperialista” en sus “Tesis generales sobre la cuestión de Oriente”. Esto iba más allá de la correcta consideración de acciones en común contra el imperialismo con las fuerzas burguesas del mundo colonial y semicolonial, y promovía un bloque político con esas fuerzas sobre la base de un programa mínimo de demandas democráticas.
Sin dejar de ser críticas de la burguesía colonial, estas Tesis eran ambiguas en la cuestión clave de la relación del proletariado con ésta: “El proletariado apoya y levanta reivindicaciones parciales, como por ejemplo la república democrática independiente, el otorgamiento de derechos de que están privadas las mujeres, etc., en tanto que la correlación de fuerzas existente en la actualidad no le permita plantear la realización de su programa sovietista.” Implícitamente, las Tesis planteaban un programa menchevique de “dos etapas” para la revolución colonial, siendo la primera etapa una lucha democrática contra el imperialismo.
Aunque las Tesis eran vagas respecto al trabajo de las secciones comunistas en los países atrasados, el delegado al congreso del Partido Comunista de Indonesia (PKI), Tan Malaka, defendió abiertamente la entrada previa de su partido a la nacionalista burguesa Liga Islámica (Sarekat Islam). La práctica del PKI contradecía claramente la insistencia del II Congreso en la independencia política del proletariado ante los nacionalistas burgueses. Y, mientras que el II Congreso había afirmado “la necesidad de luchar contra el panislamismo y otras corrientes de esta índole que tratan de combinar el movimiento de liberación contra el imperialismo europeo y americano con el fortalecimiento de las posiciones de los kanes, de los terratenientes, de los mullahs, etc.”, las Tesis del IV Congreso, en cambio, afirmaban con neutralidad: “Sin embargo, a medida que se amplía y madura el movimiento de emancipación nacional, las consignas político-religiosas del panislamismo son suplantadas por reivindicaciones políticas concretas.”
Ya antes del IV Congreso, el presidente de la IC, Grigorii Zinóviev, había declarado en el I Congreso de Trabajadores del Lejano Oriente que “la división del programa de los partidos comunistas entre un programa mínimo y un programa máximo...debe ser considerada como válida en el futuro inmediato, particularmente para los países del Lejano Oriente, en la medida que la próxima etapa del desarrollo de estos países es el derrocamiento democrático y la organización de clase —política y económica— independiente del proletariado” (“Tesis sobre las tareas de los comunistas en el Lejano Oriente”, enero de 1922).
Cuando el miembro del Comité Central bolchevique y futuro opositor de izquierda A.A. Ioffe fue comisionado para encabezar una misión diplomática soviética para negociar con el Guomindang (Partido Nacionalista—GMD) de Sun Yat-sen, buscó atenerse a la posición principista adoptada por el II Congreso contra las políticas que estaba impulsando el emisario del Comité Ejecutivo de la IC (CEIC) en China. En una carta del 22 de julio de 1922 al Politburó del Partido Comunista Ruso, Ioffe escribió:
“Nuestra política en China, como en todo el mundo, debe buscar sobre todo los fines de la revolución proletaria mundial… En la política interna de China, conducir una línea para la liberación nacional y la unificación de China, y la creación de una república china unida y verdaderamente independiente y libre-democrática (¿soviética?)… Apoyar al Partido Comunista Chino (PCCh) incluso más [que a Sun Yat-sen], sin temerle a su cercanía abierta con la embajada. Independientemente de la debilidad de este partido, considerar necesaria su completa independencia, y completamente incorrectos los esfuerzos de ciertos agentes del CEIC de la IC de fundir la organización de este partido con el partido de Sun Yat-sen.”
—traducido de Bol’shevistskoe rukovodstvo, Perepiska [Dirigencia bolchevique, Correspondencia], 1912-1927 (Moscú: ROSSPEN, 1996)
El agente del CEIC al que Ioffe se refería era G. Maring (Henricus Sneevliet), un comunista holandés que había orquestado la entrada del PKI al Sarekat Islam. En agosto de 1922, Maring le impuso al joven PCCh una entrada parcial al GMD. Maring estaba apoyado por el CEIC. Sin una alternativa al curso de Maring, y en un esfuerzo por presionar a Sun Yat-sen a que actuara contra los imperialistas en China, en enero de 1923 Ioffe firmó un “pacto de no agresión” con el GMD que rechazaba intentos de introducir el comunismo en China. Ese agosto, una resolución del Politburó propuesta por Stalin y que asignaba a Mijaíl Borodin como Asesor Político de Sun afirmaba: “Instruir al camarada Borodin para que su trabajo con Sun Yat-sen esté guiado por los intereses del movimiento de liberación nacional de China, y que no se distraiga con el objetivo de implantar el comunismo en China” (énfasis añadido). Stalin se salió con la suya. En su tercera conferencia nacional ese año, el PCCh votó por convertir su entrada parcial en una entrada completa y resolvió que “el GMD debe ser la fuerza central de la revolución nacional y debe asumir su dirigencia.”
Para cuando tuvo lugar el IV Congreso de la IC, Lenin estaba cada vez más marginado por la enfermedad y una “Troika” (triunvirato) anti-Trotsky se había formado con Stalin, Zinóviev y Lev Kámenev para ponerse al frente del Partido Comunista soviético y la IC. Los cinco miembros del Comité Central del PCCh se habían opuesto inicialmente a la entrada en el GMD. Sus objeciones deberían haberse discutido y debatido plenamente al interior de la Comintern. Pero estas diferencias se mantuvieron ocultas a los oponentes de esta camarilla burocrática que se estaba cristalizando en la cima del estado soviético y la Comintern.
De todas formas, Trotsky se opuso a la línea de la Troika de entrada al GMD cuando llegó el momento de votarla en el Politburó en 1923 y en adelante. Si bien expresó abiertamente su oposición a la Troika sólo dentro del Politburó, al mismo tiempo Trotsky se distinguió públicamente por advertir a los comunistas de Oriente contra mezclar sus programas con el nacionalismo de partidos como el GMD. Se opuso a la concepción de partidos de dos clases “obrero-campesinos” o “granjero-laborista” promovida por Zinóviev y Stalin para Estados Unidos, Polonia y otros países —con efectos desastrosos— e insistió en que el Guomindang era un partido burgués.
El “socialismo en un solo país”: Una “teoría” para la traición
Cuando Lenin se hubo recuperado de su ataque de apoplejía en el otoño de 1922, se horrorizó al enterarse de que las presiones de la creciente capa burocrática en el estado y el partido soviéticos estaban encontrando cada vez más expresión en el Politburó. Entonces colaboró con Trotsky para que se rechazara una propuesta de Stalin y otros de debilitar el monopolio sobre el comercio exterior, un baluarte crucial de la economía colectivizada. Luego, Lenin decidió consumar un bloque con Trotsky para retirar a Stalin de su puesto de Secretario General en el XII Congreso del Partido de abril de 1923, en buena medida debido a una política abusiva, que apestaba a chovinismo gran ruso, impulsada por Stalin y sus compinches hacia las nacionalidades no rusas del Cáucaso. Pero Lenin fue atacado una vez más por la enfermedad en marzo de 1923, ante lo cual Trotsky dio un paso atrás y no libró una lucha tajante. Con la Troika al mando, el XII Congreso dedicó un punto especial del orden del día a darle la bienvenida a sus filas al viejo economicista y menchevique Aleksandr Martínov.
Martínov llegaría a ser una parte central en la lucha de la Troika contra Trotsky respecto a China. Fue Martínov, por ejemplo, quien acuñó la caracterización del GMD como un “bloque de cuatro clases” (obreros, campesinos, pequeña burguesía y burguesía nacional), que se usó para justificar la liquidación del PCCh dentro de ese partido nacionalista burgués. Como habría de notar Trotsky en “¿Quién dirige hoy la Internacional Comunista?” (septiembre de 1928):
“Martínov no solamente se ha infiltrado en el partido, sino que también se ha convertido en uno de los principales inspiradores de la Internacional… se han acercado y se han rebajado únicamente a causa de su lucha contra el ‘trotskismo’. En este aspecto no le ha sido necesaria ninguna reeducación; ha continuado atacando la ‘revolución permanente’ como en los veinte años anteriores.”
Pocos meses después del XII Congreso del Partido, en 1923 vino la derrota de la revolución en Alemania, que tuvo enormes consecuencias a escala mundial. El fracaso en Alemania se debió a la incapacidad de la Internacional Comunista dirigida por Zinóviev y a la ausencia en Alemania de un Partido Comunista suficientemente templado: el KPD alemán se adaptó a la socialdemocracia y, en octubre, incluso entró en gobiernos regionales burgueses dirigidos por la socialdemocracia (ver: “Rearmando al bolchevismo—Una crítica trotskista de Alemania 1923 y la Comintern”, Spartacist [edición en español] No. 31, agosto de 2001). La ola revolucionaria de posguerra, que ya para 1921 estaba retrocediendo, se detuvo, y el orden burgués global se estabilizó. En la Rusia soviética, los obreros habían estado siguiendo intensamente el curso de la revolución obrera alemana. Su derrota tuvo entre los obreros soviéticos un enorme efecto desmoralizador, prolongando el aislamiento del estado obrero y ayudando a pavimentar el camino a la usurpación del poder político del proletariado por la naciente burocracia soviética.
Las elecciones a la XIII Conferencia del Partido de enero de 1924 estuvieron arregladas para no permitir más que tres representantes del laxo agrupamiento de oposicionistas asociados a Trotsky, pese a su amplio apoyo en los centros urbanos y el Ejército Rojo. El “trotskismo” fue condenado como una herejía antitética al leninismo. Lenin murió el 21 de enero, al día siguiente de enterarse del resultado de la Conferencia. Después de enero de 1924, la gente que gobernaba la URSS, la forma en que era gobernada y los fines para los que se le gobernaba cambiaron. En el otoño de 1924, Stalin generalizó la aversión de la burocracia conservadora hacia el programa proletario, revolucionario e internacionalista de la Revolución de Octubre con su “teoría” de que el socialismo —una sociedad basada en un nivel de productividad cualitativamente más alto en la que las clases han desaparecido y el estado se ha desvanecido— se puede construir en un solo país, incluso si éste era la económicamente devastada Rusia.
El “socialismo en un solo país” fue un programa de retirada y una promesa falsa de la estabilidad que la sociedad soviética añoraba tras años de guerra, revolución y pobreza; cristalizaba el estado de ánimo de conservadurismo que afectó no sólo al partido soviético, sino a los jóvenes partidos comunistas de Occidente ante la reestabilización del capitalismo mundial; negaba la teoría y la práctica no sólo de Lenin y el Partido Bolchevique, sino también de Marx y Engels, que siempre habían sido explícitos respecto a que el socialismo sólo podría triunfar como sistema mundial.
El “socialismo en un solo país” fue la bandera bajo la cual el estalinismo traicionó incontables oportunidades revolucionarias. Pero la transformación de la IC de un instrumento de la revolución socialista mundial en una agencia de maniobras diplomáticas no ocurrió de la noche a la mañana. Durante la década de 1920, Zinóviev, y luego Stalin, experimentaron con diversas coaliciones con fuerzas burguesas, que terminaron llevando al asesino sabotaje de la Segunda Revolución China de 1925-27. Para 1933, la Comintern de Stalin no pudo despertar ante lo que Trotsky llamó “el trueno del fascismo”: la victoria de los nazis de Hitler sin que el poderoso movimiento obrero alemán hubiera disparado un solo tiro. Cuando esta catástrofe, producto directo de la política de Stalin, no ocasionó indignación dentro de las filas de la III Internacional, ni siquiera desacuerdos internos significativos, Trotsky llegó a la concusión de que la IC había demostrado estar completamente muerta como fuerza para la revolución. Para 1935 ya había codificado explícitamente un programa de colaboración de clases (el Frente Popular) y había desempeñado un agresivo papel contrarrevolucionario en la Guerra Civil Española para apuntalar el dominio burgués. La Comintern estalinizada era, en efecto, como la describió Trotsky, “el gran organizador de derrotas”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/29/pr2.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.24 15:31 ShaunaDorothy Las "reformas de mercado" en China: Un análisis trotskista ¡Defender al estado obrero deformado chino! ¡Por la revolución política proletaria! (3 - 3) (Primavera de 2007)

https://archive.is/mnbfW
Al mismo tiempo, las medidas de los estalinistas de Beijing han perjudicado y empobrecido a sectores significativos de la clase obrera y los trabajadores del campo, ensanchado el golfo entre la China urbana y la rural, alentado una clase de empresarios capitalistas con vínculos familiares y financieros con funcionarios del PCCh, así como capitalistas chinos de ultramar, y generado un próspero estrato gerencial-profesional-tecnocrático que disfruta de un estilo de vida occidental.
Hart-Landsberg y Burkett, por un lado, y Lippit, por el otro, expresan los polos opuestos de esa contradicción. Aquéllos eligen evidencias para argumentar que todo ha empeorado para el pueblo trabajador chino. Señalan las profundas y crecientes desigualdades sociales, el crecimiento del desempleo urbano y el deterioro de la salud pública y la educación primaria. Lippit elige evidencias en el sentido opuesto. Señala que la gran mayoría de la población trabajadora —tanto urbana como rural— ha experimentado un ascenso en el nivel de vida, si bien en una tasa bastante desigual. Cita estudios que demuestran que cientos de millones de campesinos han salido de la pobreza en las últimas décadas.
Ni en “China y el socialismo” ni en su respuesta a Lippit, citan Hart-Landsberg y Burkett las estadísticas fácilmente accesibles que indican la medida básica de las cambiantes condiciones económicas de la clase obrera. Entre 1979 y 1998 hubo un aumento en el poder adquisitivo de los obreros manufactureros del cuatro por ciento anual en promedio. Sólo en 1988 y 1989 hubo un descenso debido a la explosivamente alta tasa de inflación de entonces. Entre 1999 y 2002 (según el Anuario estadístico laboral de China de 2003) los salarios crecieron en promedio casi doce por ciento cada año. En los últimos años, los grandes centros industriales como Shenzhen y Shanghai han empezado a experimentar escasez de mano de obra, especialmente de obreros calificados. En consecuencia, los patrones están ofreciendo salarios más altos y mejores prestaciones para atraer trabajadores. Hong Liang, economista de una firma de Wall Street, Goldman Sachs, comentó: “Estamos presenciando el final de la época de oro de mano de obra extremadamente barata en China” (New York Times, 3 de abril de 2006).
Sin embargo, pese a haber mantenido por más de dos décadas una tasa de crecimiento económico cercana al diez por ciento, no todos los sectores de la clase obrera china han experimentado una mejora en sus estándares de vida. Todo lo contrario. Comenzando a mediados de los años 90, las empresas industriales estatales pequeñas y medianas fueron privatizadas, típicamente vendidas a sus antiguos gerentes a precios de liquidación. Como resultado de estas privatizaciones, junto con las fusiones y los simples cierres, entre 20 y 30 millones de obreros, incluyendo un número desproporcionadamente alto de mujeres, fueron despedidos. Los más afortunados encontraron nuevos empleos, especialmente en el sector privado, pero en general con un salario menor y con pocas o ninguna de las extensas prestaciones que les daban las empresas estatales.
Una gran región fue especialmente devastada económicamente por los cierres: el “cinturón del óxido” del noreste, donde se concentraba una gran parte de las plantas industriales más viejas. Ahí, hasta el 40 por ciento de la clase obrera está desempleada. En general, se calcula que el desempleo está entre el seis y el trece por ciento de la población urbana económicamente activa. La Comisión de Desarrollo y Reforma Nacional, una agencia gubernamental que supervisa la política económica, calcula que si la economía crece un ocho por ciento este año, China generará once millones de empleos adicionales. Eso es menos de la mitad de la cifra oficial de 25 millones de desempleados urbanos, sin contar los nuevos ingresos a la fuerza de trabajo (Economist [Londres], 25 de marzo de 2006).
En general se reconoce que la era de “reformas” ha visto un ensanchamiento de las desigualdades, tanto al interior de las ciudades como entre las áreas urbanas y las rurales. Además de la nueva clase de capitalistas ricos, la China urbana tiene hoy una capa significativa de profesionistas pequeñoburgueses cuyos estándares de vida son muy similares a los de sus contrapartes en los países capitalistas avanzados. Mientras tanto, según el Informe de desarrollo humano de China de 2005, publicado por el Programa de Desarrollo de la ONU, la brecha entre el promedio de ingreso excedente de la China urbana y la China rural ha llegado a 3.2 a uno.
Estas estadísticas no deben oscurecer el hecho de que en aspectos importantes ha habido también una mejoría sustancial en las condiciones del campesinado. El consumo de electricidad en las áreas rurales aumentó casi ocho veces entre 1978 y 1997. La mayor parte de las familias campesinas posee aparatos domésticos. Lippit señala que para 1997 dos terceras partes de los hogares rurales tenían al menos un televisor blanco y negro, un medio básico de acceso a la vida cultural moderna.
Sin embargo, en otros aspectos importantes las condiciones del campesinado han empeorado. Las comunas rurales de la era de Mao brindaban atención médica rudimentaria, educación primaria y secundaria, pensiones de vejez y otros programas sociales. Entre 1980 y 1983, el régimen de Deng disolvió las comunas, remplazándolas con granjas familiares con contratos de arrendamiento a largo plazo: el “sistema de responsabilidad doméstica”. Se suponía que los programas sociales que antes brindaban las comunas serían retomados por el gobierno local. Dada la extrema descentralización del sistema de finanzas gubernamentales chino, los escasos recursos de los poblados y aldeas rurales resultaron totalmente inadecuados para ello. Las familias campesinas tuvieron que pagar de su bolsillo la atención médica y la escuela de sus hijos. Las consecuencias sociales fueron las previsibles:
“Pese a un notable progreso en la apertura del acceso a la educación, sigue habiendo serios desequilibrios. Las áreas rurales han quedado muy atrás de las ciudades y la población analfabeta de China se concentra en las áreas rurales. Sigue habiendo grandes diferencias en la calidad de las escuelas y la brecha entre las oportunidades educativas se ensancha conforme aumenta la edad de los estudiantes.
“También sigue habiendo brechas significativas en la salud de los residentes urbanos y los rurales, así como entre los residentes de distintas regiones. La mortandad infantil y materna son dos veces más altas en el campo que en las ciudades… Todos los indicadores muestran claras brechas de nutrición entre los niños rurales y los urbanos.”
—Informe de desarrollo humano de China de 2005
Ha habido un agudo incremento en lo que se llama oficialmente “incidentes masivos de descontento” en el campo. Las protestas y motines campesinos han estado dirigidos contra la toma de tierras por parte de funcionarios locales sin la compensación adecuada y contra los gravámenes arbitrarios, la corrupción y otros abusos burocráticos. En respuesta, el régimen de Hu Jintao ha prometido, bajo la consigna de un “nuevo campo socialista”, mejorar las condiciones del campesinado. El peso de los gravámenes ha disminuido, las cuotas de escuelas primarias y secundarias serán eliminadas para muchos estudiantes rurales y el gobierno central se ha comprometido a destinar más dinero a programas sociales e inversión en infraestructura en las áreas rurales. Sin embargo, como señaló el Economist (11 de marzo de 2006):
“Estas medidas no anuncian ningún cambio importante de políticas. El gasto del gobierno central en el campo seguirá sin pasar del 8.9 por ciento del total del gasto gubernamental, una cifra mayor que el 8.8 por ciento del año pasado pero menor al 9.2 por ciento de 2004. Abolir el impuesto agrícola y otras cuotas impuestas a los campesinos le ahorrará a cada trabajador rural un promedio de 156 yuanes (19 dólares) al año: alrededor de un 4.8 por ciento del ingreso neto.”
Una verdadera disminución de la brecha entre la China rural y la urbana requerirá la redistribución y reasignación masivas de recursos económicos. Introducir tecnología moderna en el campo —desde maquinaria hasta fertilizantes químicos y todo el complejo del cultivo científico— requeriría una base industrial cualitativamente más alta de la que existe hoy. A su vez, un aumento de la productividad agrícola aumentaría la necesidad de una inmensa expansión de empleos industriales en las áreas urbanas para absorber el vasto excedente de mano de obra que el campo ya no necesitaría. Claramente, eso significaría un proceso largo, particularmente dado lo limitado del tamaño y la productividad relativamente baja que aún tiene la base industrial de China. Tanto el ritmo de esta perspectiva como, en última instancia, la posibilidad misma de realizarla, dependen de la ayuda que recibiera China de un Japón socialista o de unos Estados Unidos socialistas, lo que subraya la necesidad de una revolución proletaria internacional.
El proletariado chino y la revolución socialista mundial
Aunque Hart-Landsberg y Burkett argumentan que las condiciones del campesinado y la clase obrera chinos han empeorado durante la era de “reformas”, el eje de su posición yace en un plano fundamentalmente distinto. Condenan el desarrollo de la clase obrera industrial más grande del mundo e identifican esto con la “restauración” del capitalismo. Aquí su perspectiva anarco-populista se contrapone directamente al entendimiento marxista del progreso social y la diferencia de clase entre obreros y campesinos. En su respuesta a Lippit, citan favorablemente una declaración de Tai-lok Lui, un académico izquierdista que participó en la discusión sobre “China y el socialismo” de Critical Asian Studies: “La reforma económica posterior a 1978 ha producido la verdadera proletarización de los obreros y granjeros de China. Realmente han quedado subordinados al mercado y separados de la propiedad de los medios de producción.”
¿Qué quiere decir Tai-lok Lui, para quien las “reformas de mercado” equivalen a la restauración del capitalismo, cuando escribe que el enorme crecimiento del proletariado chino vino acompañado por su separación de “la propiedad de los medios de producción”? Presumiblemente se refiere, además de las privatizaciones de la industria, a la liquidación de las comunas rurales de la era de Mao, que abarcaban a la gran mayoría de la población. Estas comunas eran básicamente un agregado de propiedades campesinas atrasadas que utilizaban métodos que requieren mucha mano de obra y una tecnología relativamente primitiva. En la medida en que la China de Mao era relativamente más igualitaria que la de Deng y sus sucesores, ésta era una igualdad de pobreza en una sociedad abrumadoramente rural.
Para entender el significado histórico de la transformación de un vasto sector del campesinado de China en proletarios, es útil revisar el libro de Karl Kautsky, La cuestión agraria (1899). Lenin lo consideraba una contribución muy importante al entendimiento de la economía mundial moderna. (El revisionismo derechista posterior de Kautsky y su hostilidad a la Revolución Bolchevique no niegan el valor de sus obras anteriores.) Existe, desde luego, una diferencia fundamental entre el carácter de clase de la Alemania imperial de finales del siglo XIX que describió Kautsky y el de la República Popular China. Sin embargo, hay un paralelismo en los efectos sociales de la proletarización del campesinado chino bajo la economía del “socialismo de mercado”. Como escribió Kautsky:
“La fábrica, al juntar los obreros dispersos facilita su entendimiento y pone en comunicación al pueblo industrial con el resto del mundo, porque desarrolla los medios de transporte y atrae los obreros más inteligentes de la ciudad.
“Sirve también de medio para poner en contacto parte de la población agrícola con el proletariado urbano, para despertar en ella la necesidad de la lucha de emancipación y para inducirla a tomar parte activa en esta lucha cuando las circunstancias sean favorables.”
De hecho, los obreros que emigran del campo han estado al frente de luchas obreras recientes en China. En el sureste, muchas jóvenes migrantes se han ido a huelga o se han negado a trabajar bajo las horribles condiciones de los talleres de hambre, produciendo una severa escasez de mano de obra desde el verano de 2004. En Shanghai y Beijing, los obreros migrantes, que conforman el 80 por ciento de la fuerza de trabajo en la industria de la construcción en auge, han conseguido mediante luchas mejores condiciones de trabajo.
Si bien las restricciones al traslado desde la China rural a la urbana se han relajado en las últimas décadas, no han sido eliminadas. Los migrantes, obligados a aceptar los trabajos más peligrosos y degradantes, carecen de los derechos legales de los residentes urbanos y típicamente son forzados a vivir en áreas segregadas. Muchos obreros urbanos miran con desdén a los migrantes, pues piensan que les roban los empleos y deprimen los salarios. Un partido de vanguardia revolucionario en China hoy lucharía por unir a todos los sectores de la clase obrera en alianza con los trabajadores del campo y los pobres urbanos. La lucha por que los migrantes tengan todos los derechos de los que gozan los residentes legales, incluyendo el acceso a la atención médica, la vivienda y la educación pública, así como pago igual por trabajo igual, es parte integral de la perspectiva de una revolución política proletaria.
En su debate sobre China y el socialismo, el liberal Lippit y los autoproclamados marxistas Hart-Landsberg y Burkett comparten un marco fundamentalmente falso. Al nivel económico, uno y otros rechazan el entendimiento marxista de que el capitalismo es un obstáculo al desarrollo global de las fuerzas productivas, y de que éstas sólo podrán progresar sobre la base de una economía internacional planificada y socialista. Al nivel político, uno y otros rechazan la perspectiva de la revolución proletaria mundial como el único medio para alcanzar una sociedad así, resolviendo finalmente el problema de la escasez.
En su análisis seminal de la degeneración estalinista de la URSS, La revolución traicionada (1936), Trotsky cita el comentario de Marx en La ideología alemana (1846) de que “…el desarrollo de las fuerzas productivas es prácticamente la primera condición absolutamente necesaria (del comunismo) por esta razón: que sin él sí se socializaría la indigencia y ésta haría recomenzar la lucha por lo necesario, y recomenzaría, consecuentemente, todo el viejo caos...” Con “todo el viejo caos”, Marx se refería a la opresión de clase, la desigualdad y la explotación. Repudiando totalmente este entendimiento materialista, los estalinistas predicaban la idiotez de que el socialismo podría construirse en un solo país si tan sólo se impidiera la intervención militar imperialista. El corolario de esta perversión del marxismo fueron las traiciones estalinistas a las revoluciones proletarias internacionalmente. En la Unión Soviética, el resultado final fue la devastadora contrarrevolución capitalista. En China, el mal gobierno de los estalinistas ha producido una sociedad plagada de contradicciones y descontento social.
Hoy, la República Popular China muestra tanto las tremendas ventajas que trajo consigo el derrocamiento del sistema capitalista —centralmente, un nivel de crecimiento económico que sobrepasa por mucho al de las neocolonias capitalistas como la India— como los frutos profundamente negativos del dominio burocrático estalinista. Estos incluyen un agudo aumento en la desigualdad, el crecimiento de nuevas fuerzas burguesas entretejidas con la burocracia parasitaria y la amenaza creciente de una contrarrevolución capitalista que destruya las conquistas de las masas obreras y campesinas chinas. Se debe forjar un partido leninista-trotskista que dirija a la inmensa y poderosa clase obrera china al frente de los campesinos y los pobres urbanos en una revolución política proletaria. Como escribió Trotsky en La revolución traicionada:
“No se trata de remplazar un grupo dirigente por otro, sino de cambiar los métodos mismos de la dirección económica y cultural. La arbitrariedad burocrática deberá ceder el lugar a la democracia soviética. El restablecimiento del derecho de crítica y de una libertad electoral auténtica son condiciones necesarias para el desarrollo del país. El restablecimiento de la libertad de los partidos soviéticos y el renacimiento de los sindicatos están implicados. La democracia provocará, en la economía, la revisión radical de los planes en beneficio de los trabajadores… Las ‘normas burguesas de reparto’ serán reducidas a las proporciones estrictamente exigidas por la necesidad y retrocederán a medida que la riqueza social crezca, ante la igualdad socialista… La juventud podrá respirar libremente, criticar, equivocarse, madurar. La ciencia y el arte sacudirán sus cadenas. La política extranjera renovará la tradición del internacionalismo revolucionario.”
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/27/china.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.24 11:27 ShaunaDorothy La estafa de los Foros Sociales - El que paga manda - El que paga manda (Septiembre de 2006)

Espartaco No. 26 Septiembre de 2006
El siguiente artículo ha sido traducido de Young Spartacus, las páginas juveniles de Workers Hammer No. 191, periódico de la Spartacist League/Britain, verano de 2005.
Si la campaña “Make Poverty History” (Terminar con la Pobreza) tuviera realmente algo que ver con desafiar las calamidades de la pobreza, el SIDA, el analfabetismo y la completa miseria e indigencia de los pueblos de África, ¿Tony Blair y Gordon Brown la apoyarían? Estos asesinos de Irak están intentando una vez más incrementar la popularidad del Partido Laborista entre los electores en casa y restaurar la imagen del sangriento imperialismo británico. Detrás de ellos hay un montón de celebridades, instituciones de caridad religiosas, ONGs, burócratas sindicales y reformistas como el Socialist Workers Party (SWP, Partido Socialista de los Trabajadores) que están propugnando el fraude de “Make Poverty History”.
No todos están dispuestos a creerles a Tony Blair y Gordon Brown con su nueva preocupación acerca de los pobres. Una carta en el Herald de Glasgow (6 de junio de 2005) señala irónicamente: “La sinceridad de Gordon Brown respecto a erradicar la pobreza es tan sincera y tan grande como su disposición a dirigir una manifestación de banqueros, financieros y corredores de bolsa por las calles de Edimburgo con una manta que proclame ‘¡Viva la Revolución Cubana!’.” Con respecto a la hipocresía imperialista acerca de la ayuda al “Tercer Mundo”, nosotros endosamos la caracterización de la caridad burguesa escrita por Engels en 1845. Dirigiéndose a la burguesía inglesa, escribió que era “¡Como si al proletariado le fuese de utilidad que vosotros les chupéis la sangre hasta la última gota, para poder ejercitar vuestros pruritos de vanidosa y farisaica beneficencia, mostraros ante el mundo cual potentes benefactores de la humanidad, cuando restituís al desangrado la centésima parte de lo que le pertenece!” (La situación de la clase obrera en Inglaterra). “Chuparles la sangre” a las masas trabajadoras del mundo es de lo que se trata el G8.
Para quienes quieran protestar contra la reunión del G8 pero no quieran unirse al espectáculo de “nosotros somos el mundo”, existe el puño de acero de la represión estatal. Ya hace meses que los periodicuchos amarillistas y otros medios han estado haciendo eco a las fuerzas policiacas que emiten informes alarmistas acerca de anarquistas “violentos” que van a atacar la cumbre del G8. Un ejército de 10 mil policías ha sido movilizado; se ha construido una cerca de 8 kilómetros alrededor del hotel de cinco estrellas en Gleneagles donde se va a llevar a cabo la reunión; y se informa que EE.UU. va a colocar un portaaviones lleno de infantes de marina cerca de la costa occidental de Escocia.
He aquí los métodos que usan los gobernantes capitalistas para lidiar con lo que perciben como una amenaza a su gobierno: por un lado la represión estatal, y por el otro la cooptación política. Entre los mecanismos para cooptar las protestas “globalifóbicas” se destacan el Foro Social Mundial (FSM) y el Foro Social Europeo (FSE), que son dirigidos y organizados por muchas de las mismas fuerzas que dirigen “Make Poverty History”. Desde 2001, estos Foros Sociales se han usado para desviar la ola de protestas masivas —en contra del G8, la Organización Mundial del Comercio, el FMI y otras agencias imperialistas— ejemplificada por la manifestación de Seattle en 1999. El propósito fue desviar a los jóvenes radicales lejos de enfrentamientos encarnizados contra las fuerzas del estado capitalista para acorralarlos detrás de la “alternativa democrática” del reformismo parlamentario, mientras fingían que estos clubes de charla “no eran parlamentarios”. Lejos de haber enfrentado gases lacrimógenos, cañones de agua y balas del estado capitalista, como ocurrió en Génova en julio de 2001, el FSM y el FSE han sido apoyados y financiados por varias agencias de los gobernantes imperialistas.
Esto ocurre porque los Foros Sociales y el movimiento supuestamente “anticapitalista” de hecho no son ninguna amenaza fundamental para el dominio capitalista. Sus organizadores comparten el mito predominante del mundo “postsoviético”: la lucha de clases en contra del orden capitalista es algo del pasado; la clase obrera es irrelevante como factor para el cambio social; y lo mejor que se puede lograr es darle una cara “humana” al sistema. La verdad es que el sistema capitalista depende, tanto como siempre, de la clase obrera, la cual tiene el poder para derrocar el capitalismo. Para lograr esto, la clase obrera tiene que cobrar conciencia de que sus propios intereses son irreconciliables con los de los capitalistas. Los Foros Sociales son un obstáculo a esta conciencia de clase.
Los Foros Sociales y el financiamiento estatal
Todos los Foros Sociales Mundiales y Europeos han sido financiados por estados capitalistas en los países donde se han llevado a cabo y han recibido endoso oficial de los gobiernos municipales o las alcaldías burguesas. La lista de los patrocinadores para el FSM ha incluido no sólo el gobierno de la ciudad de Porto Alegre, el gobierno estatal de Rio Grande do Sul y el gobierno federal de Brasil, ¡sino también el Banco do Brasil y la compañía petrolera más grande de ese país, Petrobras! El FSE de 2002 fue financiado por la ciudad de Florencia y el FSE de 2003 en París fue financiado por el gobierno de Chirac. La oficina del alcalde de New Labour [Nuevo Partido Laborista], Ken Livingstone, quien apoyó el bombardeo imperialista de Serbia y fue porrista del terror policiaco contra los manifestantes “anticapitalistas” del 1º de mayo de 2000, fue la anfitriona y patrocinadora del FSE de 2004 en Londres.
Todos los Foros Sociales han estado dominados también por las mal llamadas Organizaciones “No Gubernamentales” (ONGs). Por supuesto que estas organizaciones, endosadas por iglesias y estados capitalistas, de los cuales reciben una gran parte de su financiamiento, no son independientes de los gobiernos ante los cuales responden. Las instituciones de caridad han sido por mucho tiempo la cara “humanitaria” de la intervención imperialista y de las empresas multinacionales que buscan saquear las economías del “Tercer Mundo”. Las ONGs más prominentes en los Foros Sociales han incluido Oxfam, War on Want (Guerra Contra la Necesidad) y Christian Aid. El patrocinador principal de las ONGs en todas partes del mundo es la ONU, la cual fue iniciada para darle una apariencia humanitaria a las depredaciones del imperialismo, en particular el estadounidense. Siguiendo esta tradición, el Foro Social Mundial de enero de 2003 en Porto Alegre recibió un mensaje de apoyo del secretario general de la ONU, Kofi Annan.
El que paga los mariachis escoge el son. Y si bien todos los Foros Sociales vituperan contra el régimen verdaderamente salvaje y loco de Bush en EE.UU., entre los que financian los FSM están nada menos que el Rockefeller Brothers Fund y la Ford Foundation. La fundación Rockefeller sirvió para mejorar la reputación de los Rockefeller después de la masacre en Ludlow, Colorado, el 20 de abril de 1914, cuando 20 personas, incluyendo a niños, murieron a manos de paramilitares y agentes de seguridad de la compañía durante la lucha encarnizada del sindicato minero. La Ford Foundation se hizo famosa en 1936 en el punto culminante de las luchas por construir sindicatos industriales en el ramo automotriz en EE.UU. Después de la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en conducto para el dinero de la CIA dirigido a causas anticomunistas por todo el mundo.
Mientras aceptan el financiamiento de algunas de las más notorias agencias del imperialismo estadounidense, los Foros Sociales Mundiales no han recibido tan calurosamente a quienes son considerados amenazas potenciales a los intereses del imperialismo. La declaración en la Carta de Principios del FSM de que “ni representantes partidistas ni organizaciones militares participarán en el Foro” ha sido usada para excluir a los zapatistas así como a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Hasta las Madres de la Plaza de Mayo, una organización de las madres de izquierdistas que fueron “desaparecidos” durante la dictadura militar argentina de 1976-1983, fueron excluidas del FSM de 2002. Por otro lado, una cálida bienvenida fue proporcionada a varios dirigentes de gobiernos capitalistas, quienes presiden sobre “destacamentos especiales de hombres armados”, más comúnmente conocidos como el estado capitalista.
Un artículo perspicaz titulado “La economía y la política del Foro Social Mundial” en Aspects of India’s Economy [Aspectos de la economía de la India] (septiembre de 2003) escrito por Rajani X. Desai describió acertadamente el propósito y la naturaleza de los Foros Sociales:
“Mientras varias fuerzas políticas que luchan por un cambio de sistema han sido excluidos de las reuniones del FSM, montones de dirigentes políticos de países imperialistas han asistido. No es que sólo el FSM como cuerpo recibe dinero de agencias ligadas a los intereses y las operaciones imperialistas, sino que innumerables cuerpos que participan en el FSM también dependen de tales agencias. Las implicaciones de esto se pueden ver en la historia de una de estas agencias, la Ford Foundation, que ha colaborado cercanamente con la Central Intelligence Agency de EE.UU. alrededor del mundo, y en la India ha ayudado a desarrollar las políticas del gobierno que favorecen los intereses estadounidenses.”
Cubierta izquierdista para la colaboración de clases
El hecho de que los Foros Sociales Mundiales y Europeos han sido básicamente comprados por varios gobiernos y agencias capitalistas no le importa mucho al SWP. Alex Callinicos, dirigente del SWP (y vocero prominente en templetes de los Foros Sociales), dijo desvergonzadamente, “todos entendíamos que un Foro Social masivo necesita dinero y dinero significa compromisos” (Discussion Bulletin de la Tendencia Socialista Internacional, enero de 2005). ¡Efectivamente! Tales sentimientos no son una peculiaridad de Callinicos. El primer Foro Social Mundial en 2001 fue organizado en parte por los falsos trotskistas del Secretariado Unificado (S.U.). Ahí se capacitó a los jóvenes radicales para que administren la austeridad fiscal para el estado capitalista a través de “presupuestos participatorios” fingidos. Para los benefactores capitalistas que financiaron el FSM la inversión valió la pena. Hoy en día, el Partido dos Trabalhadores del presidente brasileño Lula —con la ayuda de un “camarada ministro” que es miembro del S.U.— administra el estado capitalista en Brasil, obedeciendo servilmente las órdenes del FMI al imponerle la austeridad a una población empobrecida.
En el FSM de enero de 2005, muchos de los asistentes abuchearon rotundamente a Lula, en oposición a su colaboración y alcahueteo con el FMI y el Banco Mundial. Pero la verdad es que Lula representa la política y el programa del FSM al nivel del poder estatal. Esto es lo que se conoce como el frente popular: un bloque político colaboracionista de clases de organizaciones de la clase obrera con agencias capitalistas, mediante el cual se subordina la política del componente obrero a la política de la burguesía, a la defensa del estado burgués y el capitalismo. Los gobernantes asignan a los frentes populares, como el gobierno de Lula en Brasil, la tarea de vender la austeridad a los obreros más eficazmente que los desacreditados partidos burgueses.
Ante el descrédito de Lula debido a sus ataques contra los obreros y campesinos brasileños, el nuevo héroe del FSM de 2005 fue el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Esto fue un cambio importante porque Chávez no fue invitado al FSM de 2003, mientras éste luchaba contra los intentos del gobierno estadounidense de derrocarlo, y no le permitieron un espacio oficial cuando llegó de todos modos. La popularidad de Chávez entre los oprimidos de Venezuela surge del hecho de que ha usado las rentas públicas petroleras para introducir reformas que han beneficiado a los pobres, y no se le ve como un lacayo de EE.UU. Pero ni son reformas estructurales básicas, ni mucho menos una revolución social, y están sujetas a los cambios en los precios mundiales del petróleo.
Chávez es un nacionalista burgués que gobierna para el capitalismo en Venezuela. El populismo nacionalista y el neoliberalismo económico son simplemente políticas alternativas del dominio de la misma clase capitalista. Es un hecho que muchos de los grandes terratenientes y capitalistas de Venezuela, así como los neoconservadores del gobierno de Bush que en abril de 2002 apoyaron un golpe militar en contra de Chávez, lo odian. Pero los representantes más racionales del imperialismo ven en Chávez, con su atracción popular, a alguien en quien confiar para proteger sus inversiones. Tales voceros del imperialismo como el Financial Times y el New York Times vieron la noticia de que Chávez haya derrotado en 2004 el referendo de destitución en su contra como una garantía de “estabilidad”. Como escribimos en Workers Vanguard No. 831, 3 de septiembre de 2004:
“La perspectiva inmediata que enfrentamos urgentemente es no sólo oponernos a las incursiones imperialistas en Venezuela y en otras partes, sino también luchar para romper el apoyo del movimiento obrero a Chávez o a la oposición, y forjar un partido obrero internacionalista revolucionario para dirigir a la clase obrera al poder. Esto requiere una lucha intransigente contra el nacionalismo en Venezuela, el cual oscurece las divisiones de clase en el país. Sólo la lucha victoriosa por el dominio de la clase obrera, es decir, la revolución socialista en toda América, asegurará tierra para los que no la tienen y permitirá que los obreros petroleros y otros proletarios disfruten de la riqueza que su trabajo produce.”
Al presentar a los nacionalistas burgueses (por ejemplo Chávez) como luchadores contra la “globalización”, los Foros Sociales trabajan en contra de la lucha por la revolución socialista porque atan a la clase obrera a su “propia” clase capitalista nacional. De hecho, todos los Foros Sociales Mundiales se han llevado a cabo en países del “Tercer Mundo” como Brasil o la India para disfrazar el antagonismo de clase entre la clase obrera de estos países y sus explotadores burgueses nativos. El mensaje ha sido que se puede confiar en la burguesía del “Sur Global” para unirse con “el pueblo” y luchar contra la “globalización”. Pero la preocupación principal de los capitalistas del “Tercer Mundo” es defender sus ganancias, para lo cual dependen de los imperialistas y requieren de la máxima explotación de la clase obrera.
Con la misma meta de atar a los explotados a sus explotadores, el FSE impulsa la ilusión de una “Europa Social” humana bajo el capitalismo, en contraste con el modelo neoliberal representado por EE.UU. y Gran Bretaña. La promoción de esta visión de una “Europa Social” ha atraído hacia el FSE a los dirigentes sindicales procapitalistas así como los políticos socialdemócratas por todo el continente. En la manifestación contra la Cumbre de la UE en Niza en 2000, el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos expresó la perspectiva política de ésta: “Los sindicatos y las ONGs tienen que incorporarse a las estructuras de toma de decisión en Bruselas... Estamos de acuerdo en que Europa tiene que hacerse más competitiva, sí. Pero la nueva Europa tiene que incluir una calidad de vida digna para todos sus ciudadanos” (citado en “La economía y la política del Foro Social Mundial”). Hacerse “más competitiva” significa extraer mayor ganancia del sudor y el trabajo de la clase obrera. Los burócratas del Congreso Sindical Británico (TUC, por sus siglas en inglés) endosaron el FSE de 2004 en Londres y lo usaron como oportunidad para darle una plataforma a Sobhi Al-Mashadani de la Federación Sindical Iraquí (FSI), un lacayo del gobierno lacayo de los imperialistas en Irak. Esto ocurrió después de la conferencia del Partido Laborista donde, a petición de los burócratas sindicales, otro representante de la FSI, Abdullah Muhsin, apoyó la ocupación imperialista al ayudar a asegurar la derrota de una resolución que exigía el pronto retiro de las tropas británicas de Irak.
Workers Power en trance bajo su propia hipnosis
En su folleto Anti-Capitalism: Summit Sieges and Social Forums [El anticapitalismo: Los asedios de las Cumbres y los Foros Sociales] (2005), la Liga por la Quinta Internacional (L5I) de Workers Power (Poder Obrero) posa como un crítico de izquierda de organizadores del FSM como Bernard Cassen y Susan George de ATTAC, una organización iniciada para hacer campaña para gravar las transacciones financieras internacionales y en contra del “neoliberalismo”. Aunque el Partido Comunista Francés y el S.U. proporcionan personal para sus oficinas, ATTAC no finge oponerse al capitalismo. Es una organización completamente burguesa que se jactaba de sus vínculos estrechos con el gobierno de frente popular de Lionel Jospin. Sin embargo, con respecto a Cassen y George, la L5I argumenta: “No necesitamos organizar una escisión artificial con ellos pero tampoco debemos temer una escisión. Si avanzamos con determinación, desertarán inmediatamente.” Cuando hablan de “escisión artificial”, los de la L5I quieren decir una escisión a lo largo de la línea de clases. La L5I no se opone a la colaboración de clases; simplemente quiere un frente popular más combativo.
Por cierto, la concepción descabellada de la L5I, Workers Power y su grupo juvenil, Revolution, es que pueden construir no sólo un “movimiento” sino también un partido “revolucionario” a partir de estas alianzas transclasistas patrocinadas por el estado. “El movimiento anticapitalista, el movimiento obrero, los movimientos de los oprimidos racial y nacionalmente, la juventud, las mujeres, todos se deben juntar para crear una nueva Internacional: un partido mundial de la revolución socialista” (Anti-Capitalism: Summit Sieges and Social Forums). Mientras declaran inválido el dominio burocrático de la derecha, Workers Power busca lograr “estructuras democráticas” dentro de los Foros Sociales para maquinar la transformación del movimiento. Abogan por el uso de “iniciativas como la Asamblea de Movimientos Sociales para proponer cuerpos de coordinación permanentes, que sean electos y basados en delegados, y que puedan preparar el camino para un Congreso estructurado en el cual se pueda debatir, enmendar y adoptar propuestas organizativas y políticas”.
Lo que falta en la ecuación de Workers Power es una lucha política en oposición al propósito entero de estos Foros Sociales, que se basan en el mantenimiento del sistema capitalista mientras intentan hacerle una cirugía plástica para darle un aspecto “democrático” y “humanitario”. Pero incluso Workers Power tiene que reconocer que a estas Asambleas les falta la concepción de que “el sistema capitalista es el enemigo”, “la clase obrera es la fuerza” y “el socialismo es la única base posible para el ‘otro mundo’ que buscan construir” (Workers Power, marzo de 2005).
La realidad del colaboracionismo de clases se reveló tajantemente en el primer FSE en Florencia en 2002. La L5I afirmó con excesiva efusividad: “La mera intoxicación de estar ‘tous ensemble’ (todos juntos) significó que incluso reformistas acérrimos hablaban como agitadores revolucionarios. Todos estaban motivados también por la urgencia de hacer todo lo posible para detener la guerra de George Bush contra Irak.” “Todo lo posible” incluía un llamado explícito a los dirigentes imperialistas de Europa para que se opusieran a los planes de EE.UU. de invadir a Irak; el llamado fue firmado por una gama de grupos de la izquierda europea, incluyendo al SWP, Workers Power y Revolution en una reunión preparatoria en Bruselas para el FSE de Florencia. El llamado afirma: “Llamamos a que todos los jefes de estado europeos se opongan públicamente a esta guerra, aunque tenga apoyo de la ONU, y que exijan que George Bush abandone sus planes de guerra” (Liberazione, 13 de septiembre de 2002). Este llamado rastrero a los dirigentes capitalistas europeos “amantes de la paz” sólo sirve para atar a los explotados a sus explotadores.
Las principales fuerzas detrás del FSE de Florencia fueron los partidos reformistas italianos de masas como Rifondazione comunista (RC) y Demócratas de Izquierda (DS, por sus siglas en italiano). En los años 90, DS formó parte de la coalición gubernamental “Olivo” que administró el terror antiinmigrante y ataques severos contra la clase obrera en nombre del imperialismo italiano. Hasta fines de 1998, RC tenía una coalición tácita con DS. El FSE les da a estos frentepopulistas consumados una manera barata de recuperar apoyo para que puedan regresar al gobierno. De manera similar, el Partido Comunista (PCF) y la seudotrotskista Ligue communiste révolutionnaire (LCR) de Alain Krivine organizaron el FSE de París. Hoy día en Francia, donde el gobierno de Chirac se desacreditó totalmente con el voto en contra del tratado constitucional de la UE, estas mismas fuerzas trabajan febrilmente para construir una nueva alianza de colaboración de clases con la esperanza de que puedan tomar las riendas del gobierno. Eso significa llevar a cabo los ataques contra la asistencia social así como la racista “guerra contra el terrorismo”.
El frente popular: No una táctica sino el mayor de los crímenes
La tarea básica de los marxistas revolucionarios es hacer que la clase obrera y la juventud radical rompan con la idea de que pueden negociar un futuro común progresista con representantes de la clase capitalista que es responsable de la explotación, la guerra imperialista, el racismo, la opresión de la mujer y la opresión sexual. Dado que produce toda la riqueza de la sociedad capitalista y las ganancias de la burguesía, la clase obrera es el único agente con el poder social y el interés objetivo para derrocar el sistema capitalista y destrozar su estado. Esto requiere la revolución socialista para remplazar la dictadura de la burguesía con un estado obrero que defienda y administre una economía planificada y colectivizada. A escala internacional, esto sentaría las bases para erradicar la escasez y producir para las necesidades de la raza humana entera. La única herramienta que puede organizar la lucha proletaria para derrocar el capitalismo es un partido revolucionario de vanguardia.
Esto se contrapone al colaboracionismo de clases de los Foros Sociales. Los Foros Sociales, adaptados a los sentimientos de los activistas que están hartos de la política y los partidos parlamentarios, son frentes populares que promueven el mito de que una “alianza popular” con capitalistas supuestamente “progresistas” pueda acabar con los estragos del imperialismo. El frente popular fue el arma favorita utilizada por los estalinistas en los años 30 para impedir la revolución obrera. Trotsky estaba vehementemente opuesto al frente popular y advirtió insistentemente de sus terribles consecuencias para la clase obrera. Como señaló el entonces dirigente trotskista James Burnham en su folleto de 1937, “El frente popular, la nueva traición”:
“Para el proletario, renunciar a su propio programa independiente, a través de sus partidos, significa renunciar a su funcionamiento independiente de clase... Al aceptar el programa del frente popular, por ende acepta las metas de otro sector de la sociedad; acepta la meta de defensa del capitalismo mientras toda la historia demuestra que los intereses del proletariado sólo se satisfacen derrocando al capitalismo.”
El frente popular a menudo ha tenido sangrientas repercusiones para la clase obrera y los oprimidos. Un ejemplo clásico es el de Chile en 1973, cuando Salvador Allende y sus compañeros reformistas dirigieron a la clase obrera de mentalidad revolucionaria hacia un gobierno de coalición con los capitalistas. Allende prometió no retar al orden capitalista ni al estado y puso fin a las tomas de tierra de los campesinos y a las tomas de fábricas de los obreros. Con la ayuda del imperialismo estadounidense, la burguesía chilena recurrió al general Augusto Pinochet para que atacara a la clase obrera y sus dirigentes (incluyendo a Allende), e impuso una dictadura militar salvaje que cobró 30 mil vidas.
Desde Seattle hasta los Foros Sociales
Con la esperanza de ser atractivos para jóvenes combativos que odian los Foros Sociales por ser clubes de charla interminable, la L5I suplica que se vuelva a las manifestaciones callejeras de Seattle y Génova. Su folleto proclama que “Por cinco años nuestro movimiento ha asediado a las cumbres de los ricos y los poderosos... Tiene que volver a las calles, y mostrar a través de acción directa masiva su intención: construir un mundo sin clases, opresión, racismo, guerra ni imperialismo.” Pero la política del FSM no está contrapuesta a la política de Seattle, sino que es una extensión de ésta. Aunque atrajo a muchos jóvenes que se oponían al impacto del capitalismo internacionalmente, la manifestación en Seattle fue dirigida políticamente por los socialdemócratas y los burócratas sindicales, cuyas diatribas anticomunistas contra China hacen eco de los intereses de los gobernantes imperialistas que buscan la restauración del sistema de explotación capitalista en el estado obrero deformado chino. Una protesta de “acción directa” basada en la política frentepopulista proimperialista es simplemente colaboración de clases “combativa”.
El contexto de la proliferación de los Foros Sociales es la contrarrevolución en la antigua URSS y la campaña ideológica de la burguesía de que “el comunismo ha muerto”. Un ejemplo típico, entre izquierdistas jóvenes, del retroceso de la conciencia a causa de la destrucción de la Unión Soviética es la idea de que la clase obrera es irrelevante como medio para el cambio social, o que es sólo una víctima más de la opresión. Mientras tanto, los burócratas sindicales ahora justifican la traición de luchas obreras argumentando que la “globalización” hace que la lucha de clases sea inefectiva porque los capitalistas pueden trasladar fácilmente la producción a economías de bajos salarios en Asia o Europa oriental. Si bien ha habido ciertos cambios cuantitativos en la economía mundial en las últimas décadas, la “globalización” no es un fenómeno cualitativamente nuevo. Hace casi 90 años, V.I. Lenin explicó el hecho de que la economía de mercado capitalista es “global”, que los bancos y las corporaciones buscan países (de bajos salarios) donde puedan obtener la más alta ganancia, y que el capital financiero se ha internacionalizado:
“El imperialismo es el capitalismo en aquella etapa de desarrollo en que se establece la dominación de los monopolios y el capital financiero; en que ha adquirido señalada importancia la exportación de capitales; en que empieza el reparto del mundo entre los trusts internacionales; en que ha culminado el reparto de todos los territorios del planeta entre las más grandes potencias capitalistas.”
— El imperialismo, etapa superior del capitalismo (1916)
La pobreza, las enfermedades, la explotación y la guerra no son aberraciones del sistema capitalista sino que son inherentes a su funcionamiento. Las fuerzas productivas se pueden desarrollar para proporcionar un nivel de vida decente a toda la humanidad sólo mediante el derrocamiento del capitalismo.
En el contexto de una cacería de brujas internacional en contra de los anarquistas de “acción directa” del Bloque Negro, después de la muerte del manifestante izquierdista Carlo Giuliani en Génova en 2001 a manos de la policía, el grueso de la izquierda socialdemócrata en el movimiento globalifóbico participó en tachar al Bloque Negro de violento y de estar compuesto de policías. La LCI se destacó por nuestra inequívoca defensa del Bloque Negro ante los ataques del estado capitalista y sus lacayos. Al mismo tiempo enfatizamos:
“La pregunta que enfrentan los muchísimos jóvenes radicales que han sido atraídos a las protestas ‘globalifóbicas’ de los últimos años es: ¿Cómo se cambia el mundo? Aunque las protestas han tenido éxito en obligar a los imperialistas a planear sus reuniones futuras en lugares aislados, esto no impide el funcionamiento del sistema capitalista. Acabar con la explotación imperialista requiere una movilización política del proletariado en una revolución socialista completa...
“Se necesita una nueva dirección revolucionaria de la clase obrera, un tribuno del pueblo y combatiente en nombre de todos los oprimidos. Es necesario romper con la política de colaboracionismo de clases impulsada por quienes, en nombre del ‘mal menor’, subordinan los intereses vitales del proletariado a los de sus explotadores y opresores capitalistas. Es necesario forjar un partido obrero revolucionario que luche para establecer un gobierno obrero mediante la revolución socialista en contra del sistema capitalista entero.”
—“Sangre y balas en Génova”, Workers Vanguard No. 762, 3 de agosto de 2001
Los marxistas del Spartacus Youth Group y de la Liga Comunista Internacional entendemos que la lucha por la independencia de la clase obrera es la precondición para la emancipación de la humanidad mediante la revolución socialista. Nuestra actitud hacia los Foros Sociales, así como hacia cualquier otro frente popular, es de oponernos a ellos interviniendo con nuestra tajante caracterización y explicando su engaño con la intención de ganar a un programa proletario, revolucionario e internacionalista a quienes genuinamente quieren luchar contra la opresión y la explotación. Somos comunistas orgullosos y nos negamos a ser los lacayos de los socialdemócratas, los burócratas sindicales y sus amos capitalistas. Si compartes esta negativa, únete a nosotros.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/26/foros.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 17:46 ShaunaDorothy ¡Defender a Afganistán contra el ataque imperialista! ¡Por lucha de clases contra los gobernantes capitalistas en México y EE.UU.! (invierno de 2002) (2 - 2)

https://archive.is/8uSaM
Nosotros dijimos: ¡Viva el Ejército Rojo en Afganistán!
La fraseología uuultrarrevolucionaria del GI es compartida por otra bola de centristas, como fue ejemplificado por una declaración conjunta del 9 de octubre, firmada por la Liga por una Internacional Comunista Revolucionaria (LRCI, centrada en el grupo británico Workers Power), la morenista Fracción Trotskista-Estrategia Internacional (FT-EI) en América Latina (cuya sección mexicana es la Liga de Trabajadores por el Socialismo-ContraCorriente, LTS-CC) y la Liga Comunista-Workers Power en Grecia. También ellos fantasean sobre una ilusoria “derrota de las fuerzas imperialistas” a manos de los talibanes, porque en el fondo descartan el potencial del proleta- riado estadounidense para derrotar a sus gobernantes capitalistas. Mientras que el GI nos ataca por enfocarnos en la naturaleza indefendible del ataque indiscriminado al World Trade Center, sus contrapartes centristas omiten de plano cualquier condena de la masacre de miles de trabajadores ordinarios y minorías en ese ataque, indicando una congruencia con la perspectiva global compartida por los líderes imperialistas de EE.UU. y fundamentalistas islámicos inspirados por bin Laden —de que poblaciones enteras son responsables por los crímenes de sus gobernantes—.
Aunque en su declaración internacional con Workers Power y Cía. incluyen un párrafo demagógico sobre el “combate” al antiamericanismo en abstracto, la declaración no contiene ni una palabra acerca de la burguesía mexicana, mientras que apenas le dedican una vacía oración a los gobernantes capitalistas argentinos, la burguesía a la que supuestamente “combate” el partido madre de la FT-EI, el Partido de Trabajadores por el Socialismo (PTS). En su periódico (Estrategia Obrera No. 21, 6 de noviembre) la LTS-CC alaba acríticamente las movilizaciones nacionalistas dominadas por musulmanes desde Pakistán a las Filipinas, otorgando explícitamente un carácter “antiimperialista” al craso antinorteamericanismo: “Estas manifestaciones, que repudian el alineamiento de los gobernantes locales con Washington, tienen un carácter antinorteamericano y potencialmente antiimperialista.” La LTS-CC tampoco tiene problemas para unir fuerzas con nacionalistas católicos en México. Así, la marcha del 14 de noviembre que convocó la LTS-CC, entre otros, contra la guerra imperialista, ¡entró al Zócalo encabezada por la bandera mexicana y el estandarte de la virgen de Guadalupe!
En el caso de la LRCI y la FT-EI, el antiamericanismo está entremezclado con consignas ridículas y alguna retórica muy roja para apelar a cualquiera y todos aquellos que puedan leerlo, desde los enfermos siquiátricos hasta jóvenes en busca de una alternativa para el pacifismo y el reformismo. La retórica roja es bombástica y no seria, como es capturada en el llamado a que “los soldados organicen resistencia en las fuerzas armadas... rebelarse en contra de los imperialistas y sus Generales asesinos de masas” y por que “trabajadores en las fábricas de municiones boicoteen y saboteen la producción de la guerra imperialista”. Para estos oportunistas, las palabras no están hechas para la lucha de clases sino para las tabernas griegas, los pubs ingleses y las cantinas latinoamericanas. En Gran Bretaña, la sustancia real del “derrotismo revolucionario” de Workers Power es capturada en el que organicen “hacer antesala en el Parlamento mientras debate la guerra”.
De hecho, votar por el Partido Laborista es casi el único “principio” al que el grupo británico de Workers Power se adhiere. En 1997, así como en este año, Workers Power votó por el “Bombardero Blair” y su Partido Laborista. En la guerra de la OTAN contra Serbia en 1999, la LRCI marchó en manifestaciones plagadas de pancartas que decían “Buena suerte OTAN”, defendiendo al Ejército de Liberación de Kosovo albanés, que era entonces un peón de la OTAN. Su postura izquierdista actual sobre Afganistán es una función tanto del crecimiento de la impopularidad del bombardeo de EE.UU. entre los europeos y de la naturaleza periférica de Afganistán desde el punto de vista de los imperialistas europeos.
De manera ridícula, hay un llamado por “acción unida de todas las fuerzas afganas —incluyendo a las fuerzas islámicas— para repeler el asalto imperialista”, una tarea interesante para quienes creen en la alquimia. La noción de que puede haber cualquier unidad que no sea la más efímera entre las diferentes tribus dentro de las fronteras de Afganistán es desmentida por una historia de un conflicto de aniquilación mutua constante. Estos pueblos no tienen un interés nacional coherente porque Afganistán no es una nación. Las “fuerzas afganas” están ahora, como en el pasado, enfrascadas en un tiroteo entre ellas, con el Talibán, basado en la población dominante pashtún, alineado contra la Alianza del Norte, compuesta en parte de tajikos y uzbekos, que actualmente actúa como un títere del imperialismo de EE.UU.
Al declarar que “Afganistán ha sufrido más de 20 años de guerra”, la declaración conjunta de la LRCI/FT-EI pone juntas a la guerra de los muyajedines respaldados por la CIA contra la intervención del Ejército Rojo en Afganistán con la posterior guerra entre los grupos rivales muyajedines, el Talibán y los componentes de la Alianza del Norte. En otras palabras, la LRCI y la FT-EI están unidos en sus deseos de que nadie mire demasiado cerca dónde estaban ellos en la guerra sustituta de EE.UU. en Afganistán en ese entonces.
A diferencia de todos estos reformistas disfrazados, nosotros vitoreamos al Ejército Rojo en Afganistán y deseamos fervientemente que los comandos soviéticos acabaran con los fanáticos islámicos que lanzaban ácido a las caras de las mujeres sin velo y asesinaban a quienes se atrevían a enseñarles a jovencitas. No así Workers Power, que condenó la presencia soviética, aunque no hizo eco del grito imperialista por el retiro del Ejército Rojo. Los morenistas, predecesores de la FT-EI, apoyaron abiertamente a los muyajedines. En Francia, llamaron por que el Ejército Rojo saliera de Afganistán y dejara sus armas a las guerrillas islámicas anticomunistas. En Italia, ¡el grupo morenista esperaba ansioso “la posibilidad de extender la revolución iraní dentro de las fronteras de la URSS” (Avanzata Proletaria, 12 de enero de 1980)!
De hecho, la LTS-CC publicó acríticamente en Estrategia Obrera No. 21 una foto de una protesta dominada por musulmanes con una pancarta en inglés que lee: “EE.UU. también será destruido como Rusia.” Dejando de lado el hecho de que la burocracia soviética decidió traicioneramente retirar a las tropas soviéticas de Afganistán como una medida reaccionaria para apaciguar a los imperialistas, y no porque las magras fuerzas de los muyajedines hayan derrotado al Ejército Rojo, la LTS-CC muestra su anticomunismo y la vacuidad de su supuesto “antiimperialismo” al poner un signo de igual entre el Ejército Rojo soviético y los bombardeos imperialistas estadounidenses. El mandelista Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) es aún más explícito a este respecto. En su revista Desde los Cuatro Puntos, No. 34 (octubre de 2001), escribe que “la guerra agravará la sangría que este país ha sufrido desde la agresión soviética en 1979”.
Como una cubierta izquierdista a su oposición a la presencia militar soviética, Workers Power y los morenistas, en ese entonces, inventaron un proletariado afgano como una “fuerza revolucionaria” independiente. La declaración conjunta de la LRCI y la FT-EI levanta la demanda por un “gobierno de obreros y campesinos” en Afganistán, donde no hay obreros y no muchos campesinos. Esta idiotez encuentra eco en el GI en su llamado por “revolución socialista” en Afganistán. Sólo fue a través de la intervención de la Unión Soviética que se abrió la posibilidad de traer a los pueblos afganos al siglo XX. Por eso fue que nosotros levantamos el llamado, “¡Extender las conquistas sociales de la Revolución de Octubre a los pueblos afganos!” Hoy, la revolución social puede llegar a Afganistán sólo mediante derrocamientos socialistas en aquellos países en el área con concentraciones proletarias significativas, desde Irán hasta Pakistán y la India. Es central para una perspectiva revolucionaria en tales países la lucha en contra de la subyugación ancestral de las mujeres. De hecho, el conflicto afgano en los años ochenta fue la única guerra en la historia moderna luchada centralmente sobre la condición de la mujer.
En realidad, al GI le importa poco el proletariado, ya sea en los EE.UU. o en el “Tercer Mundo”. En vez de eso, el GI vende sus mercancías a una variedad de audiencias nacionalistas pequeñoburguesas. En su declaración más reciente en internet, el GI gimotea que la LCI “se presenta como el luchador de vanguardia en contra del fundamentalismo islámico”. Su desprecio por nuestra total oposición a la reacción islámica es un rechazo tácito de nuestro llamado por una victoria del Ejército Rojo contra los mulás en Afganistán en los 80 (por el que el GI finge estar). También es una nota promisoria a los nacionalistas de los lugares del planeta en donde el islam domina, en nombre de un “frente único” contra el imperialismo estadounidense, para abjurar la lucha por el poder proletario en esos países. Es, en su forma embrionaria, un abandono de la teoría de la revolución permanente de Trotsky, que sostiene que el proletariado en los países atrasados es la única fuerza capaz de dirigir la lucha por la justicia social y nacional. Como enfatizó Trotsky, sólo la revolución proletaria puede romper el yugo imperialista sobre esos países y, con su extensión a los países capitalistas avanzados, terminar con el imperialismo para siempre.
El crecimiento del fundamentalismo islámico y de otras religiones en los países atrasados es una medida de la bancarrota de los regímenes nacionalistas burgueses después de la independencia, que implementan los dictados hambreadores imperialistas mientras promueven ellos mismos el atraso obscurantista. Pongamos, como ejemplo, a la India predominantemente hindú, donde el sistema de castas y prácticas tan terribles como el sutte (la quema de viudas) florecen después de más de cinco décadas de “democracia”. El peso del atraso social es evidente en todos los aspectos de la sociedad. Unos 70 millones de indios sufren de bocio y 200 millones están en riesgo de deficiencia de yodo, que es, de todas, la causa más prevenible del retraso mental. La sal yodatada es un medio barato y disponible para combatir esos desórdenes médicos. Sin embargo, en la secuela del clamor por parte de los productores de sal a pequeña escala, los gandhianos y los grupos fascistas atados al BJP gobernante, el año pasado el primer ministro chovinista hindú, Atal Behari Vajpayee, eliminó una prohibición sobre la venta de sal no yodatada.
¡Por la revolución socialista mundial!
En Europa, no menos que en Estados Unidos, la clase obrera ha sido sometida a un continuo ataque contra los empleos, los salarios y las prestaciones. En gran medida estos ataques han sido llevados a cabo por los gobiernos dirigidos por partidos socialdemócratas. Además de la huelga de los COBAS convocada en Italia contra la guerra, hay evidencia del descontento popular a lo largo de Europa. A finales de octubre, el gigantesco sindicato IG Metall en Alemania llamó por un alto a los bombardeos, sólo para ser reprendido por “su” canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder, que sermoneó: “Ocúpense de las condiciones de vida de sus miembros, pero mantengan los dedos fuera de la política exterior, porque no entienden nada de ella” (Spiegel Online, 31 de octubre). Un portavoz de IG Metall respondió: “No vamos a permitir siquiera a Schröder que nos calle.”
Aunque los trabajadores a lo largo de Europa sin duda tienen sospechas de que la guerra de Afganistán puede redundar en detrimento suyo, los líderes sindicales también buscan darle voz a los intereses de sus propias burguesías a través de la apelación al antiamericanismo. De ese modo, el vicepresidente de IG Metall advierte en contra de “seguir ciegamente las órdenes de Estados Unidos”. Tal nacionalismo antiestadounidense también es promovido por centristas como la LRCI, cuya retórica que puede sonar ocasionalmente izquierdista es tan sólo una cubierta que sirve para reforzar las ilusiones de la clase obrera en los lugartenientes obreros socialdemócratas del capital. Sólo el compromiso leninista de sacar a los falsos dirigentes socialchovinistas del movimiento obrero, de separar a las masas de los trabajadores de los socialdemócratas que los traicionan, puede preparar el camino para los derrocamientos socialistas largamente atrasados y cada vez más urgentes que son necesarios en Europa y otras partes.
Mientras que en EE.UU. la clase obrera permanece ampliamente en apoyo de la guerra, están comenzando a aparecer rasgaduras en la tela chovinista de la “unidad nacional”. Para muchos trabajadores postales que se enfrentan a la amenaza de una infección de ántrax potencialmente mortífera, Osama bin Laden probablemente aparece como un enemigo menor que sus propios patrones. El arresto de cuatro representantes del sindicato de bomberos después de una manifestación cerca de las ruinas del World Trade Center justamente será tomado como una advertencia por muchos obreros de que los patrones aplastarán cualquier manifestación de descontento obrero. Comenzando con las huelgas del mes pasado de los trabajadores estatales de Minnesota y en tres plantas de tanques de General Dynamics, es evidente que muchos trabajadores resienten las pérdidas en sus estándares de vida sostenidos durante la expansión económica de los últimos nueve años y están consternados por la posibilidad de más pérdidas —incluyendo la pérdida de cheque de pago alguno— como resultado de la recesión y el esfuerzo de guerra. El plan de los Republicanos para otorgarle aún más exenciones masivas de impuestos a los ricos sin duda añadirá leña a estos resentimientos que arden lentamente.
La columnista negra Mary Mitchell capturó parte de la desconfianza de la población negra hacia la “guerra contra el terrorismo” del gobierno cuando escribió en el Sun-Times de Chicago (9 de octubre): “Cuando la población negra piensa en terroristas, no piensa inme- diatamente en el Talibán o en Osama bin Laden. Piensa en el Ku Klux Klan, la Nación Aria, los esclavistas sureños.” Mitchell prosiguió para quejarse de que el mismo gobier-no que tasajeó los servicios de salud y bienestar social ahora está arrojando “millones de dólares en comida a las bocas de un pueblo que vive en el país dirigido por un enemigo jurado”. Tales prejuicios antiextranjeros tienen su reflejo en casa en el chovinismo antiinmigrante, que es atizado por gente como los Demócratas negros y la Nación del Islam de Farrakhan, que buscan canalizar el enojo de los pobres de los ghettos hacia el odio hacia comerciantes inmigrantes árabes, coreanos y otros. Esto es veneno mortal que sólo sirve para los esquemas de “divide y vencerás” de la burguesía estadounidense, cuyo dominio tiene como premisa fundamental la subyugación de la población negra en el fondo de la sociedad. Mientras que los Republicanos refuerzan desvergonzadamente los intereses de las grandes empresas, los Demócratas mienten y hacen lo mismo.
El régimen estalinista de Beijing también se ha alineado tras la nueva cruzada de Washington, y el dirigente chino Jiang Zemin abrazó a Bush cuando llegó a Shangai para una cumbre de Cooperación Económica de Asia Pacífico en octubre. Esto viene sólo unos meses después de que la provocación del avión espía estadounidense en el Mar del Sur de China subrayara la hostilidad incesante del imperia- lismo de EE.UU. hacia el estado obrero deformado chino. La burocracia de Beijing piensa que puede hacer tratos con los imperialistas, pero éstos están decididos a abrir a China a la explotación capitalista irrestricta y nunca se reconciliarán con la existencia de un estado donde el capitalismo haya sido derrocado. Las criminales traiciones de la burocracia de Beijing sirven sólo para minar la defensa del estado obrero deformado chino. Luchamos por la defensa militar incondicional de China contra el ataque imperialista y la contrarrevolución interna. La clave para defender las conquistas de la Revolución China de 1949 es la construcción de un partido trotskista que dirija a la combativa clase obrera china en una revolución política que eche a la burocracia nacionalista y la remplace con un régimen basado en la democracia obrera y el internacionalismo revolucionario.
Nuestra tarea en México es construir un partido obrero, internacionalista y revolucionario, sección de una Cuarta Internacional reforjada, que dirigirá al proletariado al derrocamiento del orden capitalista mexicano, la expropiación de la burguesía como clase y el establecimiento de una economía socialista planificada, como parte de la revolución socialista mundial, luchando en particular por la solidaridad revolucionaria con el poderoso proletariado multirracial estadounidense.
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/Afghan17.htm
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.21 16:21 ShaunaDorothy Declaración de la Liga Comunista Internacional - ¡Derrotar al imperialismo mediante la revolución obrera—Defender a Serbia! (abril de 1999) (2 - 2)

https://archive.is/rbNL0
Ya en el número de abril-mayo de su Socialist News, el SLP no dice nada sobre derrotar al imperialismo, deja entrever un llamado a las tropas terrestres (“Ni Clinton ni Blair tienen ninguna intención de poner a sus soldados en Kosovo del lado del Ejército de Liberación de Kosovo”) ¡y llama al “secretario general de la ONU, Kofi Annan, al primer ministro Ruso, Yevgeni Primacov y al Papa a idear una forma de negociaciones de paz que detengan el bombardeo”! ¡Hablan de una alianza impía —el Papa, quien fue un operativo clave para la contrarrevolución de Solidarnosc en Polonia; el jefe de la ONU, quien invadió Haití y Somalia y hambrea a Irak y el Primer Ministro de la Rusia “postsoviética” capitalista— que el SLP busca que nos traiga la paz! La oposición de Scargill a la Solidarnosc financiada por el vaticano, fue empleada por el gobierno de Tatcher como una punta de lanza rompe sindicatos contra Scargill y los mineros británicos, antes y durante su huelga de 1984-85.
Los miembros del SLP que se quieran oponer al imperialismo británico deben entender que la tradición política del “viejo laborismo” a la que el SLP desea vívidamente volver es todo menos antiimperialista. La “izquierda” nacionalista de la “pequeña Inglaterra” del Partido Laborista previo a Blair estuvo del lado de su propio imperialismo de la India a Irlanda, hasta la “prueba de virginidad” a las mujeres asiáticas que buscaban ser admitidas en la Gran Bretaña. La línea del laborismo es el así llamado camino parlamentario al socialismo —como si la clase dominante entregara el poder estatal al proletariado después de una elección democrática—; mientras tanto, buscan participar en la administración “humana” del sistema capitalista. No se puede luchar contra la guerra imperialista sin una lucha revolucionaria contra el sistema capitalista que transpira guerra.
La clase obrera debe luchar contra la opresión nacional y racial
Bajo Lenin y Trotsky, los bolcheviques dirigieron a la masa trabajadora rusa a aplastar exitosamente al estado capitalista en octubre de 1917. Los bolcheviques sacaron a la Rusia revolucionaria de la masacre imperialista, y fundaron la Internacional Comunista con el propósito de extender la revolución mundialmente.
Pero, contrario a lo que pasó en Rusia, la aguda oportunidad revolucionaria presentada por la Primera Guerra Mundial no llevó al proletariado a derrocar a la burguesía en Europa Occidental. La principal responsabilidad de ello yace en la socialdemocracia. Estos sabuesos de la contrarrevolución sirvieron bien a sus amos burgueses, masacrando revolucionarios como los comunistas alemanes Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg. La presión del cerco imperialista sobre el económicamente atrasado estado soviético; la devastación de la clase obrera rusa en la guerra civil, que aplastó a las fuerzas contrarrevolucionarias rusas e imperialistas y el fracaso de la extensión de la revolución proletaria, montaron el escenario para la contrarrevolución política en 1924 (el termidor) en el que el poder político fue usurpado por una casta parasitaria nacionalista encabezada por Stalin y sus herederos. Su falso dogma de “construir el socialismo en un solo país” significó en la práctica una acomodación al imperialismo. El programa estalinista de colaboración de clase ha llevado a la derrota de revoluciones obreras incipientes desde China en 1925-27 hasta España en 1936-39, hasta Italia en 1943-45 y Francia en mayo de 1968. Habiendo destruido la conciencia revolucionaria internacionalista del proletariado soviético, la burocracia estalinista devoró finalmente al estado obrero, introduciendo la contrarrevolución capitalista en 1991-92.
El presidente imperialista de EE.UU., Jimmy Carter, realizó la Segunda Guerra Fría bajo la rúbrica de los “derechos humanos”. Hoy, el imperialismo de los “derechos humanos” es el lema de los imperialistas y sus seguidores para justificar sus metas de guerra. Durante la Primera Guerra Mundial, la Gran Bretaña y Francia justificaron su guerra contra Alemania en el nombre de la liberación de Bélgica, mientras que Alemania clamaba luchar por la liberación de Polonia de Rusia. Lenin ridiculizó salvajemente esta farsa burguesa. Mientras que apoyaba fuertemente el derecho de Polonia a la autodeterminación, discutía que levantar esta consigna en el contexto de una guerra imperialista sólo podría significar “caer...en un bajo servilismo ante una de las monarquías imperialistas” (“Balance de una discusión sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación”, julio de 1916).
Hoy que las burguesías aúllan sobre el “pobrecito Kosovo”, perpetúan numerosas instancias de opresión nacional y racial, incluso en Europa Occidental. La burguesía francesa oprime y expulsa a miles de norafricanos y a otros sans papiers de “la belle France”. Alemania ha deportado a kurdos a la represión segura y a la probable muerte en Turquía, mientras que los refugiados bosnios fueron víctimas de las deportaciones masivas realizadas por el IV Reich. Italia hundió un barco de refugiados albaneses en alta mar. Las poblaciones roma y sinti son brutalmente atormentadas a lo largo de la Europa “socialista”.
La represión del pueblo vasco expone lo que significa la “unión europea” capitalista: la coordinación transnacional de terror estatal-policíaco contra los pueblos oprimidos que luchan por su liberación. ¡Exigimos la libertad para los nacionalistas vascos en las prisiones francesas y españolas, y llamamos por el derecho a la autodeterminación de los vascos, tanto al norte como al sur de los Pirineos!
La LCI lucha por la salida inmediata incondicional de las tropas británicas de Irlanda del Norte como parte de la lucha por una república obrera irlandesa dentro de una federación socialista de las Islas Británicas. En esta situación de pueblos interpenetrados, en la que la minoría católica es actualmente oprimida dentro del estado naranjista protestante, reconocemos que no hay solución equitativa a la opresión nacional fuera de la movilización del proletariado a lo largo de las Islas Británicas, por el derrocamiento revolucionario del imperialismo británico, aplastando al estado naranjista en el norte así como al estado clericalista católico del sur.
Mientras gritan sobre Milosevic, los imperialistas callan la opresión —incluyendo transferencias de población masivas forzadas— de kurdos en Turquía. El gobierno de Turquía, el bastión suroriental de la OTAN, ha realizado una guerra de 14 años en contra de la población kurda oprimida, que ha llevado a unos 30 mil a la muerte; ha destruido totalmente a 3,500 pueblos y forzado a más de tres millones de kurdos a huir de sus hogares. Es notable que el líder del pequeñoburgués nacionalista Partido Obrero del Kurdistán (PKK), Abdullah Ocalan fue tomado por la CIA y todos los países europeos le negaron el asilo al tiempo que en Alemania el PKK es ilegal. Nosotros decimos: ¡Libertad para Ocalan! ¡Abajo la persecución de los militantes kurdos! ¡Por una república socialista del Kurdistán Unido!
La faceta doméstica del nacionalismo burgués es el agudo incremento del racismo dirigido contra las comunidades europeas de inmigrantes de piel oscura y de Europa Oriental, que enfrentan las deportaciones masivas y la violencia estatal y fascista. Los inmigrantes que ya no son necesarios como “trabajadores huéspedes” para el trabajo sucio con salarios bajos son expulsados, mientras que la segunda generación, sobre todo los jóvenes, son vistos con menosprecio por los gobernantes: sin trabajo y sin futuro para estos jóvenes, la clase dominante les teme como un detonador a punto de explotar. A lo largo de Europa, los regímenes capitalistas administrados por supuestos “socialistas” desatan a sus policías para atemorizar a los jóvenes de las minorías; mientras que en la Gran Bretaña de Blair la opresión a los negros y a los asiáticos se ha vuelto una vergüenza tan aguda que el gobierno se vio forzado a reconocer el “racismo institucionalizado” en la policía.
La opresión racista está íntimamente ligada al mecanismo de la explotación capitalista. Los regímenes socialdemócratas y los gobiernos de frente popular (coaliciones que atan a los partidos de la clase obrera a la burguesía en el gobierno) han sido puestos en las oficinas de gobierno desde el colapso de la Unión Soviética, con el propósito expreso de destruir al “estado benefactor”. Los gobernantes capitalistas ya no sienten la obligación de mantener un alto nivel de vida para los obreros occidentales que compita con las prestaciones sociales de las economías planificadas de los estados obreros deformados de Europa Oriental que surgieron de la victoria del Ejército Rojo en la Segunda Guerra Mundial. Ya que la burguesía busca incrementar la tasa de explotación, los inmigrantes no son sólo el blanco para la deportación, sino que son usados como chivos expiatorios para el desempleo y el empobrecimiento. El racismo antiinmigrantes es el filo cortante de los ataques contra toda la clase obrera. Los intereses de la clase obrera y de las minorías deben avanzar juntos, o caerán por separado. El movimiento obrero debe luchar por plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes y refugiados para defenderlos de la represión derechista.
Junto a la intensificación de las guerras de las burguesías en contra de sus propias masas trabajadoras, la derrota final de la Revolución de Octubre ha intensificado la reacción social, y como siempre, la mujer está entre los primeros blancos. La contrarrevolución capitalista en la antigua Unión Soviética y en la Europa Oriental ha pauperizado a las mujeres, sacándolas de los trabajos y llevándolas de regreso a la tiranía del “Kinder, Kirche, Küche” (“niños, iglesia, cocina”). A lo largo de Europa Occidental y de Norteamérica, el derecho al aborto está bajo un ataque concertado, mientras que en el así llamado “Tercer Mundo” (pero no sólo ahí), las fuerzas religiosas fundamentalistas están en una escalada de terror antimujer, buscando apuntalar cualquier tipo de obstáculo social y familiar para la emancipación de las mujeres.
La falsa izquierda difunde la ilusión de que poner a los socialdemócratas en el poder es una manera de “luchar contra la derecha” y contra los fascistas. Esto es una evidente mentira. Estos gobiernos capitalistas han perseguido sin descanso a los inmigrantes, mientras protegen a las bandas fascistas que esparcen su terror asesino. Apelar al racista estado burgués para que vete a los fascistas es sencillamente suicida e incrementa el arsenal de la represión estatal, que invariablemente se empleará contra la izquierda, no contra la derecha. ¡Luchamos por movilizar el poder social del proletariado organizado a la cabeza de todos los oprimidos para aplastar las provocaciones fascistas!
Los proletarios de piel oscura de Europa Occidental no son sólo víctimas indefensas, sino un componente importante de las fuerzas de la clase obrera, capaz de destruir al racista sistema capitalista. Sin embargo, para movilizar el poder del proletariado integrado se requiere una lucha política contra las direcciones socialdemócratas parlamentarias y sindicales que son las correas de transmisión del veneno racista en la clase obrera, y cuyas políticas procapitalistas han simplemente perpetuado las condiciones de empobrecimiento masivo y disparidad que sirven como terreno de cultivo para el fascismo. Sólo el compromiso activo en las luchas sociales urgentes contra la opresión racial y la represión puede sentar las bases para la unidad del proletariado multiétnico contra la burguesía. Pero los “dirigentes” del movimiento obrero persiguen la política opuesta al organizar, por ejemplo, policías racistas dentro de los sindicatos. ¡Los policías no son trabajadores! Exigimos: ¡Fuera policías de los sindicatos!
Para aplastar de una vez por todas a los fascistas Äpandillas armadas que el capital mantiene en reserva para utilizarlas contra la clase obrera— se requiere la revolución socialista. Pero los falsos izquierdistas, quienes siguen políticamente a los partidos socialdemócratas obrero-burgueses más grandes, son totalmente incapaces de dar un ataque intransigente contra el sistema capitalista. Es instructivo que la plataforma electoral del bloque de LO-LCR en las elecciones para el parlamento europeo ni siquiera menciona la palabra “socialismo”, por no mencionar “revolución”. Para estos tímidos reformistas, el programa máximo es volver a los viejos tiempos del “estado benefactor” Ä¡el programa de la socialdemocracia!—. El que la mayoría de los que alguna vez hablaron a favor de la IV Internacional, fundada por León Trotsky y destruida por el revisionismo, se hayan convertido en voceros de las políticas de la II Internacional, ¡a la que la heroica Rosa Luxemburg describió con exactitud como “un cadáver maloliente” desde tiempos de la Primera Guerra Mundial!, es una medida del retroceso de la conciencia del proletariado a partir de la destrucción de la URSS. En aguda distinción con estos seudotrotskistas, que se conforman abiertamente con el dominio capitalista, luchamos por nuevas revoluciones de Octubre, ¡lo que requiere el reforjamiento de la IV Internacional como un partido mundial de la revolución socialista!
¡Abajo Maastricht! ¡Por una Europa obrera!
Antes un apéndice diplomático a la alianza antisoviética de la OTAN, hoy la Unión Europea es un adjunto inestable para las prioridades económicas, militares y políticas de los capitalistas europeos, dirigido contra los obreros de Europa y los inmigrantes no europeos, así como contra los principales rivales imperialistas de Alemania: los EE.UU. y Japón. Con Alemania como su componente más fuerte, la Unión Europea es también una arena en la que se expresan los intereses fundamentalmente conflictivos de los principales estados burgueses europeos.
Dado que el capitalismo está organizado sobre la base de estados nacionales particulares, siendo él mismo la causa de repetidas guerras imperialistas para redividir al mundo, es imposible cohesionar un estado burgués paneuropeo. La idea de un “superestado” europeo progresista, como la que predican Jospin, Schröder y otros, es una mentira descarada. Como Lenin observó hace mucho, unos Estados Unidos de Europa capitalistas son imposibles o reaccionarios:
“Por supuesto que los acuerdos temporales entre los capitalistas y entre las potencias son posibles. En este sentido también lo son los Estados Unidos de Europa, como acuerdo entre los capitalistas europeos... ¿sobre qué? Sólo la forma de aplastar en común el socialismo en Europa y defender en común las colonias de las que se han apoderado por la violencia, contra Japón y Norteamérica.” (“La consigna de los Estados Unidos de Europa”, agosto de 1915)
En contraste, Workers Power de hecho sostiene que la UE es progresista, o potencialmente progresista, con el argumento de que “hasta cierto punto, los trabajadores europeos estarán mejor armados para luchar a escala continental después de la implementación de los términos de Maastricht” (Workers Power, junio de 1992). Así, WP se convierte en el vocero de la Europa “unida” capitalista. Como Trotsky escribió de los centristas de su tiempo: “Pero es ley que los que temen romper con los social-patriotas se transforman inevitablemente en sus agentes.” (“Lecciones de Octubre”, 4 de noviembre de 1935) En una parodia de cretinismo parlamentario, ¡WP incluso llama por una asamblea constituyente de toda Europa!
Similarmente, LO tiene una posición abstencionista sobre Maastricht. En realidad, estos grupos actúan como demócratas de izquierda, tratando de poner una cara “democrática” a la reacción capitalista. Nosotros estamos con Lenin. La “unidad” de la UE ha estado dirigida contra el proletariado y los oprimidos: lluvia de bombas contra Yugoslavia, vigilancia de fronteras contra inmigrantes “ilegales”, la entrega de Ocalan a las cámaras de tortura en Turquía.
Una declaración para el parlamento europeo emitida por el SLP de Scargill llama por sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea. Titulada “Vote por nosotros en la UE para sacarnos de ella”, la declaración presenta a la UE y al Tratado de Maastricht como la causa principal del creciente desempleo y el empeoramiento general de las condiciones económicas. Esto obscurece el hecho de que, con o sin el Tratado de Maastricht, el principal enemigo de los obreros de cada país es su “propia” burguesía. La Gran Bretaña de Thatcher fue la pionera en el desmantelamiento del “estado benefactor”, años antes de que hubiera alguna discusión seria sobre una moneda europea común. Nuestra oposición a la UE se basa en una perspectiva internacionalista proletaria, no en el proteccionismo nacionalista del SLP. Sólo el derrocamiento del capitalismo mediante la revolución obrera y el establecimiento de unos Estados Unidos Socialistas de Europa, como parte de una sociedad socialista mundial, pueden sentar la base para el desarrollo de los recursos productivos que genuinamente beneficiarán a la humanidad.
¡Reforjar la IV Internacional!
Impactada agudamente por el colapso económico asiático, la economía japonesa ha sufrido su mayor crisis en 50 años. El imperialismo japonés, por su parte, ha reaccionado con un intento agresivo de restaurar el militarismo burgués. Cuando los EE.UU. y sus aliados de la OTAN comenzaron su cortina de misiles crucero y bombas contra Serbia, la marina japonesa disparó contra dos buques sospechosos de ser espías norcoreanos. Esta es apenas la segunda vez desde el periodo de la posguerra que la marina dispara sus armas, siendo la otra en 1953 contra la URSS cerca de Hokkaido.
Una declaración del Grupo Espartaquista de Japón (GEJ) señaló:
“Aunque endosa la masacre de EE.UU./OTAN contra los serbios, la clase dominante japonesa está bien consciente de que el papel del imperialismo estadounidense como el principal policía mundial se dirige también contra ella, la principal rival imperialista de los EE.UU. en el pacífico. Desde la destrucción de la Unión Soviética, el tratado de seguridad Japón-EE.UU. se ajusta cada vez menos a los verdaderos intereses de la burguesía japonesa. Teniendo ya el segundo más grande gasto militar en el mundo, el imperialismo japonés empuja las guías militares revisadas para preparar sus propios ejército y marina listos para la batalla.”
Afirmando “Ni un hombre, ni un yen para el ejército imperialista”, el GEJ enfatizó que la lucha contra la guerra imperialista no puede conducirse de manera separada y aparte de la lucha de clases:
“Los trabajadores japoneses deben unirse a los trabajadores desde Indonesia y las Filipinas en la lucha por un Asia socialista, en la defensa militar incondicional de China, Corea del Norte y Vietnam contra el ataque imperialista y por la revolución política proletaria. Lo que se necesita es un partido proletario intransigente para dirigir a la clase obrera al poder estatal.”
La aguda escalada de las rivalidades interimperialistas, reflejada en el crecimiento del militarismo burgués en los EE.UU., Europa y Japón, expresa una ley fundamental del imperialismo. El imperialismo no es una política que pueda hacerse más humana, como los liberales y los reformistas sostienen, sino la “fase superior del capitalismo”, como Lenin la definió: “El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes.”
Lenin polemizó tajantemente contra la teoría del “ultraimperialismo” de Kautsky, hoy resucitada como la “globalización”, que sostenía que las grandes potencias capitalistas podían acordar pacíficamente la explotación conjunta del mundo mediante el capital financiero unido a nivel internacional. Lenin afirmó, al contrario, que “bajo el capitalismo no se concibe otro fundamento para el reparto de las esferas de influencia, de los intereses, de las colonias, etc., que la fuerza de los participantes en el reparto, la fuerza económica general, financiera, militar, etc.” El pequeño número de potencias imperialistas están envueltas en una lucha implacable por mejorar su posición relativa de competencia incrementando la tasa de explotación de su clase obrera nacional, saqueando al mundo colonial y semicolonial y tomando mercados a costa de sus rivales. Así, está sentada la base para nuevas guerras para redividir al mundo según las fuerzas relativas cambiantes de los imperialistas. Como Lenin afirmó: “las alianzas ‘interimperialistas’ o ‘ultraimperialistas’ en la realidad capitalista, y no en la vulgar fantasía pequeñoburguesa de los curas ingleses o del ‘marxista’ alemán Kautsky —sea cual fuera su forma: una coalición imperialista contra otra coalición imperialista, o una alianza general de todas las potencias imperialistas— no pueden constituir, inevitablemente, más que ‘treguas’ entre las guerras.” (Lenin, El imperialismo, fase superior del capitalismo)
El punto de vista sostenido por falsos izquierdistas como Workers Power de que un superestado capitalista europeo se puede construir con medios pacíficos es simplemente una variante moderna de la teoría de Kautsky. Otra variante es la perspectiva de que la existencia de armas nucleares restringirá a los capitalistas imperialistas —al menos a los imperialistas “democráticos”Ä de recurrir a una nueva guerra mundial. En una polémica contra el Comité por una Internacional Obrera de Peter Taaffe, señalamos que esto
muestra una conmovedora fe en los imperialistas democráticos, quienes arrojaron por nada bombas atómicas contra sus ya derrotados enemigos al final de la Segunda Guerra Mundial. Los “izquierdistas” de hoy, que esperan racionalidad y restricción de los gobernantes capitalistas, deliberadamente tienen memorias cortas: quienes bombardearon Vietnam tienen poca racionalidad y aún menos escrúpulos.
Existe un elemento de fatuosidad en la suposición de parte de la burguesía estadounidense de que la debilidad y endeudamiento de Rusia le impedirá intervenir militarmente. La Rusia de los zares no era fuerte cuando decidió movilizarse contra Austria (y, por lo tanto, Alemania) en la Primera Guerra Mundial. Ninguno de los combatientes se detuvo ante tan “racional” cálculo; todos esperaban que la guerra terminara en unos cuantos meses. Es así como empiezan las guerras, y, en este aspecto, nuestros oponentes centristas son tan tontos como las burguesías a las que siguen. No estamos enfrentándonos a un sistema social racional, sino al imperialismo. Sólo la revolución socialista mundial puede salvar al mundo de un resultado bárbaro.
Escribiendo en la secuela de la llegada de Hitler al poder, el líder revolucionario ruso y fundador de la IV Internacional, León Trotsky, escribió: “La catastrófica crisis comercial, industrial, agraria y financiera, la ruptura de los lazos económicos internacionales, la decadencia de las fuerzas productivas de la humanidad, la insostenible agudización de las contradicciones entre las clases y entre las naciones señalan el ocaso del capitalismo y confirman la caracterización leninista de que la nuestra es una era de guerras y revoluciones.” El concluyó “La guerra y la IV Internacional” (1934) afirmando que: “Es indiscutible que en nuestra época sólo la organización que se apoye en principios internacionales y forme parte del partido mundial del proletariado podrá echar raíces en terreno nacional. ¡Ahora la lucha contra la guerra significa la lucha por la Cuarta Internacional!” Buscamos llevar adelante el trabajo iniciado por el camarada Trotsky: ¡Reforjar la IV Internacional!
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/SERBIA.HTM
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.11.12 15:55 felipustero Preguntas frecuentes sobre la resistencia popular palestina

P1. ¿Cómo se puede describir la situación actual sobre el terreno?
R1. Una nueva generación de palestinas y palestinos está siguiendo los pasos de las generaciones anteriores, levantándose en masa contra el brutal régimen de ocupación, colonialismo y apartheid israelí que lleva muchas décadas. Es otra fase de la lucha popular contra el terrorismo de Estado israelí.
Decenas de miles de palestinos y palestinas –predominantemente jóvenes– se han unido a las manifestaciones que tienen lugar en más de 65 pueblos, barrios y campos de refugiados de Palestina.
Es significativo que estas manifestaciones están teniendo lugar a lo largo y ancho de la Palestina histórica: en Cisjordania, en Gaza, y por parte de las ciudadanas y ciudadanos palestinos de Israel. Las comunidades de refugiados(as) palestinos(as) de los países árabes vecinos también se están movilizando. Algunas manifestaciones han convocado a más de 20.000 personas.
El levantamiento es liderado por una generación de valientes y jóvenes Davides palestinos que ya no se dejan intimidar por la brutalidad del Goliat israelí y están afirmando su derecho a la autodeterminación y a la libertad.
La respuesta de Israel es la represión feroz, basada en un uso abrumador de la fuerza militar y en el aumento de las ejecuciones para sofocar las protestas populares. Israel ha intensificado el aislamiento de y entre las zonas palestinas de Jerusalén, implementando nuevas y severas restricciones a la libertad de movimiento. Jabal al Mukabber, un barrio de Jerusalén, está siendo encerrado por un muro de cemento de cinco metros de altura. Al menos 12 rutas alrededor de Jerusalén Este han sido cerradas y se han erigido 12 nuevos puestos de control alrededor de la ciudad. Además, con frecuencia se le impide a la población palestina desplazarse entre las principales ciudades de Cisjordania mediante puestos de control ad-hoc.
P2. ¿Por qué están creciendo las tensiones en este momento? ¿Qué ha llevado a esta situación?
R2. La opresión colonial y la resistencia a ella no pueden describirse exactamente como “tensiones”.
Este levantamiento popular encabezado por jóvenes, con el apoyo de todo el espectro político palestino, es una respuesta a la continua limpieza étnica, el bloqueo, los ataques racistas contra iglesias y mezquitas palestinas, la construcción de colonias, la demolición de casas y la deshumanización flagrante. Su desencadenante inmediato son las políticas de extrema derecha intensificadas por el gobierno más fanático, racista y dominado por los colonos de toda la historia de Israel.
In informe de la Unión Europea filtrado a los medios en marzo de 2015 indicaba que estas políticas israelíes, especialmente en Jerusalén, han llevado a “un peligroso punto de ebullición” que no se había visto desde el final de la segunda intifada en 2005.
Inmediatamente después del fin de la masacre de 2014 en Gaza, Israel comenzó a escalar drásticamente sus políticas coloniales. Además del bloqueo de 8 años a 1.800.000 personas en Gaza, el desplazamiento acelerado de comunidades palestinas y la expansión de las colonias ilegales en Cisjordania, especialmente en Jerusalén, han empujado a la población palestina hacia bantustanes cada vez más reducidos y racialmente segregados. Por ejemplo, Israel ha comenzado su plan para trasladar por la fuerza a 27.000 palestinos(as) que viven en 46 comunidades del área C hacia tres “campos de reasentamiento” en otras localidades.
Sólo en agosto, las fuerzas de ocupación israelíes demolieron 145 estructuras palestinas en Cisjordania, desplazando a 208 personas. Según UNOCHA, éste fue el número más alto de estructuras demolidas en un mes en los últimos cinco años en Cisjordania. La misma agencia de la ONU informó que en lo que va de 2015 (hasta el 12 de octubre), 554 personas palestinas han sido desplazadas por demoliciones en Cisjordania ocupada, incluyendo Jerusalén Este, y otras 13.000 estructuras, principalmente en el área C, tienen orden de demolición.
Los crímenes diarios de Israel contra la población palestina en la Ciudad Vieja ocupada de Jerusalén y la reiterada profanación del recinto de la mezquita de Al-Aqsa por colonos mesiánicos que actúan con la aprobación del Estado, no dejaron lugar a dudas en la población palestina de que Israel se ha embarcado en lo que bien podría ser la fase final de la actual destrucción del statu quo en Jerusalén, con el objetivo explícito de “judaizar” la ciudad ocupada ilegalmente.
P3. ¿Cómo está reaccionando Israel a la resistencia popular palestina?
R3. La policía israelí, el ejército y turbas de colonos fundamentalistas han atacado salvajemente a manifestantes palestinos(as) y ejecutado a niños y jóvenes palestinos en la calle –incluso transeúntes– con plena protección y aquiescencia del poder judicial israelí.
Según la organización de derechos humanos palestina Al-Haq, 42 personas palestinas fueron asesinadas entre el 1º y el 19 de octubre, la mayoría de las cuales fueron baleadas por las fuerzas de ocupación durante las protestas. Más de 2000 han resultado heridas por gas lacrimógeno, balas de acero forradas en goma y munición letal.
Un informe del Monitor Euro-Mediterráneo de Derechos Humanos ha detallado algunos de los asesinatos llevados a cabo por los militares israelíes, pidiendo a la ONU una investigación inmediata.
El ejército israelí está asesinando con el fin de aterrorizar a la población palestina. Fadi Alloun (19) se dirigía a su casa cuando fue asesinado por la policía israelí a instancias de una horda de judíos israelíes fanáticos.
Las nuevas leyes israelíes y una cultura dominante de odio y racismo, que ha sido alimentada en la sociedad israelí por el aparato estatal durante décadas, han permitido a las fuerzas de ocupación adoptar la política de disparar a matar contra niñas, niños y jóvenes manifestantes palestinos en situaciones en las que no representaban ninguna amenaza seria.
Nuevas reglas de “combate” permiten a la policía y a los soldados israelíes disparar a los manifestantes cuando exista una “amenaza a la vida humana”. Claramente, esta política no se aplica a las vidas de las y los manifestantes palestinos, ya que la clase política israelí sencillamente no los considera seres humanos.
Las fuerzas israelíes y las milicias judías mesiánicas con apoyo oficial, tales como las bandas de “etiqueta de precio” (Price Tag), han llevado a cabo ejecuciones y asesinatos arbitrarios de palestinos(as).
El linchamiento de hombres y mujeres jóvenes simplemente por “parecer árabe” está en aumento. Al igual que en la Sudáfrica del apartheid y en el Jim Crow del Sur en los EE.UU., cuando la víctima es palestina y el perpetrador es israelí, la justicia nunca actúa.
Las fuerzas de ocupación israelíes han estado practicando la encarcelación en masa para reprimir las manifestaciones, arrestando a 850 palestinos y palestinas, incluyendo 300 niños.
Alentados por la incitación al odio racial de los líderes israelíes (ver aquí y aquí), un gran número de israelíes están crecientemente celebrando y pidiendo más ataques y asesinatos de personas palestinas (aquí y aquí). Israel en su conjunto ha dejado caer la máscara, dejando al descubierto el verdadero rostro de su horrendo régimen de opresión colonial.
P4. ¿Por qué los palestinos acusan a Israel de emplear el “castigo colectivo”?
R4. Las organizaciones de derechos humanos palestinas e internacionales, incluyendo Amnistía Internacional, han condenado las numerosas y bien documentadas políticas israelíes de “castigo colectivo” contra la población civil palestina sometida a la ocupación. Esta política ha sido utilizada de forma regular por el poder ocupante para aplastar la resistencia palestina.
La semana pasada, un ministro israelí pidió la destrucción de todas las viviendas palestinas construidas sin permiso en Jerusalén Este ocupada, una amenaza que afecta a casi el 40 por ciento de la población palestina de la ciudad, debido a las restricciones de ordenamiento. Si bien esta política de demolición de viviendas –cuyo objetivo es reducir la población indígena palestina de Jerusalén– ha estado en ejecución desde hace décadas, el llamado a escalar dicha política por parte de ministros clave del gobierno actual es una prueba clara de castigo colectivo.
Armado él mismo, el alcalde de Jerusalén ha exhortado a los civiles judíos-israelíes a portar armas. Las turbas de judíos fundamentalistas armados que desfilan regularmente por las calles de Jerusalén ocupada coreando “Muerte a los árabes” y amenazando a la población civil palestina, ahora se sienten reivindicadas y protegidas por el alcalde de la ciudad (que no es reconocido como tal por las y los palestinos). Otras ciudades israelíes han expulsado a los trabajadores palestinos de las instituciones públicas y las empresas de construcción.
P5. ¿Cuál es la posición del BNC sobre la actual confrontación violenta, especialmente del lado palestino?
R5. La causa profunda de toda esta violencia es la prolongada ocupación y las reiteradas violaciones del derecho internacional por parte de Israel. Quienes estén sinceramente interesados en ver el fin de la violencia deberían trabajar para abolir el régimen israelí de opresión, tal como fue abolido el apartheid en Sudáfrica. De este modo se pondrá fin a la violencia inicial del opresor y, en consecuencia, a la resistencia del oprimido, sea violenta o no.
Encarcelar a millones de palestinos y palestinas en los bantustanes racialmente segregados de Cisjordania y Jerusalén Este, o en el campo de concentración de Gaza, y negarles sus derechos humanos fundamentales, es una receta infalible para la resistencia y la rebeldía colectiva.
P6. ¿No deberían los palestinos poner fin a la violencia para convencer al mundo de que realmente desean la paz?
R6. Como afirmó Josh Ruebner, de la Campaña de Estados Unidos para poner fin a la ocupación israelí:
“No existe ningún ejemplo en la historia de un pueblo brutalmente colonizado que acepte su destino sin devolver una pequeña medida de la violencia abrumadora infligida por el colonizador. Exigir a los palestinos que eviten la violencia mientras Israel sigue pisoteándoles es querer convertirlos en una excepción; es resignar ilegítimamente en su nombre su derecho a la libertad, aceptando y afianzando la pretensión israelí de controlar permanentemente toda la Palestina histórica, y de hacer todo lo imaginable para borrar la existencia irrefutable del pueblo palestino y su resiliencia.”
La paz, desde la perspectiva del pueblo palestino y de todas las comunidades oprimidas del mundo, debe construirse sobre la justicia, y sólo puede sostenerse sobre la base de la igualdad de derechos para todas las personas, independientemente de su identidad. De lo contrario no es verdadera paz, sino sumisión a la opresión como destino. El movimiento anti-apartheid en Sudáfrica rechazó esa “paz”, y también lo hicieron el movimiento de derechos civiles en los EE.UU., las luchas anti-coloniales desde India hasta Argelia, las luchas contra las dictaduras y por la democracia desde Indonesia hasta Chile. El pueblo palestino anhela la libertad y la justicia tanto como cualquier otro pueblo oprimido.
P7. ¿Por qué las y los palestinos están preocupados por el “statu quo” en el recinto de la mezquita de Al Aqsa?
R7. Contrariamente a lo que afirma la propaganda israelí, esta ola de represión israelí y resistencia palestina no tiene nada que ver con los derechos “religiosas” judíos. Los palestinos están profundamente preocupados por los incesantes esfuerzos de Israel por destruir el acuerdo de “statu quo” al que se llegó tras la ocupación de Jerusalén Este por Israel en 1967 –y que reserva el recinto de al-Aqsa para el culto musulmán–, porque lo ven como un paso hacia el control israelí y la consiguiente eliminación de la población palestina de partes del santuario y de la Ciudad Vieja ocupada.
Esa preocupación palestina está bien fundada, porque en 1994 la violencia de los colonos judíos en la mezquita de Abrahán en Hebrón culminó en una masacre de fieles palestinos. En lugar de castigar a los asesinos, Israel los recompensó tomando el control de la mezquita y dividiéndola en secciones judía y musulmana, reservando ciertas calles sólo para los colonos judíos y, finalmente, ejerciendo el control exclusivo sobre la Ciudad Vieja de Hebrón –todo bajo el pretexto de la seguridad.
El actual gobierno israelí de extrema derecha está tratando de instigar una “guerra religiosa”, desatando el terror de grupos judíos mesiánicos contra lugares sagrados y hogares palestinos, tanto cristianos como musulmanes. Esto se hace cínicamente para encubrir la verdadera naturaleza del régimen de opresión colonial de Israel y recuperar algo de simpatía de la comunidad internacional, que está viendo cada vez más a Israel como un Estado paria, debido principalmente al rápido crecimiento del movimiento BDS.
En este contexto, el pueblo palestino ha reafirmado la naturaleza de su lucha de liberación nacional y ha resistido los intentos de dejarse arrastrar hacia la trampa del conflicto religioso. La solidaridad con Palestina sigue siendo tan inclusiva y antirracista como siempre.
P8. ¿Qué papel debería estar jugando la comunidad internacional?
R8. En momentos de severa represión, como vemos hoy en el territorio palestino ocupado y especialmente en la Ciudad Vieja de Jerusalén, las personas amantes de la paz en el mundo están llamadas a, primero y ante todo, acabar con la complicidad de sus respectivos goviernos, así como de las corporaciones, las instituciones, los sindicatos y los fondos de pensiones, en el mantenimiento del régimen israelí de ocupación, colonialismo y apartheid.
Las herramientas más eficaces para hacerlo se encuentran en el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), de liderazgo palestino, cuyos impactos impresionantes en los planos académico, cultural y económico en la última década lo están volviendo una tendencia internacional relevante.
Hoy el BDS tiene el crédito de haber contribuido a la dramática caída de la inversión extranjera directa en Israel en un 46% en 2014, y a la disminución de las exportaciones israelíes al territorio palestino ocupado en un 24%. Un estudio de la Corporación Rand predice que el BDS podría costarle a Israel decenas de miles de millones de dólares en los próximos 10 años.
El BDS está presionando a Israel para que rinda cuentas a través de una campaña global estratégica, moralmente coherente e innegablemente efectiva. Unirse al movimiento es la forma de apoyo más eficaz y éticamente correcta para construir una paz justa y duradera que esté en armonía con el derecho internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
This entry was posted in News. Bookmark the permalink. Related Campaigns: Boycott - See more at: http://www.bdsmovement.net/2015/preguntas-frecuentes-sobre-la-resistencia-popular-palestina-13451#sthash.GiuoXvME.dpuf
http://www.bdsmovement.net/2015/preguntas-frecuentes-sobre-la-resistencia-popular-palestina-13451
submitted by felipustero to podemos [link] [comments]


2015.08.05 09:31 jasonmolina En recuerdo de las Trece Rosas.

La madrugada del 5 de agosto de 1939, en una de las tapias del cementerio de la Almudena de Madrid, trece mujeres, casi niñas o recién alcanzada la mayoría de edad, fueron fusiladas por la policía franquista, debido a su militancia en la organización Juventudes Socialistas Unificadas y su defensa de la legalidad republicana tras el fin de la guerra.
Aquellas trece jóvenes pasarían a la historia como Las Trece Rosas. Su historia forma y formara para siempre parte de la historia de España y su lucha por la libertad, tanto en la memoria como pueblo, como en forma de libros, documentales e incluso películas como la de Emilio Martinez-Lazaro del año 2007. Fue uno de los episodios mas crueles de la represion franquista. La gran mayoría eran muchachas que trabajaban como costureras y que, de un modo u otro, estaban relacionadas con los partidos de izquierdas y habían colaborado en el frente republicano con sus familiares o amigos. Se las acusaba , entre otras cosas, de que durante el desfile del Caudillo en la celebración del día de la victoria se distribuyeran pasquines con la frase “Menos Viva Franco y más pan blanco”.
Fueron asesinadas, como tantos otros luchadores republicanos junto a las tapias del cementerio del Este de Madrid, no fue un hecho aislado aunque haya tenido más repercusión por la edad de estas jóvenes inocentes, pero desgraciadamente son muchas las tapias de los cementerios de la geografía española que se repartieron las balas con los republicanos y sus cimientos empaparon la sangre de los luchadores de la libertad.
La historia siempre la escriben los vencedores, en este pais hay victimas de primera y de segunda o simplemente victimas que no existen. Vemos y oimos al regimen y sobre todo al PP hablar todo el rato de las victimas de ETA, que nos las meten hasta en la sopa, nada que objetar todo el reconocimiento para ellas, pero se olvidan cinicamente, de las cientos de miles de asesinados por la dictadura franquista y de los luchadores de la libertad durante la defensa de la 2º Republica Española tras el golpe de estado franquista perpetrado con la colaboracion de Hitler y Mussolini. Vemos tambien como continuamente los medios del sistema encumbran a los heroes que lucharon contra el fascismo en la 2º guerra mundial (salvar al soldado Ryan) , pero olvidan y denigran a los que hicieron lo mismo en nuestro pais años atras, teniendo en cuenta que esos mismos fascistas que se lanzaron a una guerra ignominiosa contra el mundo, utilizaron nuestro territorio como campo de pruebas y a la poblacion como conejillos de indias en sus criminales bombardeos.
El masivo revisionismo historico que sufre este pais ha llevado a parte de la sociedad a creer que la guerra incivil española fue una cosa que se tenia que hacer porque no habia mas remedio debido a la situacion de ingobernabilidad de la republica, cuando en realidad lo que sucedio es la misma historia de siempre, la eterna lucha de clases, la guerra entre los que tiene todo y los que no tienen nada y la no aceptacion de las clases dominantes a determinadas politicas ejercidas contra sus intereses por opciones legitimamente elegidas por el pueblo para obtener sus justas reivindicaciones.
Que casualidad que esos mismos que se niegan a condenar el franquismo, que se oponen a la retirada de los nombres de sus asesinos del callejero de nuestras calles y plazas , que hablan con desprecio de las victimas de la dictadura, son los mismos que acusan a Podemos de comunistas, dictadores, marxistas etc.... : logico son sus herederos.
Las Trece Rosas fueron trece víctimas más de la guerra civil y la dictadura franquista. Mujeres con nombre y apellidos, que tuvieron una vida breve que fue sesgada en un tiempo de represión en el que el franquismo se dispuso a borrar de las tierras aún manchadas de sangre a todos sus enemigos.
Murieron gritando: ¡¡Viva la República!!.
submitted by jasonmolina to podemos [link] [comments]


2015.04.06 11:55 felixramon LA RENTA BASICA ECHA RAICES

Desde hace más de tres milenios, los tres principios básicos de los derechos humanos —la libertad, la justicia y la dignidad humana— se han inscrito en barro y piedra, en pergamino y papel. En cualquier caso, los derechos «universales» que se prometieron se dividieron rápidamente. En la actualidad, con la escandalosa y creciente brecha entre ricos y pobres, cuando se estima que para el año 2016 el 1% más rico tendrá más propiedades que el resto del mundo, este principio universal es más urgente que nunca. La Renta Básica es un ejemplo muy práctico de un derecho humano universal. No es sólo una medida económica para erradicar la pobreza, sino un ingreso pagado por el Estado a cada miembro o residente acreditado de una sociedad, sin importar si él o ella desea ejercer una actividad remunerada, si es rico o pobre, independientemente de cualquier otra fuente de ingresos y con independencia de los acuerdos de convivencia en el ámbito doméstico. ¡Oh, pero aclarémoslo una vez más, que el mundo está lleno de malintencionados y demagogos! Sí, aclarémoslo: el hecho de que todas las personas reciban una Renta Básica no significa que todas salgan ganando puesto que los ricos pierden. La forma de financiar una Renta Básica es tan importante como la cantidad que se proponga, y nosotros apoyamos una reforma fiscal progresiva que redistribuya la riqueza de los ricos hacia el resto de la población. Se llega a la conclusión de que existe una necesidad urgente de valorar el trabajo que actualmente no valoramos y menciona específicamente la Renta Básica, afirmando que «tiene que haber una red de seguridad social más fuerte, porque cuando la gente no tiene alternativas, van a tomar malas decisiones». Para Klein, el carácter «universal» de la Renta Básica implica que podría ayudar a transformar la manera en que tratamos y pensamos acerca de todo nuestro entorno (físico y social) y de todos los que lo comparten. Después de años con relativamente pocos partidarios, la idea de la Renta Básica se está extendiendo en todo el mundo. En el Reino de España —probablemente «el lugar de la Tierra donde el debate público en torno a la Renta Básica está más avanzado» — después de cinco años de recortes de gasto público, con una demanda deprimida, un desempleo récord, una creciente pobreza y una deuda pública en aumento que se sitúa actualmente alrededor del 100% del PIB, y después de veinte años de discusión en las universidades, movimientos de base y redes sociales, la idea de la Renta Básica finalmente comienza a ser moneda corriente. Aunque Podemos ha retirado temporalmente (quizás no definitivamente, veremos) su propuesta inicial de la Renta Básica a favor del «pleno empleo» (más apropiado, tal vez, para los estados de bienestar de los años cuarenta, cincuenta y sesenta del siglo pasado), o de rentas condicionadas (poca audacia, poca audacia por no decir mojigatería directamente) muchos miembros y simpatizantes del partido son defensores de la Renta Básica. Otras organizaciones políticas que la proponen desde hace algún tiempo son Equo, el Partido Pirata y Bildu (en el País Vasco) y, en Galicia, Anova, mientras que otros partidos defienden proyectos que, sin ser estrictamente una Renta Básica, se acercan a ella. Un reciente número de la revista de la Red Global de Renta Básica da una idea de la difusión mundial de propuestas que se parecen más o menos cercanamente a la Renta Básica. En Grecia, el nuevo partido en el gobierno, Syriza, ha declarado su objetivo de establecer «un vínculo más estrecho entre la contribución de pensiones e ingresos… y proporcionar asistencia específica a los empleados entre 50 y 65 años, incluso a través de un modelo de Renta Básica garantizada con el fin de eliminar la presión social y la política de jubilación anticipada que carga sobre los fondos de pensiones.» En Finlandia, el 65,5% de 1.642 candidatos para las elecciones parlamentarias del 19 de abril (de un total de cerca de 2.000) apoyan públicamente la propuesta. Chipre ha aprobado una nueva ley que da a las familias pobres un ingreso mínimo garantizado de 480€ al mes. En 2013, un movimiento con base en Suiza pidió una Renta Básica de 2.500 francos suizos al mes y consiguió más de las 100.000 firmas necesarias para forzar un referéndum sobre la propuesta. El noventa por ciento de los miembros del partido de la izquierda-verde de Hungría, Párbeszéd Magyarországért (Diálogo para Hungría), votaron a favor de una Renta Básica a la que tendrían derecho todos los ciudadanos: 80€ al mes para los niños, 160€ para adultos y 240€ para las madres jóvenes. El umbral de pobreza en Hungría se estima en unos 200€ para un adulto. En Portugal, donde la Renta Básica es relativamente desconocida y mal entendida, el partido político LIVRE ha incluido una Renta Básica en su proyecto de programa político para las elecciones de otoño de este año. Al reconocer recientemente que la desigualdad y la justicia social son también temas «verdes», el creciente Partido Verde de Inglaterra y Gales ha anunciado que incluirán una Renta Básica en su manifiesto. Fuera de Europa, la Renta Básica está logrando apoyos en otros países industrializados, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Japón. Alaska es un ejemplo destacado, ya que desde 1982 ha tenido su propia forma particular de Renta Básica, un dividendo incondicional anual pagado de forma individual a todas las personas que han vivido allí durante al menos doce meses (excepto los condenados por un delito grave en el último año). El Fondo Permanente de Alaska (FPA), que consiste en 25% del capital obtenido por la venta o regalías de minerales (petróleo y gas) por parte del Estado, paga la factura. El pago anual se basa en un promedio de los ingresos del FPA de cinco años y ha variado desde los 331,29 dólares de 1984 a los 3.269 dólares en el año 2008, si bien, dadas las particulares características de este fondo, hay años cuya cantidad es menor que la del año precedente. A pesar de que esta «Renta Básica» no implica una reforma fiscal (como proponemos en el Reino de España), sus beneficios son innegables. Alaska es uno de los estados con las tasas más bajas de pobreza en los Estados Unidos y uno de los menos desiguales. En 2009, el beneficio añadió unos 900 millones al poder adquisitivo de los habitantes de Alaska, el equivalente a 10.000 nuevos puestos de trabajo. La idea de la Renta Básica ha echado raíces en los países del Sur como una medida contra la pobreza, por ejemplo en Brasil, en Namibia y en Sudáfrica. Brasil es el primer país del mundo que ha adoptado una ley (2003) que pide la introducción de una Renta Básica. En Sudáfrica, los sindicatos, algunas iglesias y muchas ONG reivindican lo mismo y, en Namibia, la Coalición del Subsidio de la Renta Básica (dirigido por el Consejo de Iglesias, la Unión Nacional de Trabajadores de Namibia, el Foro de ONG de Namibia, el Consejo Nacional de la Juventud y la Red de Namibia de Organizaciones para el Servicio frente al SIDA) llevaron a cabo un proyecto piloto de dos años (2007-2009) en Otjivero-Omitara, una zona rural de ingresos bajos, donde los 930 habitantes recibieron un pago mensual de 100 dólares namibios cada uno (unos 12,4 dólares estadounidenses). En Ciudad de México una pensión pagada como un derecho para todas las personas de 68 y más años (unas 410.000) también ha logrado beneficios sociales: aumento de la autonomía y la libertad de las personas de edad avanzada, más respeto en el ámbito familiar, una mayor visibilidad pública, la mejora de la autoestima, una mejor nutrición y salud, y una disminución de la desigualdad social. En 2010, se introdujo una Renta Básica parcial en la India como parte de un proyecto piloto apoyado por UNICEF y desarrollado por el sindicato de mujeres Asociación de Trabajadoras Autónomas (SEWA). Durante un año, 6.000 personas de las zonas rurales de Madhya Pradesh recibieron un pago incondicional, que equivalía a alrededor de 24 dólares estadounidenses al mes para una familia promedio. El proyecto logró una mejor alimentación, salud, educación, vivienda e infraestructura, actividad económica y, sobre todo, nivel de instrucción. El derecho a una Renta Básica o ingreso por ciudadanía universal que garantice a todo ser humano, independientemente de la edad, género, orientación sexual, estado civil o situación laboral, el derecho a vivir en condiciones materiales dignas. Con este objetivo, se reconoce como un derecho de ciudadanía de cada miembro residente en la sociedad un pago en efectivo regular, financiado por las reformas fiscales y cubierto por el presupuesto del Estado, suficiente para cubrir sus necesidades básicas, cualquiera que sean sus otras fuentes de ingresos. La Renta Básica concibe este derecho a escala universal, para ricos (recordemos una vez más antes que los demagogos y malintencionados nos suelten los perros: ¡los ricos pierden con un buen sistema de financiación!) y pobres, en países desarrollados o en vías de desarrollo por igual. Una Renta Básica universal, por encima del umbral de pobreza y para todo el mundo, ofrecería una base para la existencia mucho más firme y autónoma para toda la ciudadanía. La independencia económica proporcionada por una Renta Básica —no se paga a los hogares, sino a los individuos— establecería una especie de «contrapoder» interno que podría fortalecer la posición negociadora de las mujeres, especialmente las que dependen del marido o del cabeza de familia masculino, o aquellas con ingresos bajos por empleos no permanentes, con casos de explotación laboral o a tiempo parcial.. Una Renta Básica representaría una herramienta eficaz para contrarrestar el poder disciplinario del capital y haría que dejar el mercado laboral fuera una opción viable. Aunque pueda parecer paradójico a primera vista, muchos sindicatos (con honrosas excepciones) no han logrado comprender la enorme capacidad de la Renta Básica para socavar la disciplina que el capital impone en una situación de desempleo generalizado. En los países pobres esta posibilidad de organización no vasalla de la fuerza de trabajo podría crear redes alternativas de producción al mismo tiempo que podría proteger las formas de vida tradicionales. Por ejemplo, un grupo de pequeños agricultores podría comprar un tractor para aumentar la producción de alimentos y un camión para llevar sus productos al mercado. Esto supondría ampliar las redes productivas y fomentar el desarrollo sostenible de la comunidad, que posteriormente daría a los aldeanos una herramienta más eficaz para reclamar una infraestructura básica o mejorada, por ejemplo escuelas, clínicas médicas, carreteras y puentes. Con grandes desigualdades, conocido y estudiado es, la gente no es feliz o lo es menos que en condiciones de menores desigualdades. La seguridad alimentaria es de vital importancia. Una cuestión tan básica como una dieta equilibrada podría verse favorecida en gran medida, por ejemplo, si la gente pudiera transportar verduras hacia la costa y pescado a los pueblos del interior. Simplemente esta posibilidad podría marcar una diferencia notable en la salud general de la población. El desarrollo económico se logra de una forma más efectiva mediante la ruptura de lazos de dependencia y con la promoción de iniciativas productivas sólidas, tanto a nivel individual como grupal, proyectos que se conciben y planifican dentro de la sociedad frente a los esquemas —a menudo tremendamente inapropiados— que se imponen desde las agencias de ayuda exterior. Una Renta Básica no es difícil de financiar, tal y como ha demostrado un exhaustivo estudio reciente para Cataluña. Otra investigación desarrollada recientemente para el conjunto del Reino de España con una metodología muy parecida y a partir de una muestra de casi 2.000.000 de ejemplares del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, demostró que una Renta Básica de casi 7.500€ al año (y una quinta parte para los menores de dieciocho años) podría financiarse sin tocar ningún servicio social y, además, se ahorraría una gran cantidad de los costes administrativos y las prestaciones sociales con costes menores, las cuales serían eliminadas. Más concretamente, una persona que recibe una pensión de 1.500€ al mes recibiría la misma cantidad (650€ de Renta Básica y 850€ en concepto de pensión), pero la persona que actualmente recibe una asignación pública monetaria de 400€ recibiría 650€, más de un 60% adicional. Estos dos estudios se basan en un sistema de redistribución de impuestos progresivos sobre la renta donde el 20% más rico financiaría fundamentalmente la Renta Básica, aunque también la recibirían. ¡Los ricos reciben la Renta Básica, pero no ganan, repetimos de nuevo! El 70% de la población con las rentas más bajas ganaría; un giro radical de la situación actual. La introducción de una Renta Básica no es un problema económico, sino político.
submitted by felixramon to podemos [link] [comments]


2015.03.16 10:10 anarxy_XXX Open democracy:La ola de Podemos (traducido)

Hace apenas quince minutos, este articulo sale en respuesta a un trending topic rocambolesco que asocia a podemos con hitler.

__

Articulo completo en https://www.opendemocracy.net/boaventura-de-sousa-santos/podemos-wave
Nunca antes se ha hecho tan evidente que vivimos en sociedades que son políticamente democráticas, pero socialmente fascista. La ola de Podemos es una metáfora de cada intento por encontrar una solución progresiva.
Los países del sur de Europa son muy diversos, tanto social como políticamente. Pero ellos están tomando la peor parte del impacto causado por la misma política equivocada impuesta por Europa central y del norte a través de la Unión Europea (UE), con diferentes pero convergentes resultados. En términos generales, esto equivale a encadenar estos países a su posición periférica dentro del continente, sometiéndolos al endeudamiento injustamente desproporcionada, desactivando de forma activa el aparato del Estado y los servicios públicos, empujando a las clases medias en el empobrecimiento abrupta, lo que obliga a los jóvenes a emigrar y recortando la inversión en la educación y la investigación, sin la cual resulta imposible quitarse la situación periférica antes mencionada. España, Grecia y Portugal son tragedias paradigmáticos.
Aunque todas las encuestas indican altos niveles de descontento e incluso indignación (a menudo expresado en las calles y plazas) en este estado de cosas, una respuesta política ha resultado ser más difícil de articular. Los partidos tradicionales de la izquierda no han logrado llegar a soluciones: los partidos comunistas están a favor de abandonar la UE, pero las mayorías tienden a se deje intimidar por los riesgos que implica; como ejecutores de las políticas de austeridad, los partidos socialistas han, en mayor o menor medida, desacreditado a sí mismos. Un vacío de ese modo se establece, que ha sido lento para rellenar.
Para el entender de Podemos, debemos mirar hacia atrás para el Foro Social Mundial, a los gobiernos progresistas que surgieron en América Latina en la década de 2000, a los movimientos sociales y los procesos constitucionales que llevaron a estos gobiernos al poder, y para los experimentos en democracy-- participativa especialmente a nivel local, como fue el caso en muchas ciudades de América Latina, basado en el experimento pionero Porto Alegre -, así como a la primavera árabe. En resumen, Podemos es el resultado final de un proceso de aprendizaje se originó en el Sur Global que finalmente hizo posible canalizar creativamente la indignación que corría por las calles de España.
Un partido-movimiento Es un nuevo tipo de partido, un movimiento-partido, o más bien un movimiento de partido, con base en las siguientes ideas:
  1. - Las personas no están hartos de la política, si no hartos de este tipo de política.
  2. - La inmensa mayoría de los ciudadanos no se sienten políticamente movilizada, ni toman las calles para demostrar, pero quedarse en casa en lugar, lleno de ira y simpatizar con los manifestantes.
  3. - El activismo político es importante, pero la política requiere la participación real de los ciudadanos que no necesariamente son "políticamente activas". Ser miembro de la clase política es necesariamente una condición temporal, lo que impide ganar más que el salario promedio del país.
  4. - Internet permite que las formas de interacción que no existían antes.
  5. - Los parlamentarios electos no constituyen temas o posiciones, sino que simplemente transmiten las derivadas de las discusiones en la parte inferior.
  6. - Mientras que la política partidista deben tener rostros, esos rostros no son el factor decisivo.
  7. - La transparencia y la rendición de cuentas deben ser absoluta; el partido es un servicio de y para los ciudadanos, y por lo tanto deben ser financiados por los ciudadanos en lugar de por las corporaciones empeñados en secuestrar el estado y agotando la democracia.
  8. - Ser de la izquierda es un punto de llegada, no un punto de partida: por lo tanto, debe ser probado como un hecho. Por ejemplo: el que en Europa está a favor de la Trata Transatlántica y Sociedad de Inversiones no está a la izquierda, incluso si son miembros de un partido de izquierda. TTIP persigue los mismos objetivos que el Área de Libre Comercio de las Américas, comúnmente conocido como ALCA, propuesto por Bill Clinton en 1994 y archivado en 2005 como resultado del poderoso movimiento de protesta popular que movilizó a las fuerzas progresistas de todo el continente.
Para decirlo en pocas palabras, el código genético de Podemos 'consiste en aplicar a la vida interna de los partidos esa misma noción de complementariedad entre la democracia participativa y representativa que debe guiar el funcionamiento del sistema político en el primer lugar.
Vale la pena señalar que Podemos es una versión particularmente feliz y potencialmente más eficaz de las innovaciones políticas que han surgido en diversas partes del mundo como una expresión de inconformidad ante el agotamiento de la democracia representativa causado por la corrupción y por la forma en la que los gobiernos han sido secuestrados por el capital.
En Italia no fue el surgimiento, en 2009, del Movimiento Cinco Estrellas, dirigido por Beppe Grillo, con su vehemente crítica de los partidos políticos y su apoyo a las prácticas de democracia participativa. Fue un éxito fenomenal en las elecciones, pero su postura radical contra la política es una fuente de desconcierto en cuanto al tipo de renovación política que representa.
2012 vio el establecimiento, en la India, de Aam Aadmi (el partido del hombre común, conocido por sus siglas Inglés AAP). Inspirado por las enseñanzas de Gandhi y se centró en la lucha contra la corrupción y por la democracia participativa, que se basa en el hecho de que el hombre común (y la mujer común, ya que las mujeres que se unió al partido estaban dispuestos a sumar) no es ni oído ni tenido en cuenta por los políticos establecidos. Apenas un año después de su fundación, Aam Aadmi convirtió en el partido con el voto segundo más grande de la Asamblea Legislativa de Delhi. Conduce de nuevo (después de una breve interrupción), el Gobierno de Delhi.
¿Puede estar dinámica entre el movimiento social y partido político que Podemos tan bien ilustra podría extenderse en una ola a otros países? Las condiciones varían mucho de país a país. Además, Podemos hay una receta, sino más bien un sentido de dirección política tendente a homologar la política y de los ciudadanos entre sí y mostrar que esta aproximación seguirá siendo imposible mientras la actividad política se limita a votar cada cuatro años para los políticos que toman sobre su mandatos y utilizarlos para sus propios objetivos personales. Curiosamente, una partido - Coalición de Izquierda - recientemente se ha establecido en Inglaterra, cuyas ideas principales dibujar directamente en los principios subyacentes SYRIZA y Podemos.
Dado el vacío me refiero a, hay una necesidad de dolor por la ola de Podemos en Portugal. La tradición de Portugal con respecto al activismo no se compara con la de España. En Portugal, Podemos está obligado a ser un partido totalmente diferente, sin repercusiones significativas en este punto en el tiempo. Ahora el país está pasando por su Costa momento. A raíz de los malos resultados obtenidos por el Partido Socialista (PS) en las últimas elecciones al Parlamento Europeo, António Costa, alcalde socialista de Lisboa, funcionó con éxito para la dirección del partido y fue elegido secretario general en el último congreso. La carrera tomó la forma de elecciones primarias, abiertas a los miembros del partido y simpatizantes por igual. La participación fue muy alta y demostró lo que digo arriba: desconexión ciudadano sólo se aplica a la política de siempre, cuando hay cambio parece disponible en la cara de una situación socioeconómica intolerable, injusto.
Debido a la Costa momento, la ola de Podemos en la actual Portugal puede servir principalmente para prepararse para el futuro: ya sea a través de la cooperación con el Partido Socialista, en caso de que este último está interesado en seguir una trayectoria de izquierda; o al convertirse en una alternativa, en caso de PS desacredita en sí, que se producirá inevitablemente si se alía con las fuerzas de derecha. En la actualidad, la segunda opción es la más probable.
¿Puede la ola de Podemos llegar a América Latina, por lo que de alguna manera devolver la inspiración que recibió desde el continente y desde estupenda primera década del continente en los albores del siglo XXI? Ciertamente sería de gran importancia que suceda en México y Colombia, los dos grandes países gobernados por fuerzas conservadoras.
Hasta ahora, todos los esfuerzos para articular nuevas políticas movimiento-partido, de izquierdas en estos dos países y para que sean creíbles no han logrado romper el bloqueo de la política oligárquica tradicionales. En cuanto a México, cabe destacar de tan diversos intentos como La Otra Campaña , realizadas por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, o el movimiento político centrado en López Obrador. En el caso de Colombia, hay Polo Democrático y todas las vicisitudes que ha atravesado en los últimos años ( Polo Democrático independiente , Polo Democrático alternativo ).
Uno podría llegar a pensar, en lo que respecta a los países donde las fuerzas progresistas lograron importantes victorias en la primera década del siglo XXI y donde los partidos de gobierno eran ellos mismos una emanación reciente de los movimientos sociales y las luchas populares, que no había nada la ola de Podemos podría poner en marcha, ya que es donde se originó en el primer lugar. Estoy pensando en la brasileña Partido dos Trabalhadores ("Partido de los Trabajadores" - PT), de Bolivia Movimiento al Socialismo ("Movimiento al Socialismo" - MAS), de Ecuador Alianza PAIS ("Alianza País"), y el Partido Socialista Unido de Venezuela ("United Partido Socialista de Venezuela "- PSUV).
Estamos en presencia de muy diversas realidades políticas, que sin embargo parecen compartir dos rasgos: todos ellos trataron de dar una voz política a las clases populares, que en su mayoría sufren bajo la opresión de las clases dominantes, a pesar de que los primeros tienden a ser percibidos no como entidades colectivas, sino como grupos de personas pobres. Y eran políticamente exitoso.
El ejercicio del poder del gobierno podría tener un efecto castración de su marca comercial común (ya sea por medio de la autocracia / caudilhismo , la corrupción, al ceder a los imperativos del desarrollo neoliberal, etc.). Muestran diferentes niveles de desgaste político, aunque se han producido una serie de victorias recientemente, incluso las más resonantes (como fue el caso con el MAS, en las elecciones de 2014). Si la onda Podemos demuestra ser de alguna relevancia en estos países-- como, de hecho, en Argentina y Chile, los otros dos países gobernados por gobiernos de centro-izquierda, sobre la base de los partidos más establecidos - que tienden a venir en dos formas: reformas fundamentales dentro de esas partes (reclamados con mayor urgencia para el PT que es el caso con otras partes); el establecimiento de nuevos movimientos son partes impulsadas por las mismas dinámicas internas de la democracia participativa para la articulación de políticas y la elección de los líderes de uno.
Como podemos ver en el caso de la AAP en la India, el impulso político detrás Podemus no es un fenómeno latinoamericano / del sur de Europa. De hecho, podría surgir bajo otras formas en algún otro continente o contexto. Veinticinco años después de la caída del muro de Berlín, los ciudadanos de todo el mundo que alguna vez creyeron en la promesa de la democracia, anunciadas en el mundo como el fin de la historia, están llegando a la conclusión de que el nivel de la democracia representativa liberal ha llegado a la zona cero, minado desde dentro por las fuerzas anti-democráticas, por las oligarquías tanto antiguos como nuevos, y también lo suficientemente poderosos, económicamente, para secuestrar todo el sistema político y el Estado y para enganchar a sus propios intereses.
Nunca antes se ha hecho tan evidente que vivimos en sociedades que son políticamente democrático pero socialmente fascista. La ola de Podemos es una metáfora de cada intento de encontrar una solución política progresista para el atolladero en el que nos encontramos, una solución, se podría añadir, que no implica ninguna descomposición política abrupta, potencialmente violenta.
Los EE.UU. es en la actualidad uno de los países en el mundo donde la zona cero de la democracia es más evidente. En definitiva, es donde la retórica de la gobernabilidad democrática está más descaradamente contradice con la realidad política plutocrática-cleptocráticas del país. Cuando la Corte Suprema permitió a las empresas para financiar los partidos políticos y las campañas, al igual que cualquier ciudadano común - y por lo tanto en condiciones de total anonimato - la democracia sufrió un golpe final.
A partir de entonces, las agendas de las grandes corporaciones han tenido un control completo sobre la agenda política, de la mercantilización absoluta de la vida para el cierre de los pocos servicios públicos de calidad que todavía existe; desde el cese de la protección del medio ambiente y de los consumidores a la neutralización de la oposición de los trabajadores de los sindicatos; la política exterior a los intereses del capital financiero mundial, a la incesante ejecución de guerras destinadas a alimentar el complejo militar-industrial securitaria. A la luz de todo esto, que no es ninguna sorpresa que muchos estadounidenses en desacuerdo con el status quo han empezado a leer - o releer - Marx y Lenin. En estos autores se encuentran explicaciones convincentes para el estado de cosas la sociedad estadounidense ha liquidadas. Ellos no los examinen en busca de alternativas, en busca de ideas que podrían ayudar a re-encontrar la política democrática del país, debido a que son muy conscientes de la resultados políticos catastróficos de leninista (y trotskista, para el caso) la praxis. Por sorprendente que parezca, también leen de Alexis de Tocqueville La democracia en América , con su defensa de la democracia participativa y comunitaria en los EE.UU. en las primeras décadas del siglo XIX. Aquí es donde se inspiran para la refundación de la democracia en los EE.UU., de la complementariedad inherente de la democracia representativa y participativa. Ellos son los portadores involuntarios de la energía política fundamental realizado por la ola de Podemos.
submitted by anarxy_XXX to podemos [link] [comments]


El Especial MUJERES PELUDAS -- La india Yuridia - YouTube Las chicas webcam más jovenes y hermosas del mundo - YouTube LAS JOYAS DE LA INDIA Y SU SIGNIFICADO - Vivir en la India ... JOYAS DE LAS MUJERES EN LA INDIA MUJERES DE LA INDIA - YouTube Las Mujeres En El Baño -- La india Yuridia - YouTube DANZAS EN LA INDIA - YouTube Las 45 mujeres más hermosas de la India - YouTube Las 10 Mujeres Mas Bellas De La India, भारत के 10 सुंदर ... Baile, sexo, baile: Historias de una calle en la India ...

La causa de los suicidios de las mujeres jóvenes en la ...

  1. El Especial MUJERES PELUDAS -- La india Yuridia - YouTube
  2. Las chicas webcam más jovenes y hermosas del mundo - YouTube
  3. LAS JOYAS DE LA INDIA Y SU SIGNIFICADO - Vivir en la India ...
  4. JOYAS DE LAS MUJERES EN LA INDIA
  5. MUJERES DE LA INDIA - YouTube
  6. Las Mujeres En El Baño -- La india Yuridia - YouTube
  7. DANZAS EN LA INDIA - YouTube
  8. Las 45 mujeres más hermosas de la India - YouTube
  9. Las 10 Mujeres Mas Bellas De La India, भारत के 10 सुंदर ...
  10. Baile, sexo, baile: Historias de una calle en la India ...

¿Porque van en grupo? ¿Porque se tardan tanto? Preguntas que ni el propio Carl Sagan pudo responder, La India Yuridia lo hará de una forma rápida directa y s... en esta pieza artistica simula una boda donde un invitado y la novia sienten fuerte atracciÓn, mÁs es muy tarde ... la ceremonia se celebra con el prometido. Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Las 10 Mujeres Mas Bellas De La India, भारत के 10 सुंदर महिलाओं , chicas India top10 - Duration: 5:36. Topking 278,264 views 5:36 Mi pagina de Facebook 👍👍👍 https://www.facebook.com/Maya-Belleza-de-la-India-217774071629244/?ref=hl Mi pagina Web y Tienda Online 🍀🍀🍀 http://www ... Suscribete a TOPKING @topdetodomundo, Activa la campanita para recibir los Mejores Ranking . Si el Ranking te sirvió como guía ,entretenimiento y conocimient... Para todos los que se andan guardando en casa en estos tiempos tan extraños, que mejor que la risa y los seres queridos además algunos bastante peludos, para... Lista de las 45 mujeres más hermosas de la India de http://www.mejoreslistasyrankings.com/actualidad/lista-las-45-mujeres-mas-hermosas-de-la-india-323768 La ... Una colección de Las 30 chicas webcam más jovenes y hermosas del mundo, todas son adorables En los barrios rojos de las grandes ciudades indias las víctimas de trata destinadas a alimentar el negocio de la prostitución son especialmente vulnerables:...